TuMaternidad.com » Embarazo » Papa : ¡Aprende a trabajar con los humores de Mama!

Papa : ¡Aprende a trabajar con los humores de Mama!

Si tu esposa está embarazada, si tu mejor amiga está embarazada, si tu hermana está embarazada, si tu hija está embarazada, es importante que sepas que en la etapa del embarazo, es muy probable que la mujer cambie de humor de un momento a otro, debido al efecto que las hormonas están causando en su cuerpo. El cambio de humor puede ir desde estar tranquilamente sentada reposando y pasar a un estado agresivo en un par de minutos, sin haber razón aparente para este cambio de humor. Y lo más característico de estos cambios de humor es que la mujer embarazada ni cuenta se da lo que le está pasando, haciendo o diciendo.

Es necesario que sepas que los cambios de humor se generan en ellas, por el exceso de hormonas que el cuerpo está produciendo; por el exceso de cansancio; por no poder dormir bien; por no poder comer; por la acumulación de estrés; por la desesperación de que no le queden los zapatos, por no encontrar ropa que ponerse, porque el cabello se le está cayendo, porque se cansa de caminar, porque le salen granos en la cara, por el clima, porque en un momento siente calor y en otro frio, porque se sienten agredidas por tomar todo de forma personal, porque no le gusta verse tan voluminosa, porque nadie las entiende porque solo ella es la embarazada, etc.

Para empezar a distinguir los enojos con razón y los enojos por embarazo, haz de saber que los primeros síntomas que presenta una mujer embarazada son el aumento de cansancio, las ganas de dormir, los ojos hundidos y los cambios de humor constantes, ya que cosas simples y sencillas llegan a sacarla de sus casillas de la nada. Se sulfura por comentarios comunes que antes no le molestaban, empieza a llorar por cualquier cosa ya que se vuelve mucho más sensible, se ofende si le haces preguntas sobre las posibilidades de enfermedad del bebé y sale como leona a defenderse que ella está sana y no tiene ninguna enfermedad, se pasa horas probándose ropa y se dice a si misma que no puede ser por el embarazo que su ropa ya no le quede, que no es cierto que haya aumentado de peso, que el feto es tan pequeño que no tiene porque aumentar ella su volumen.

Lo bueno es que mientras mas avanza el embarazo, ella empieza a tolerar algunas cosas y por eso ya no le enojan. Poco a poco se va acostumbrando a que sus pies estén hinchados mas tiempo o mas seguido y cuando el embarazo está en su último trimestres, está mas echa a la idea del volumen que su abdomen a llegado a desarrollar. Pero es muy probable que sean otras cosas las que la pongan de mal humor. Como por ejemplo: que le lleven la contraria, que le digan que cuando nazca el bebe lo traiga limpio y sin mocos, algunas bromas, que bajo la influencia hormonal, las llegan a considerar personales y ofensivas y terminan diciendo “pues yo no le encontré lo gracioso”.

Es por esto que les recomendamos tomar dosis de paciencia y tolerancia todos los días, para que estos pequeños inconvenientes del cambio de humor no lleguen a afectar su relación y el embarazo pase de una forma feliz para todos.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

El Desayuno Ideal para la Embarazada

El principal alimento que una gestante debe consumir es el desayuno, no solo por su …

error: