TuMaternidad.com » Embarazo » Conoce los beneficios de Pilates durante el Embarazo

Conoce los beneficios de Pilates durante el Embarazo

Hoy en día contamos con diversas opciones para hacer ejercicios durante el embarazo, esta es una época de cambios significativos donde el cuerpo se moverá a través de múltiples cambios físicos, hormonales y emocionales preparándose para la llega del nuevo integrante de la familia, lo ideal es mantener una alimentación saludable con una dieta equilibrada, manejar bajos niveles de estrés y hacer ejercicio de forma regular el pilates ayuda particularmente con los últimos dos puntos, esta es una práctica que te ayudará a cuidar tú cuerpo no solo durante del embarazo también es un herramienta genial para tonificar y perder peso después del parto.

El pilates apoya el equilibrio de diferentes sistemas durante el transcurso de tú embarazo satisfaciendo necesidades tan cambiantes que a veces ni siquiera sabes cómo expresar, los beneficios incluyen una mayor estabilidad, control de la respiración, tonificación muscular y la reducción del estrés que puede ayudar enormemente a manejar los cambios durante y después del embarazo. Antes de comenzar cualquier entrenamiento bien sea de yoga, ejercicios o pilates es importante buscar la aprobación de tú médico ya que es el único que conoce de fondo como estas de salud y si tus condiciones son compatibles con tal exigencia física, más aun si tienes un embarazo de alto riesgo o con antecedentes de abortos, sangrados y perdidas.

Así tengas pocas semanas de embarazo debes informárselo al instructor para que modifique cualquier rutina que pudiera hacerle daño al feto, busca a un profesional que este certificado y tenga experiencia con embarazadas recuerda que en el primer trimestre existe el doble de riesgo de perder al bebé así que debes estar muy consciente del tipo de fuerza y ejercicio que realizas, la presión abdominal constante con movimientos repetitivos en las primeras semanas de embarazo puede desencadenar un desprendimiento de la placenta por eso los ejercicios en cada trimestre son diferentes y abarcan objetivos diversos, el cuerpo va cambiando su disposición apareciendo nuevas dolencias y el pilates también es tú amigo en contra de los dolores lumbares y calambres frecuentes en las piernas.

Sin hablar de los cambios fisiológicos significativos que se producen en el cuerpo necesitando precauciones adicionales, uno de ellos es el aumento en la segregación de la hormona Relaxina esta hace que los ligamentos sean más elásticos desestabilizando las articulaciones que se traduce en mayor flexibilidad sobretodo en la zona del pubis y cadera, al hacer movimientos con rangos muy amplios, estiramientos excesivos y posturas erróneas lo más probables es que desencadenes una lesiones músculo esquelético siendo lo último que se quiere, por esa razón el instructor debe adaptar las rutinas y estar pendiente para evitar accidentes innecesarios.

Por otro lado el equilibrio se ve afectado porque mientras el abdomen crece se desplaza el centro de gravedad cambiando la base de sustentación aumentando el número de caídas, durante las clases de pilates para embarazadas se busca fortalecer los músculos de la base y extremidades para proporcionar mayor estabilidad así al acercarse el tercer trimestre el cuerpo estará preparado para los cambios en cuanto a equilibrio. Mientras avance el embarazo será necesario ajustar las rutina de pilates porque los objetivos cambian, un dato que debes tomar en cuenta es que si al hacer la rutina no eres capaz de mantener una conversación de forma cómoda te estas sobre exigiendo y debes bajar la intensidad o parar inmediatamente.

Después del segundo trimestre evita realizar ejercicios acostada sobre la espalda ya que esto puede obstruir el flujo de sangre al feto, es posible seguir realizando movimientos simples y disfrutar del entrenamiento con aditamentos como barras, ligas y pelotas que más bien te servirán como ejercicios prenatales para aperturar la pelvis, relajar los músculos pélvicos y practicar oscilaciones que te serán de ayuda al momento del parto además de controlar los niveles de ansiedad y hasta dolor. Las clases de Pilates pueden tener un impacto asombroso en tú vida durante el embarazo, a continuación te dejamos algunos beneficios saludables comprobados científicamente:

Mejora el control de la respiración

Uno de los principios fundamentos en la formación de Pilates es aprender a conectar con la respiración, el embarazo suele ser un momento difícil en la vida emocional por lo que aprender a relajarse de manera eficaz es una herramienta que será de ayuda antes, durante y después del embarazo.

Fortalece los músculos abdominales

A medida que tú vientre crece también lo hace la tensión en la espalda, mediante el fortalecimiento de los músculos de la base del abdomen, caderas y espalda baja es posible preparar tú cuerpo para estos cambios sin molestias ni dolor, lo mejor es evitar los ejercicios de flexión como los abdominales tradicionales ya que estos comprimen el abdomen es mejor fortalecer músculos más profundos de estabilización para apoyar la postura y equilibrio, se debe tener cuidado con estimular los músculos del suelo pélvico en el último trimestre porque el embarazo se puede adelantar acarreando problemas.

Mejora la estabilidad

Durante el entrenamiento de pilates se cultiva el equilibrio, la fuerza de la base, el control muscular y de movimiento, estos atributos permiten desarrollar un mayor sentido de tú propio cuerpo en estos momentos de cambio, donde podrás tener una mejor consciencia corporal conectando la capacidad física, coordinación, agilidad y otros factores.

Después del embarazo y parto el pilates es una excelente opción para bajar de peso, tonificar los músculos y recuperar tú figura, incluso con periodos cortos de 20 minutos diarios es posible obtener resultados tangibles, al conocer los ejercicios de fortalecimiento del núcleo es más sencillo aplanar el abdomen y recuperarse de la diastasas del recto (separación muscular del abdomen).

Si te hicieron cesárea sigue las recomendaciones del médico sobre todo cuándo comenzar a hacer ejercicio, esta es una cirugía importante y debes respetar el tiempo de recuperación antes de reanudar cualquier actividad física, actualmente a nivel mundial se están creando programas de pilates mamá y bebé para que las familias disfruten de un espacio de risas, estimulación temprana, vínculos afectivos y ejercicios de forma divertida, busca un centro de pilates cerca de ti y prueba la experiencia ¡No te arrepentirás!

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Como Planificar un Baby Shower : Paso a Paso

Ser el anfitrión de un baby shower consiste en planificar y organizar. Siguiendo el siguiente …

error: