TuMaternidad.com » Desarrollo » Evita estas 5 formas de lastimar los sentimientos de tus hijos inadvertidamente

Evita estas 5 formas de lastimar los sentimientos de tus hijos inadvertidamente

Cuantas veces damos por hecho que actuamos correctamente respecto a la educación de los hijos. Pensamos que somos estrictas y disciplinadas y con ello lograremos sacarlos adelante con éxito. A pesar de que la educación de antes era mucho mejor, los padres tenían técnicas más duras para aplicar a sus hijos, incluso con una mirada lograr que obedecieran. Es por todos conocido las reprendas de antaño, donde no podía faltar la sandalia, el cable de la plancha, el gancho y el clásico cinturón. Estos métodos afortunadamente se fueron dejando en el olvido, pero hoy en día tenemos otras maneras de lastimar a nuestros hijos sin darnos cuenta, creyendo erróneamente que los estamos educando bien:

1.- Groserías. Desde hace mucho tiempo, las groserías en la manera de expresión son algo cotidiano, que se maximizan cuando estamos molestos. Esta molestia la puede originar tu hijo por algún mandato que no obedeció, y tontamente volcamos nuestro enojo hacia ellos, incluso desde pequeños; logrando con el paso de los años niños rebeldes y con resentimiento.

2.- Insultos. Es un punto que puede confundirse con el párrafo anterior. Tienen parecido y aunque pensáramos que es lo mismo, no es así. Palabras como “idiota”, “estúpido”, “imbécil”, pueden estar catalogadas como un insulto mas no como una grosería, y si estas palabras las repetimos constantemente a nuestros hijos, aún siendo pequeños, crecerán con una idea falsa sobre ellos mismos, pensando “mi mamá piensa que soy un idiota”, o “mi papá me dice siempre que soy un imbécil”… Con el tiempo lograrás hacer de él un niño que sufrió mucho daño entre otras cosas, porque tú misma le pusiste trabas a su capacidad y a su mentalidad.

3.- Golpes. No faltará el día en que te den ganas de pegarle a tu pequeño, ya sea porque obtuvo una mala calificación, o si por travieso rompió algo de la casa o de tu propiedad. Por varios motivos. Es difícil pero debes controlar tu ira y no atacarlo directamente lastimándolo físicamente. Ya hablamos de los inconcebibles instrumentos utilizados para reprendas de antes. Trata de no utilizar ni tu mano siquiera. Sé dura, sí, pero no por descargar y aliviar tu enojo del momento propines a tu hijo con golpes en cualquier parte del cuerpo, nalgadas, cachetadas, en la espalda o brazos, no es correcto. Trata de tranquilizarte, platica con él y hazle saber que se hizo acreedor a un castigo por su falta. Y aplícale el castigo.

4.- Comparación. Si comparas a tu hijo con otros niños, crearás en él la falsa idea de que prefieres al otro niño que a él mismo. “El otro niño es más: bonito, inteligente, educado, obediente, etc. que tú”… Lo lastimarás como no lo imaginas. Puedes poner de ejemplo al otro niño pero de forma sutil, para que el tuyo no se sienta desplazado.

5.- Ignorándolo. Desde que sabes que estás embarazada debes tener la firme idea de que a partir de que nazca tu bebé le darás toda la atención necesaria. Entonces no es válido para tu pequeño el “no tengo tiempo”, “vete de aquí”, “me estorbas”, “mejor ve a jugar por allá”, “no me quites el tiempo”. Después no preguntes porqué tu hijo con el paso de los años se aleja de ti. Puede ser más noble, todo depende, y a pesar de tu mala crianza aún siga ahí, pero con sus reservas. Este mal aqueja más que antes.

En conclusión, piensa que al ser humano se le puede lastimar mucho más y más seguido sin siquiera tocarlo, hieres más a las personas con palabras o actitudes que con un golpe. Entonces ¿qué efecto tendrá en un pequeñito? Si a los adultos les duele, qué no hará en tu hijo. Piensa en lo que quieres para él.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

¡GRACIAS POR VISITARNOS!
Queremos REGALARTE el libro “El Embarazo: Semana a Semana” con la información detallada que necesitas sobre las todas las semanas tu embarazo.

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

La crianza con un niño con discapacidad

La crianza juega un papel importante en la formación de normas, valores y hábitos de …

error: