TuMaternidad.com » Desarrollo » Los míos los tuyos los nuestros

Los míos los tuyos los nuestros

No, no es juego de palabras. Es lo que vivimos en las llamadas familias ensambladas de la actualidad.

Madres y padres jóvenes que por algún motivo se encuentran solos en el medio de sus vidas y con uno, dos o tres niños por criar. Debemos separar lo que es la maternidad, tarea que siempre será prioritaria en la vida de una madre y lo que es la vida personal como mujer y como profesional.

Ser madre no significa renunciar a la vida laboral, a la realización personal y a la vida amorosa por el resto de la vida.

Debemos crear espacios de crecimiento personal, espacios íntimos para sanar heridas, reencontrarnos con nosotras mismas y construir nuevos vínculos.

En la medida en que nos sintamos satisfechas y plenas con nuestras vidas en esa misma medida podremos darle plenitud a la vida de nuestros hijos.

En estos casos donde las madres jóvenes tienen derecho de sentirse mujeres atractivas y con esperanzas de volver a amar hay muchas posibilidades.

Conozco varias familias que “volvieron a empezar” con buenos resultados para ellos y para sus hijos.

Para esto, algunos consejos:

La vida privada de los padres separados no debe ser un secreto para los hijos, sin embargo, tampoco es necesario compartir todo con ellos como con un amigo. No son amigos, son nuestros hijos

No hagas que tu pareja conozca a tus hijos y entre en tu casa si no estás seguro de la relación. Tómate tu tiempo. Siéntete segura antes de que sea parte de sus vidas. Los niños sufren mucho más que los adultos ante el abandono o la ausencia.

Si la relación se consolida y deciden vivir juntos después de un tiempo, no hagas diferencias entre tus hijos y los de tu pareja. Todos necesitan la misma cuota de atención y de amor.

No actúes con hipocresía por caer bien a los hijos de tu pareja. Lo mejor es ser uno mismo y que el amor haga el resto.

Establece límites claros y oportunos para los hijos de ambos y habla con tu pareja para que no haya contradicciones entre ustedes.

Recreen espacios de convivencia y de distanciamiento. Ambos son necesarios para tener relaciones saludables y duraderas.

El mundo no se acaba con un divorcio, pero debemos ser muy cuidadosos para que no nos vuelvan a lastimar y sobre todo para que nuestros hijos no sufran.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

¡GRACIAS POR VISITARNOS!
Queremos REGALARTE el libro “El Embarazo: Semana a Semana” con la información detallada que necesitas sobre las todas las semanas tu embarazo.

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Ayudando a tus hijos a convertirse en hermanos mayores

Decidir tener una familia grande es un momento emocionante en nuestras vidas, y la mayoría …

error: