TuMaternidad.com » Desarrollo » El primer año » El biberón – Una gran ayuda para las madres

El biberón – Una gran ayuda para las madres

Siempre es mas recomendable darle pecho al bebé que darle el biberón. Miles y Miles de ocasiones hemos escuchado esto, leído en los libros sobre maternidad y recomendado a nuestras amigas que están esperando la llegado de su bebé. Además, cada vez es mas común que los doctores recomienden la lactancia materna como el primer alimento para los niños. Pero cuando la naturaleza no presenta las condiciones para que así suceda, el biberón pasa a ser el héroe de la historia.

He pasado varios meses estando al lado de una amiga, a la cual le dijeron que su bebé venía con algunos problemitas en su riñón. Afortunadamente el problema se detectó desde su embarazo y se le ha podido dar seguimiento a la evolución de este órgano desde el vientre materno. Hace unos días, el bebé llegó y de inmediato, aunado a todas las pruebas que le hacen a los recién nacidos para checar que todo se encuentre correcto, el ginecólogo pidió los estudios para la revisión del riñón. Los resultados arrojaron la información de que el conducto que va al riñón estaba un poco inflamado y podrían llegar a impedir que el riñón funcionara adecuadamente. Viendo esto el médico indicó el tratamiento a seguir para ayudar al bebé a regularizar sus funciones: el bebé tenía que ser alimentado cada cuatro horas, tuviera o no hambre.

Viendo los resultados y conociendo la forma de hacer que la inflamación bajara y lograr que el riñón funcione adecuadamente. Seguir la indicación del médico se volvió vital, así que, no había tiempo para esperar que a la madre le bajara la leche y esperar a que al bebé le diera hambre y armonizar los tiempos de producción de la leche materna y el de succión del bebé. Por lo tanto, la solución fue darle algo de alimento en un biberón inmediatamente después de haber nacido, de haber sido limpiado y presentado a su madre.

Así que siguiendo las indicaciones del médico, se le preparó un biberón al recién nacido, se alimentó al bebé y después a las cuatro horas, se le volvió a alimentar y así ha seguido siendo durante estos primeros tres meses.

Mi amiga quería darle pecho a su bebé, quería alimentarlo ella misma, pero la naturaleza no lo ha permitido. Su bebé venía a este mundo con una pequeña deficiencia que puede ser corregida si ella aceptaba darle el biberón a su bebé y olvidarse de la idea de darle pecho de forma inmediata. Aceptar alimentar al bebé con el biberón de forma inmediata después de su nacimiento, ha permitido que la inflamación del conducto que va al riñón haya disminuido, que el riñón esté funcionando adecuadamente y que el bebé esté creciendo sano y bien alimentado.

El médico también sugirió que si ella quería podía pegarse al bebé a su pecho pero después de ser alimentado con el biberón, para ver si el bebé succionaba algo de su pecho y ella no se quedara con la duda de si pudo haberle dado pecho o no. Por el momento el bebé sigue comiendo del biberón y mamando un rato los pechos de ella, aunque produzca muy poco alimento.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

¡GRACIAS POR VISITARNOS!
Queremos REGALARTE el libro “El Embarazo: Semana a Semana” con la información detallada que necesitas sobre las todas las semanas tu embarazo.



Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Aprende a darle masajes a tu bebe

Sabemos que desde tiempos remotos, el mimar, tocar, acunar, bañar, alimentar, abrazar y arropar al …

error: Alert: Content is protected !!