Consejos Familiares

luzmichelle Escribió en : Jun 29, 2013

Alimentos nuevos en la dieta del bebé

4 aportaciones 5 visitas
A los 3 meses

Pueden empezar a incluirse cereales en la dieta Las papillas de trigo y de maíz para niños desde 4 meses, de preparación instantánea, sin azúcar y sin gluten suponen un buen comienzo Mezcladas con leche, a razón de dos cucharaditas en el último biberón del día, tranquilizarán al niño que se despierta por la noche

A los 4 meses

Seguramente, una vez familiarizado con los cereales, al bebé le gustará la verdura
Pueden añadirse, de forma muy progresiva, en el biberón de mitad del día, por ejemplo, una cucharadita de verduras hervidas y trituradas, o una cucharadita de puré de potito Los productos especiales para niños (en caja o en tarrito) están sometidos a controles de las condiciones de cultivo y de la calidad de las materias primas; asimismo, se llevan a cabo otros controles en el transcurso de la producción Todo esto garantiza la esterilidad del producto También puede prepararse el biberón de mitad del día sustituyendo una parte del agua por un caldo de verduras (el agua de la cocción de las verduras, sin sal; conservación: veinticuatro horas en la nevera) Si el bebé acepta comer con cuchara, se le podrá ofrecer una cucharadita de verduras cocidas, en forma de puré Puede tratarse, por ejemplo, de una verdura a la que se le añade un poco de patata para proporcionar mayor untuosidad al puré Las distintas opciones
incluyen: judías verdes, calabacín, tomate (sin piel ni pepitas), espinacas, acelgas, remolacha, zanahoria, calabaza, lechugas cocidas variadas, endivias, alcachofa y setas
También puede utilizarse fruta cocida o cruda, muy madura y sin piel Sin embargo, al principio, no hay que incluir ningún tipo de baya (fresas, frambuesas, moras) que contenga granos demasiado duros Se tritura una o más frutas en el último momento (en caso contrario, se favorece la pérdida de vitamina C de la fruta pelada o del zumo) con un poco de plátano o de manzana, para ligar el resto de frutas y conferir un sabor y un color determinados No debe añadirse azúcar: así, el bebé se familiarizará con los sabores auténticos En el momento de introducir la fruta, en vez de compotas, preparadas en casa o de potito, también se puede recurrir a zumos de frutas En lugar del zumo de fruta, que se ofrecerá al acabar la comida, la otra única bebida que debe tomar el niño es agua Si el bebé no quiere tomarla cuando parece que debería hacerlo, no significa que no le guste: sencillamente, no tiene sed Deberá insistir más tarde No conviene efectuar cambios demasiados bruscos, que provocan problemas digestivos (quizá debidos a una adaptación insuficiente de la flora intestinal), rechazos o dificultades para aceptar los gustos nuevos o las presentaciones distintas (mezclas no homogéneas, más o menos grumosas, ofrecidas con la cuchara)

A los 5 meses

Después de un mes de experiencias con los placeres derivados de los cereales, la fruta y la verdura, ha llegado el momento de empezar a introducir alimentos de origen animal: huevos, carne y pescado Todas las carnes son buenas, siempre que se cocinen con poca cantidad de grasa (carne roja o blanca, asada o hervida, jamón, hígado, volatería) En cuanto al pescado, es preferible que no tenga un sabor demasiado fuerte
En el caso de los huevos, dado que la clara cruda es una sustancia que puede provocar alergias, se recomienda cocerlos hasta que estén duros

Evitar la sal y el azúcar

Para facilitar la introducción de los alimentos de origen vegetal y animal en la dieta del bebé, no conviene endulzar el agua ni el zumo de frutas de los primeros meses, ni tampoco los yogures o el queso fresco, ni las mermeladas o las frutas crudas, trituradas o ralladas; así el bebé descubrirá el sabor original de cada alimento Tampoco se debe añadir sal: la inmadurez de sus funciones renales precisa unos alimentos que le suelen parecer sosos al adulto
Crea o Entra a tu cuenta para contestar.

4 aportaciones

Kimberlym Salgado Aportó en : Jul 02, 2013
gracias amiga, muy buenos datos pero si me permites quisiera aportar lo siguiente:

Los expertos coinciden hoy en que la leche materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida cubre todos los requerimientos nutricionales de las/los bebés y por lo tanto no es necesario dar otros alimentos ni bebidas durante este período, ni siquiera agua pues la leche materna contiene toda el agua que los/las bebés necesitan. Después de los seis meses, la leche materna por si sola no es capaz de satisfacer los requerimientos de energía y nutrientes de los/las bebés y entonces es necesario introducir la alimentación complementaria.

La OMS y UNICEF recomiendan que la alimentación complementaria sea Oportuna, Nutricionalmente Adecuada y Segura.

OPORTUNA - ¿Cuándo comenzar?
A los seis meses los/las bebés dan señales de haber alcanzado un grado de desarrollo que les permite comenzar a recibir alimentos blandos o semisólidos. Ya pueden sentarse, controlan su cabeza y pueden acercar el alimento a su boca. En este momento el sistema digestivo e inmunológico del bebé ya ha madurado y esta listo para recibir otros alimentos diferentes a la leche materna.

NUTRICIONALMENTE ADECUADA - ¿Qué alimentos ofrecer?
Los requerimientos nutricionales de un/una bebé entre los 6 y 24 meses han aumentado bastante pues se trata de un periodo de crecimiento rápido, sin embargo el tamaño de sus estómagos es todavía pequeño. Por esta razón, durante este período los/las bebés necesitan pequeñas cantidades de alimentos muy nutritivos.

• Durante el 6º y 7º mes las preparaciones deben ser suaves y fáciles de masticar y tragar como purés de frutas y cremas de verduras.
• A medida que la edad del bebé avanza, los alimentos pueden comenzar a ofrecerse picados en trocitos.
• La alimentación complementaria debe darse en cantidades apropiadas, teniendo en cuenta que la capacidad gástrica de un bebé de 6 meses es de aproximadamente 200cc (6,6 onzas ).

¿Cuáles son los Alimentos que deben introducirse a partir de los 6 meses?

6 a 7 meses: Continuar con leche materna e introducir: lechosa, melón, cambur, mango y patilla (las frutas con color tienen más nutrientes que las pálidas).
7 a 8 meses: Continuar con leche materna e introducir: purés de papa, apio, ocumo, zanahoria, auyama. (los vegetales con color tienen más nutrientes que los pálidos).
9 a 10 meses: Verduras picaditas en trocitos, corazón de arepa, arroz cocido, plátano carne de res o pollo en sopas, queso y mantequilla.
9 a 12 meses: Continuar con leche materna y agregar a los alimentos que el niño ya consume Granos y huevo (sólo la yema).
12 a 24 meses: A partir de los 12 meses el niño/a ya puede estar integrado a los alimentos que consume el resto de la familia siempre que estos no sean alimentos condimentados, enlatados o picantes.

ALIMENTACIÓN SEGURA - Importancia de la higiene.
Los/las bebés pequeños son muy propensos a las infecciones gastrointestinales por lo cual es muy importante aplicar prácticas de higiene alimentaria al preparar los alimentos que van a ofrecerse. Esta es una de las muchas razones que justifican la prolongación de la lactancia materna hasta los dos años o más y cuando esto se logra los/las bebés sufren menos de diarreas e infecciones gastrointestinales.

ALIMENTOS NO RECOMENDADOS
Frutas cítricas, carnes crudas, bebidas gaseosas, chucherías (tipo pepitos, papitas, caramelos, frunas, chiklets, etc.)

Con la introducción de la alimentación complementaria se inicia una nueva etapa social, emocional y de desarrollo del comportamiento del niño/a que involucra a otras personas, además de la madre lo cual favorece el proceso de socialización.

Esta etapa constituye una maravillosa oportunidad para desarrollar la comunicación, la coordinación visual, manual y las habilidades motoras del niño/a.

La alimentación complementaria debe hacerse poco a poco comenzando por probaditas dándole tiempo a que el/la bebé se acostumbre al uso de la cucharita y a la consistencia de los nuevos alimentos. La introducción de la alimentación complementaria es un proceso que toma tiempo y que requiere paciencia pues a través de ella estamos sentando la base de respuestas futuras a la preferencia de nuevos alimentos.

Cuando la alimentación complementaria se ofrece con amor y paciencia el estrecho vínculo que se logra entre mamá y bebé con la lactancia materna se fortalece y consolida para toda la vida

Carlos Gomez Aportó en : Jul 05, 2013
Muy completa tu información kimberlym, gracias por este valioso aporte, sin embargo existe una opinión generalizada que las madres o abuelas debido a su experiencia son las que finalmente deciden que debe o no comer el bebe, ¿creen eso es correcto?

luisa1985 Aportó en : Jul 18, 2013
Que buena información, mi niña ya tiene 1 años y tres meses, y he querido variarle mas a us comida, pero, pues creo que le falta un poquito más para eso. Ella come frijoles, pollito, verduras, huevo, sopas, fideo, pero creo que aún le flata para comcer todo lo que nosotros comemos. No sé, carne de puerco, pastas, creo que es mucha grasa para ella.

rosaperez Aportó en : Jul 23, 2013
Excelente el tema, es muy bueno saber que alimentos pueden comer los nenes en diferentes etapas de su primer año, luego si no sabemos, les podemos dar algo que les perjudique.