Consejos sobre Lactancia

mcruz Escribió en : Jun 29, 2013

Dieta y Lactancia

2 aportaciones 18 visitas
Necesidades adicionales

Los requisitos son casi idénticos a los del final del embarazo Se recomienda una cantidad adicional de 20 g de proteína por día Se debe proporcionar también suficientes ácidos grasos insaturados indispensables para el desarrollo neurológico del niño y aportar de 1 a 1,2 g de calcio por día

Una dieta adecuada

Durante la lactancia se recomienda comer:

Proteínas de buena calidad;
Grasas variadas;
Un lácteo a cada comida;
Líquido abundante: de 1,5 a 2 litros por día como mínimo;
Evitar el alcohol y no abusar del café o el té porque se lo pasas al niño en la leche;
No beber cerveza porque contrariamente a la creencia popular no estimula la secreción de leche
Crea o Entra a tu cuenta para contestar.

2 aportaciones

Zenaida Mercado Aportó en : Jul 01, 2013
hola amiga, hoy les traigo mas informaron acerca de la dieta que debemos tener cuando lactamos, espero que sea de sus agrado.

La alimentación de la madre durante la lactancia materna

Durante el período de la lactancia materna, en el que la madre comienza a dar el pecho a su hijo, muchas mujeres se preguntan cómo debe ser la alimentación de la madre durante la lactancia.

De forma general nuestra alimentación no debe variar. Guíate por tu hambre y por tu sed, y recuerda que una dieta equilibrada y sana debe ser variada, conteniendo a diario hidratos de carbono, así como verduras, legumbres, frutas, pescado o carne, grasas y abundantes líquidos. De esta manera, enseguida volverás a tu peso habitual.

Os damos una serie de consejos relacionados con la alimentación materna, así como un menú tipo de ejemplo…

Dieta equilibrada

La lactancia materna requiere un esfuerzo metabólico para la producción de la leche. Sin embargo, al contrario de lo que se pueda pensar no es una cuestión de comer en exceso, sino de adaptar la dieta a las nuevas necesidades. De esta forma se evita que la madre engorde, algo que suele ser habitual por los malos hábitos. Sea como sea, no es conveniente que la madre lactante comience en esta etapa un régimen o dieta hipocalórica con menos de 1.500 calorías diarias ya que ésta podría llevar a la madre a una malnutrición.

La ingesta diaria recomendada para las madres lactantes es de 2.700 kcal, frente a las 2.200 para mujeres no lactantes; sin embargo, varios estudios han encontrado que la ingesta espontánea de madres lactantes sanas y bien nutridas está entre 1.800 y 2.300 kcal/día. La producción de leche se sustenta sin apenas aumento del consumo energético, gracias a un metabolismo más eficiente en la madre que lacta.

Hay que recordar además que en la lactancia materna se emplean para producir la leche las reservas de grasa acumuladas durante el embarazo, por lo que si seguimos una alimentación adecuada y equilibrada nuestro cuerpo debería volver sin problemas a su peso habitual.

Alimentación durante el período de lactancia materna


Lo importante de la alimentación durante el período de lactancia materna es que ésta sea lo más variada posible para que resulte equilibrada.

Proteínas: Hay que dar preferencia a las carnes magras como las aves, así como a pescados blancos y azules, huevo, etc.
Hidratos de carbono: También es necesario el consumo de hidratos de carbono complejos como el pan, arroces o pasta, así como las patatas y legumbres.
Grasas: Nuestro consumo de grasas como los aceites y mantequilla no debe variar, ya que éstos son ricos en ácidos grasos esenciales y vitamina E
Verduras y Fruta fresca: En esta etapa es necesario aumentar la cantidad de vitaminas y ácido fólico, por ello es importante consumir grandes cantidades de verduras y fruta fresca. Al menos una de las piezas diarias que debemos consumir debería ser rica en vitamina C, como los cítricos, melón, fresas o frutas tropicales.
Las verduras cocidas también nos aportan dichas vitaminas y la cantidad de fibra necesaria.
Lácteos: Durante la lactancia se produce una pérdida fisiológica del 3 al 7% del calcio óseo, que se recupera espontáneamente a partir de los 6 meses. La ingesta recomendada de calcio para las mujeres de 19 a 59 años es la misma, 1.000 mg/día, tanto si dan el pecho como si no.
El calcio puede ser tomado a través de lácteos o en caso de intolerancia o rechazo, de otros alimentos que lo contengan.
Vitamina B12:Todos los vegetarianos estrictos (veganos), incluyendo macrobióticos, y aquellos ovolactovegetarianos que no consuman suficientes huevos y leche, deberían tomar durante toda su vida 3 a 5 μg de vitamina B12 al día. Estos suplementos son particularmente importantes para la embarazada y la madre lactante. Es difícil determinar la cantidad mínima de leche y huevos necesaria, y conviene que incluso las embarazadas ovolactovegetarianas tomen B12. Se han descrito problemas graves e incluso la muerte en hijos de madres veganas que no tomaban B12. Si la situación se detecta durante el embarazo, es muy importante recordar la dosis de ataque inicial.Si la situación se detecta después del parto, habría que darle también una dosis de ataque al lactante. Pero si la madre ha estado tomando durante el embarazo y la lactancia los suplementos adecuados, su hijo, como cualquier otro recién nacido sano, no necesita suplementos de B12.
Yodo y hierro:Se recomienda la suplementación con yodo durante el embarazo y la lactancia. La ingesta recomendada de hierro se reduce a la mitad durante la lactancia, principalmente porque disminuye la pérdida menstrual de hierro. No se recomiendan suplementos de hierro a las madres, a no ser que tengan una anemia ferropénica.
Bebidas: La leche materna contiene un 85-90% de agua por lo que es necesario aportar gran cantidad de líquidos a la madre para reponerla, bien sea en forma de agua principamente o en zumos e infusiones. No se debe tomar alcohol ya que éste se concentra en la leche pasando al bebé. También deben ser limitadas las bebidas excitantes como el café, té, refrescos con cafeína, etc, evitando el tabaco y determinados fármacos, que siempre consultaremos con el médico previamente.
Sabores de la leche: Sobre ésto hay controversia, pero en general parece que algunos alimentos le pueden dar un sabor fuerte a la leche: ajo, cebolla, rábanos, espárragos, coles, embutidos fuertes o determinadas especias. De cualquier forma ésto contribuirá a que el niño se vaya acostumbrando a diferentes sabores durante la introducción de alimentos.
En caso de madres adolescentes, vegetarianas o con determinadas enfermedades es necesario pedir consejo profesional.

Menú tipo durante el período de lactancia materna

Este es un ejemplo de un menú diario recomendable para una madre que le esté dando el pecho a su hijo.

Desayuno:

Zumo de naranja
1 vaso de leche semidesnatada
3 tostadas con mantequilla y mermelada
Media mañana:

Un yogur y una pieza de fruta
Comida:

Ensalada
Filete de pollo con verduras
Pan y fruta de temporada
Merienda:

Un vaso de leche semidesnatada y 5 galletas tipo María
Cena:

Crema de verduras
Revuelto de huevos con setas y gambas
Pan y cuajada con miel y nueces


Fuente: La alimentación de la madre durante la lactancia materna

Kimberlym Salgado Aportó en : Jul 02, 2013
Muchas gracias Zenaida, por tus excelentes post comentarios, no solo ayudas a entender mejor el tema sino que motivas a indagar mas acerca del mismo, por personas como tu nos nutrimos mas de contenido y experiencias que a la vez sirven de referencia para otras personas como yo. Sigue así, Saludos