Consejos para el Embarazo

Nmunoz Escribió en : Jul 26, 2006

PRUEBAS PRENATALES

11 aportaciones 14 visitas
El Ultrasonido

Son muchos los futuros padres que ansí­an ver las primeras imágenes de su bebé mediante ultrasonido El ultrasonido es una técnica que utiliza ondas sonoras para ver imágenes del bebé en una pantalla El médico frota un dispositivo manual (llamado transductor) sobre el abdomen de la mujer embarazada o introduce un dispositivo en su vagina La mujer siente presión a medida que éste mueve el transductor pero por lo general el procedimiento no es doloroso

El ultrasonido se puede realizar en varias etapas durante el embarazo:

Primer trimestre

Entre las 8 y 12 semanas para calcular las semanas de embarazo
Entre las 10 y 13 semanas para revisar si el bebé tiene o no un defecto del tubo neural (un defecto que afecta el cerebro y la médula espinal)
Segundo trimestre

Entre las 16 y 20 semanas como guí­a cuando se realiza una amniocentesis
Entre las 18 y 20 semanas para chequear el desarrollo y tamaño del bebé, y mirar por defectos congénitos mayores
Tercer trimestre

Para revisar los niveles de lí­quido amniótico (si hay mucho o muy poco)
Para revisar el bienestar y los movimientos del bebé




Ultrasonido– Hoja Informativa





Un examen de ultrasonidos de rutina, que suele durar 20 minutos, permite determinar la edad del feto, identificar los embarazos múltiples (mellizos, trillizos o más bebés), controlar el crecimiento y el tamaño del feto y detectar los principales defectos de nacimiento Si su médico sospecha que existe la posibilidad de que su bebé nazca con algún defecto congénito, le pedirá que se realice un examen con ultrasonido más detallado (un examen de nivel II o un ultrasonido tridimensional)

El ultrasonido también se utiliza para facilitar el diagnóstico de ciertas complicaciones del embarazo, como las causas de una hemorragia vaginal, y para controlar el desarrollo normal del feto en la última etapa del embarazo

Cuando existe un motivo médico para realizar la prueba, el ultrasonido puede proporcionar información valiosa que permitirá elegir un tratamiento adecuado para mejorar las probabilidades de la mujer de tener un bebé sano

El ultrasonido es seguro tanto para usted como para su bebé siempre y cuando se use adecuadamente y sea necesario obtener información médica sobre el embarazo Se debe evitar el uso casual del ultrasonido durante el embarazo

Muchos médicos recomiendan a las mujeres de bajo riesgo que se realicen un ultrasonido también, simplemente para controlar el crecimiento del feto y su estado de salud Pero no se sienta decepcionada si su médico no lo hace Los estudios sugieren que las mujeres de bajo riesgo que se someten a exámenes de ultrasonidos no tienen más probabilidades de tener bebés sanos que las mujeres de bajo riesgo que no se someten a la prueba

El ultrasonido no detecta todos los defectos de nacimiento, por lo que no puede garantizar que un bebé sea sano Además, en ocasiones puede producirse un "resultado falso positivo", es decir, se informa incorrectamente a la mujer de que su bebé podrí­a tener un defecto de nacimiento Si bien, a través de los exámenes de seguimiento suele comprobarse que el bebé está sano, las falsas alarmas generan temor

Existe un equipo nuevo de ultrasonido que ofrece una imagen tri-dimensional del feto (ultrasonido 3-D) Esta tecnologí­a está disponible en algunos centros médicos y en algunas oficinas de médicos El ultrasonido 3-D es tan detallado como una fotografí­a Se puede utilizar cuando se sospecha la posibilidad de defectos congénitos en el feto Algunas facilidades ofrecen ecografí­as 3-D sin ninguna razón médica Una versión móvil de esta tecnologí­a se le llama ultrasonido 4-D El Colegio de Obstetras y Ginecólogos, la Administración de Drogas y Alimentos de EEUU (FDA), y otros expertos no recomiendan el uso de examinaciones por ultrasonido sin razones médicas Los individuos que las administran pueden no estar adiestrados adecuadamente y pueden ofrecer a una mujer información errónea o perjudicial
Crea o Entra a tu cuenta para contestar.

11 aportaciones

Nmunoz Aportó en : Jul 26, 2006
La Amniocentesis

Quiénes: Mujeres con un riesgo mayor de tener un bebé con ciertos defectos de nacimiento u otras condiciones cromosómicas.

Para qué: Para detectar ciertas anomalí­as cromosómicas, defectos genéticos de nacimiento y otras condiciones.

Cuándo: Entre las semanas número 15 y 20 del embarazo.

Amniocentesis – Hoja Informativa

Cómo: Guiándose por ultrasonido, el médico introduce una aguja delgada en el abdomen de la madre. Se extrae una pequeña cantidad de lí­quido amniótico (el lí­quido que rodea al bebé) para someterlo a una prueba.

Riesgos: Un pequeño riesgo de aborto espontáneo (1 en 200 mujeres o menos). Algunas mujeres experimentan dolores, sangrado ligero o pérdida de lí­quido amniótico después del procedimiento. Complicaciones más serias no son comunes.

Nmunoz Aportó en : Jul 26, 2006
Análisis de la sangre materna

Quiénes: Se ofrece a todas las mujeres embarazadas.

Para qué: Para identificar embarazos que suponen para el bebé un riesgo superior al normal de tener ciertos defectos de nacimiento, incluidos defectos del tubo neural como la espina bí­fida, y anomalí­as cromosómicas, como el sí­ndrome de Down.

Cuándo: Aproximadamente entre las semanas número 15 y 18 del embarazo.

Análisis de la Sangre Materna

Cómo: Se extrae sangre del brazo de la mujer. El laboratorio mide los niveles de cuatro sustancias presentes en la sangre de la madre.

Riesgos: Ninguno, salvo un pequeño moratón o dolor en el lugar del pinchazo. La mayorí­a de los resultados anormales son falsas alarmas. Por lo general, a las mujeres que obtienen un resultado anormal en la prueba se les ofrecen otras pruebas con ultrasonido y/o una amniocentesis.

Durante el embarazo, las pruebas prenatales permiten diagnosticar o, con mayor probabilidad, descartar la existencia de sí­ndrome de Down y otros errores cromosómicos, cientos de trastornos genéticos y otras condiciones que pueden no ser genéticas, como defectos cardí­acos. Su médico puede aconsejarle que se realice una o más pruebas, como análisis de sangre, ultrasonido, amniocentesis y muestra del villus coriónico. Afortunadamente, cerca del 95 por ciento de las mujeres que se someten a estas pruebas recibe la buena noticia de que su bebé no está afectado.

Nmunoz Aportó en : Jul 26, 2006
Muestra del Villus Coriónico (CVS)

Quiénes: Mujeres de más de 35 años debido al mayor riesgo de sí­ndrome de Down y otras condiciones cromosómicas. Mujeres que han tenido un hijo con algún defecto de nacimiento genético (incluidos defectos cromosómicos) o antecedentes de trastornos genéticos en la familia.

Para qué: Para detectar ciertas anomalí­as cromosómicas y defectos de nacimiento genéticos.

Cuándo: Entre las semanas número 10 y 12 del embarazo.

CVS – Hoja Informativa

Cómo: Guiándose por ultrasonido, el médico introduce un tubo delgado por la vagina y el cuello del útero para tomar una pequeña muestra de tejido de la parte exterior del saco donde se está desarrollando el bebé.

Riesgos: Un pequeño riesgo de aborto espontáneo (1 en 100 mujeres o menos). Algunas mujeres experimentan dolores o un ligero sangrado después del procedimiento. Los estudios sugieren que el procedimiento puede suponer un riesgo muy pequeño (aproximadamente 1 en 3.000 mujeres) de defectos de nacimiento relacionados con la falta de dedos o dedos más cortos en las manos o en los pies.

Durante el embarazo, las pruebas prenatales permiten diagnosticar o, con mayor probabilidad, descartar la existencia de sí­ndrome de Down y otros errores cromosómicos, cientos de trastornos genéticos y otras condiciones que pueden no ser genéticas, como defectos cardí­acos. Su médico puede aconsejarle que se realice una o más pruebas, como análisis de sangre, ultrasonido, amniocentesis y muestra del villus coriónico. Afortunadamente, cerca del 95 por ciento de las mujeres que se someten a estas pruebas recibe la buena noticia de que su bebé no está afectado.

Nmunoz Aportó en : Jul 26, 2006
Prueba de Glucosa

Quiénes: Todas las mujeres embarazadas.

Para qué: Para controlar la existencia de diabetes de gestación (diabetes durante el embarazo).

Cuándo: Entre las semanas número 24 y 28 del embarazo.


La Diabetes Durante el Embarazo

Cómo: El médico tomará una muestra sanguí­nea una hora después de que la mujer haya ingerido una bebida de 50 gramos de glucosa (una forma de azúcar). Si los resultados de la prueba explorativa indican niveles elevados de azúcar en la sangre, la mujer deberá realizarse una prueba diagnóstica para comprobar si tiene diabetes de gestación. La prueba diagnóstica es de 3 horas de duración.

Riesgos: Ninguno, salvo un pequeño moratón o dolor en el lugar del pinchazo.

Con una buena atención médica, las mujeres con diabetes preexistente o de gestación pueden tener un bebé sano, siempre y cuando controlen los niveles de azúcar en la sangre. La prueba de glucosa le permite saber si corre riesgo.

Nmunoz Aportó en : Jul 26, 2006
Prueba de Portadora de Fibrosis Quí­stica

La fibrosis quí­stica es una enfermedad genética (hereditaria). En los Estados Unidos, aproximadamente 30.000 niños y adultos padecen este trastorno. La fibrosis quí­stica afecta en forma severa a la respiración y la digestión. Está causada por un gen anormal que hace que el organismo genere una mucosidad espesa en los pulmones. Esta mucosidad ocasiona infecciones que a menudo ponen en peligro la vida de la persona. En el páncreas, secreciones espesas de caracterí­sticas similares pueden causar problemas graves para absorber los alimentos. Las personas con fibrosis quí­stica tienen una expectativa de vida promedio de aproximadamente 30 años. Los investigadores continúan buscando tratamientos más eficaces para la fibrosis quí­stica además de una cura.


Fibrosis Quí­stica

La prueba de portador de fibrosis quí­stica es un análisis de sangre o saliva. Permite determinar si los futuros padres son portadores (tienen) del gen anormal que causa la fibrosis quí­stica. La prueba puede ayudar a determinar si corren un riesgo mayor de tener un hijo con fibrosis quí­stica.

La única manera de desarrollar fibrosis quí­stica es tener dos genes que causan la enfermedad: uno de la madre y uno del padre. Esto significa que ambos padres son portadores de la fibrosis quí­stica. Las personas que son portadoras sólo tienen un gen de la fibrosis quí­stica y ningún sí­ntoma de la enfermedad. Es posible heredar el gen de la fibrosis quí­stica de los padres sin saberlo.

Si sólo uno de los padres es portador de la fibrosis quí­stica, casi no existe probabilidad de que el bebé tenga la enfermedad y una probabilidad del 50 por ciento de que sea portador asintomático (sin sí­ntomas).

Cuando ambos padres son portadores del gen de la fibrosis quí­stica, existe una probabilidad del 25% (1 en 4) de que el niño tenga la enfermedad. Existe una probabilidad del 50 por ciento de que el niño sea portador al igual que los padres. Además, hay una probabilidad del 25% de que el bebé no tenga el gen en absoluto, es decir, que no sea portador ni tenga la enfermedad.

¿Tienen Usted o el padre de su bebé probabilidades de ser portador de fibrosis quí­stica?
Aproximadamente 1 de cada 30 personas en los Estados Unidos es portadora asintomática del gen de la fibrosis quí­stica. Si hay antecedentes de fibrosis quí­stica en su familia, tiene más probabilidades de ser portadora del gen que una persona que no tiene antecedentes familiares de la enfermedad.

El riesgo es mayor si es usted de extracción norte europea. En este caso, tiene una probabilidad de 1 en 29 de ser portadora del gen, comparado con una probabilidad de 1 en 46 en el caso de personas de extracción latina, 1 en 65 para los afroamericanos y 1 en 90 para los americanos asiáticos.

Recuerde que la única manera en la que puede transmitir la fibrosis quí­stica a su bebé, es si tanto usted como el padre del niño son portadores del gen de la fibrosis quí­stica. Afortunadamente esto no es muy común
Si los resultados de las pruebas indican que ambos padres son portadores de fibrosis quí­stica, su médico puede realizar pruebas al bebé en el útero. Si el bebé tiene fibrosis quí­stica, los padres pueden tomarse algo de tiempo antes del parto para saber más sobre la enfermedad y encontrar especialistas adecuados.

El Colegio de Obstetras y Ginecólogos de los Estados Unidos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG), ha recomendado recientemente a los médicos que ofrezcan la prueba de portador de fibrosis quí­stica a todas las parejas. Antes, sólo se ofrecí­a a las parejas con riesgo elevado por sus antecedentes familiares o su extracción étnica. La decisión de realizarse la prueba es una opción personal. Convérselo con su pareja y con su médico y obtenga toda la información que necesite para decidir lo que más le conviene a usted y a su bebé.

Nmunoz Aportó en : Jul 26, 2006
Prueba Prenatal en el Primer Trimestre

Quién: Mujeres embarazadas que desean realizarse una prueba de detección de riesgo temprano en el embarazo.

Por qué: Para identificar los embarazos que corren un riesgo mayor de algunos defectos de nacimiento, incluyendo el sí­ndrome de Down y los defectos cardí­acos.

Cuándo: Entre las semanas 10 a 14 de embarazo.

Cómo: El proveedor de atención médica extrae una muestra de sangre de su brazo. También le realizará un ultrasonido especial para medir el pliegue nucal que se encuentra en la parte trasera del cuello del bebé. La medición del pliegue nucal, junto con los resultados de los análisis de sangre, permiten determinar el riesgo.

Riesgos: Ninguno, a excepción de un poco de dolor en el área de la inyección. Esta prueba no detectará cualquier tipo de problema y, es posible obtener un resultado negativo falso. Si el resultado de la prueba no es normal, usted debe considerar una prueba de diagnóstico como la amniocentesis o CVS.

Nmunoz Aportó en : Jul 26, 2006
Pruebas Prenatales de Rutina

Durante el embarazo, se le realizarán pruebas médicas de rutina como parte de sus cuidados prenatales. Estas pruebas permiten a su médico controlar su estado de salud y el de su bebé.


Análisis de la Sangre Materna

Su primera visita prenatal
Durante su primera visita prenatal, su médico le pedirá que se realice un análisis de sangre y de orina para identificar lo siguiente:
Condiciones que podrí­an ser nocivas para la salud de su bebé (por ejemplo, hepatitis B, sí­filis y otras infecciones de transmisión sexual). Su médico le preguntará si desea realizarse una prueba de VIH, el virus que causa el SIDA

Anticuerpos que muestran si es inmune o no a la rubéola (sarampión alemán) y a la varicela, enfermedades que pueden causar defectos de nacimiento si la madre las contrae por primera vez durante el embarazo

Anemia (bajo recuento de glóbulos rojos), lo que podrí­a hacer que se sienta particularmente cansada y, en algunos casos, aumentar su riesgo de parto prematuro

Su grupo sanguí­neo, incluido el factor Rh de sus glóbulos rojos. A Las mujeres que no tienen el factor Rh se les denomina Rh negativas y, por lo general, necesitan someterse a un tratamiento para proteger a sus bebés de un problema potencialmente peligroso en la sangre

Bacterias en la orina. Hasta el 10 por ciento de las mujeres embarazadas tiene bacterias en la orina, lo cual indica una infección en las ví­as urinarias. La mayorí­a no presenta sí­ntomas pero incluso una infección asintomática puede propagarse y llegar a los riñones, donde puede representar un grave riesgo para la madre y el bebé. Las infecciones de las ví­as urinarias se tratan con antibióticos que son seguros tanto para la madre como para el bebé

Azúcar en la orina. í‰ste puede ser un signo de diabetes. Es posible que su médico le pida que se realice pruebas adicionales si se le detecta azúcar en la orina

Proteí­na en la orina. Esto puede indicar una infección de las ví­as urinarias o, en una etapa posterior del embarazo, una condición relacionada con el embarazo que incluye alta presión arterial. Es posible que su médico le pida que se realice pruebas adicionales si detecta proteí­na en la orina
Todas estas pruebas son rutinarias pero son importantes para proteger su salud y la salud de su bebé. Es probable que su médico le indique un análisis de orina en cada visita prenatal y un análisis de sangre para la anemia al menos una vez más durante su embarazo

También es posible que su médico le pida que se realice una prueba de fibrosis quí­stica, una enfermedad hereditaria que puede afectar de forma severa la respiración y la digestión. No existe cura para la fibrosis quí­stica. Los niños que heredan un gen anormal de cada padre desarrollan la enfermedad. El Colegio de Obstetras y Ginecólogos de los Estados Unidos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) recomienda a todas las parejas que tienen pensado tener un bebé y a las mujeres embarazadas realizarse una prueba de fibrosis quí­stica. La decisión queda a su criterio

En cada visita prenatal
En cada visita prenatal, su médico puede controlar el nivel de proteí­na en la orina y le medirá la presión arterial. La presencia de proteí­na en la orina y la alta presión arterial son sí­ntomas de una condición relacionada con el embarazo llamada preeclampsia, que se caracteriza por la alta presión arterial.

La preeclampsia afecta a aproximadamente del 5 al 8 por ciento de las mujeres embarazadas y, si no se la trata, puede provocar serios problemas, incluido el crecimiento insuficiente del feto. En casos poco frecuentes puede progresar hasta convertirse en eclampsia, una condición capaz de poner en peligro su vida entre cuyos sí­ntomas se incluyen las convulsiones y que, en algunos casos, lleva al estado de coma. Con un diagnóstico y tratamiento tempranos, es probable que la preeclampsia no represente un riesgo serio para su bebé, lo cual es otra razón por la que es importante asistir a todas sus citas prenatales con el médico.

Además, en cada visita su médico escuchará los latidos del corazón de su bebé con un dispositivo de uso manual llamado Doppler. Al cabo de unas 20 semanas, también le medirá el abdomen para controlar el crecimiento de su bebé. Si los latidos del corazón y el í­ndice de crecimiento del bebé son normales, es una señal importante de que se está desarrollando como corresponde.

Ultrasonido
Son muchos los médicos que recomiendan a las mujeres embarazadas realizarse un ultrasonido . El ultrasonido es una técnica que utiliza ondas sonoras para ver imágenes del bebé en una pantalla. El médico frota un dispositivo manual (llamado transductor) sobre el abdomen de la mujer embarazada o introduce un dispositivo en su vagina. La mujer siente presión a medida que éste mueve el transductor pero por lo general el procedimiento no es doloroso.

Pruebas prenatales especiales
A algunas mujeres se les pide que se realicen pruebas especiales, como una amniocentesis, debido a que ellas o sus bebés tienen un riesgo mayor de desarrollar ciertos problemas.

mcteran Aportó en : Jul 26, 2006
Re: Pruebas Prenatales de Rutina

Hola Nayda
muchisimas gracias por la informacion que acabas de publicar, esta muy interesante y muy util.

Muchisimas gracias de corazon.

Un abrazo

Iku Aportó en : Jul 26, 2006
Re: Pruebas Prenatales de Rutina

Hola Nayda,

Bien pensado ya que somos muchas las que vamos a pasar por todo esto o ya estamos pasando.
Gracias,
Cárol

Rafaelina Aportó en : Jul 26, 2006
Re: Pruebas Prenatales de Rutina

Nayda!!

Gracias por informarnos siempre sobre estas cosas!!!!

Raysa

Nmunoz Aportó en : Sep 02, 2006
Subiendo el foro!