Consejos para el parto

rosy0525 Escribió en : Jul 21, 2008

12 Leyes para la Unión Familiar

7 aportaciones 8 visitas
Es tanto lo que hablamos y tan poco lo que nos decimos Y es que, lamentablemente, cuando estamos juntos, esposas y maridos, padres e hijos, amigos y hermanos nos dejamos limitar por las obligaciones de la cotidianidad Por eso, al final del día, las pocas cosas que terminamos comentándonos se circunscriben a: “Haz las asignaciones”, “¿Buscaste la ropa del laundry” o “No te olvides de pagar la hipoteca mañana”

Sin darnos cuenta, los días van transcurriendo y a pesar de que hacemos mil y una cosas, en el fondo, terminamos compartiendo muy poco

No es ningún flash noticioso el que Puerto Rico -y el mundo entero- necesita desesperadamente una mayor unidad familiar Y es que es, precisamente, en el seno del hogar donde se forjan los lazos que nos concilian y nos acercan, y nos ayudan a sobrellevar cualquier dificultad que el destino nos depare

Porque no hay que olvidar que sólo unidos podremos vencer; sólo unidos nunca seremos vencidos

A continuación, A tu manera comparte con todos ustedes 12 leyes para promover la unión familiar


Que cada minuto cuente

Los tan aborrecidos tapones de todos los días bien podrían convertirse en una inesperada bendición, brindándonos oportunidades para compartir en familia Lejos de la cocina y la televisión, sin interrupciones de vecinos o amiguitos de los nenes, podríamos aprovechar para preguntarle a Carlitos cómo le va con la nueva maestra o para pedirle a Julianita que nos hable más sobre los nuevos pasos de baile que aprendió Con nuestra pareja, podríamos comentar sobre planes futuros o acerca de esas vacaciones con las que siempre hemos soñado En fin, cualquier cosa con tal de que cada minuto en familia cuente más y mejor


Cuidado con esa lengua

Hablando de los tapones, no hay que olvidar que los chicos son como radares, constantemente captando todo lo que decimos Si, por ejemplo, en medio del atasco vehicular insultamos al conductor de al lado porque va muy despacio o si en la fila del supermercado nos burlamos de la cajera porque se equivocó otra vez, los pequeños crecerán creyendo que las situaciones incómodas hay que enfrentarlas con brusquedad Siempre que podamos, delante de ellos demos las gracias y elogiemos todo lo que podamos Así reforzaremos en ellos una visión del mundo más positiva


No les digas cosas háblales

“Ponte el pijama” “Recoge esos libros” “Avanza, que nos vamos” Cuando se trata de nuestros hijos, con demasiada frecuencia les decimos cosas que más bien parecen mandatos robóticos; órdenes para que hagan o dejen de hacer algo Pero, ¿cuán a menudo les pedimos su opinión ¿Con cuánta frecuencia, después de ir al cine, les preguntamos qué les pareció la película Luego de ver algo interesante en la televisión, ¿nos tomamos el tiempo para preguntarles qué harían ellos en las mismas circunstancias Recuerda, lo importante no es lo que te contesten, sino hacerlos sentir bien porque tomaste su parecer en consideración


Desconéctense

Una vez a la semana, propónganse pasar aunque sea unas horas completamente desconectados Esto quiere decir, sin televisión, sin iPod, sin radio, sin Xbox, Wii o Nintendo y, por supuesto, ¡sin celular! Para hacerlo más interesante, procuren que el que más resista reciba un premio o un favor -aunque sea una sencillez- de parte de los otros La idea, claro está, es que descansen, jueguen o hasta tomen una siesta juntos Lo que sea, con tal de que el mundo exterior quede, precisamente, en el exterior


Expresa tu sentir tu verdadero sentir

Cuando decimos cosas como: “Tú deberías acostarte antes de las diez” o “A ti te tocaría ir a la próxima reunión de padres y maestros” o “No me deberías criticar tanto”, sin querer, estamos dejando espacio para que el otro interprete nuestra solicitud como una mera sugerencia Para evitar malos entendidos, seamos directos y concisos en nuestras peticiones, lo mismo si se trata de los hijos, de una hermana o nuestra pareja Cuando la gente conoce nuestro verdadero sentir, se reducen las posibilidades de que nos ofendan o hieran nuestros sentimientos


No jueguen tanto “solitario”

¿Alguna vez han sacado cuentas de todas las actividades que tú y tu familia hacen por su cuenta Si bien es cierto que debemos proteger nuestra individualidad para poder ser felices por nuestra cuenta, también es verdad que necesitamos más tiempo juntos para ser más felices juntos


Establezcan sus propias tradiciones

Pocas cosas nos unen más que el tener cosas en común Invéntatelas para que tu familia se distinga por costumbres nobles, curiosas o hasta graciosas A lo mejor, se trata de ir a la iglesia todas las semanas, sin fallar O tal vez, que todos los sábados, los papás les sirven a los chicos el desayuno en la cama y los domingos, los muchachos les devuelven el favor O quizás sea que, de vez en cuando, la familia hace una rutina de comedia -¡con todo y libreto, música y luces!- en la sala de la casa


Ayuden a otros

Demostrar compasión es una de las lecciones más hermosas que los padres pueden enseñarles a sus hijos y una de las más determinantes para el futuro de éstos Cuando todos se juntan por una misión en común -darles de comer a los desamparados o socorrer a las mascotas maltratadas y abandonadas- se crea un sentido de unidad y de propósito en la vida


Grábenselo en la memoria

Hoy día, que hay tanta cámara desechable; ahora que gracias a las digitales, podemos compartir nuestros instantes memorables hasta con quienes están lejos, no hay excusas para no acumular recuerdos de familia No esperes a que el nene cumpla años, a que lleguen las Navidades o a que los muchachos se gradúen Cuando cada momento es importante, todos se sienten igualmente importantes y queridos


Saquen tiempo para la intimidad

La pareja es tan importante como la familia Cuando los esposos no se dedican el tiempo necesario, la rutina, inevitablemente, lo nubla todo con la nube de la indiferencia En cambio, cuando el matrimonio se deleita el uno en la compañía del otro, las tensiones bajan y el ánimo sube Y cuando la familia entera se vuelve a reunir, todos están con una mejor disposición


Ríanse mucho

El buen humor hace llevaderas tantas cosas, que es difícil imaginar a una familia que no pueda superar innumerables obstáculos si tiene una visión positiva de la vida Y, francamente, la satisfacción que se siente cuando nos tomamos la molestia de hacer reír a los demás, no hace sino estrechar los lazos afectivos


Aprendan a perdonarse

No puede haber amor sin verdadero perdón Y es que el perdón nace de un profundo sentimiento de generosidad y agradecimiento Cuando nos perdonamos, hacemos acopio de todo el cariño que hay en nuestros corazones y lo volcamos sobre quien nos ofendió Y cuando este gesto es sincero, quien nos hirió no puede sino reciprocar nuestra generosidad
Crea o Entra a tu cuenta para contestar.

7 aportaciones

joanmartinez Aportó en : Jun 25, 2013
Rosy, me parece tremendo este post. La comunicación es la base de la unión familiar. En ocasiones, la rutina y el ritmo acelerado de vida nos llevan a perder la practica de estas cosas básicas pero sumamente necesarias. Debemos que recordar que el no practicarlas el día de hoy nos conllevara mas tiempo en repararlas (en ocasiones no se puede) el día de mañana.

Liliana Sanchez Aportó en : Jul 01, 2013
hola a todas, completamente de acuerdo con uds, la base de toda relación es la comunicación, les ha pasado que cuando estamos reunidos y cada quien "revisa" su teléfono móvil el momento se convierte en una simple reunión, combate ese habito si eres de esos, no hay como hablar gratamente en persona con tus seres queridos todo el tiempo que puedas.

Jose Perez Aportó en : Jul 01, 2013
hola, muy humano y maternal este post, mas que 12 leyes diría que son 12 recordatorios para una vida plena, amena, familiar y sobretodo muy espiritual, muchas gracias de corazón por este aporte rosy, post como estos son los que mas motivan a seguir participando activamente en este blog. Gracias

Carlos Gomez Aportó en : Jul 03, 2013
buenas, hermoso y reflexivo articulo que nos ilustra perfectamente el valor de la familia y el hogar, ser padres no solo es educar y formar, es retroalimentarse tambiénya que se aprende educando a nuestros hijos tanto como ellos aprenden de nosotros, excelente post, saludos

LauraSofia Aportó en : Jul 16, 2013
Gracias por ese escrito tan bonito...

luissantiago Aportó en : Jul 23, 2013
Buen consejo, es cierto que se habla mucho y se comunica poco, hay que estar mas atentos a todo eso y convivir mas, pero convivir de verdad, no solo estar juntos en el mismo luhar si no aprovecharlo al máximo.

rosaperez Aportó en : Ago 19, 2013
Me senti identificada con el concejo de desconectarse... es tan necesario!

Antes sacaba un tiempito para las clases de Yoga, pero ya el tiempo no me da.