TuMaternidad.com » Embarazo » ¿Qué tan peligrosas son las caídas durante el embarazo?

¿Qué tan peligrosas son las caídas durante el embarazo?

Las abuelitas siempre nos advierten que andemos con cuidado al estar embarazadas, nada de estar corriendo, pasar por caminos estrechos ni superficies irregulares porque estas caídas son realmente preocupantes pero ¿Sabes que tú cuerpo está diseñado para proteger al feto de cualquier lesión? El saco amniótico rodea a tú bebé para protegerlo de diferentes impactos,  por lo tanto las caídas  y golpes menores tendrán pocas repercusiones.

De acuerdo con un estudio reciente un 27% de las mujeres se caen al menos una vez cuando están embarazadas y un 10% más de una vez, pero solo un 29% sufre traumas y contusiones, ciertamente las caídas forman parte de accidentes  pero existen muchas razones que desencadenan la falta de equilibrio y encuentros con el piso.

 1. Alteración en el centro de gravedad

El aumento creciente del vientre hace difícil equilibrar el cuerpo porque el centro de gravedad cambia al igual que la base de sustentación, especialmente en superficies desiguales.

2. Segregación de la hormona Relaxina

Esta hormona aumenta sus niveles durante el embarazo y su función hace más laxos los ligamentos sobretodo en las articulaciones del púbis y cadera preparándose para el parto, pero al mismo tiempo las articulaciones pierden su estabilidad haciendo más fácil padecer alteraciones musculo esqueléticas como esguinces e inestabilidad en los pies generando caídas.

3. Baja azúcar en la sangre y presión arterial

Estas dos condiciones hacen que las embarazadas sientan mareos y pierdan el equilibrio al caminar, no todas presentan estos padecimientos pero si existe un porcentaje que expresa preocupación por el tema.

4. Hinchazón de los pies

Al aumentar el tamaño de tobillos y pues los pasos suelen ser torpes por las protuberancias aumentado el riesgo de sufrir caídas. Si sufres una caída durante el embarazo es poco probable que el bebé experimente una lesión ya que el feto está protegido por el efecto amortiguador del saco y líquido amniótico, además los músculos abdominales y huesos pélvicos minimizan los riesgos.

Por otro lado las posibilidades de complicaciones aumentan con la edad de la embarazada, sobretodo en mujeres mayores de 35 años en ese caso debe buscarse ayuda médica de forma inmediata incluso si no existen síntomas evidentes, las posiciones también deben tomarse en cuenta si los impactos se dan en la parte posterior y lateral, pero  las complicaciones no son tan notorias como los golpes a nivel de estomago y cara, las superficies blandas o duras son determinantes al igual que las etapas del embarazo el factor de riesgo aumenta en el último trimestre la razón es que el bebé está más cerca de la superficie, en posición invertida con su cabeza hacia abajo.

En cambio durante el primer trimestre el útero se mantiene dentro de la pelvis y está protegido de forma segura por el suelo del mismo, por lo tanto una caída tendrá un menor impacto sobre su bebé o la placenta durante el primer trimestre. Si te caíste en esta fase solo debes tomar tú tiempo y relajarte pero si estas preocupada o experimentado dolor de espalda o abdominal busca atención médica. En el segundo trimestre el útero no está dentro del suelo de la pelvis pero todavía existen otras cubiertas de protección que protegen al bebé, puedes enfrentar algunas complicaciones en el segundo trimestre especialmente si se encuentra por encima de su barriga.

Debes buscar asistencia médica en el caso de:

  • Sentir dolor intenso en la caída.
  • El movimiento fetal se reduce.
  • Existe manchado o sangrado vaginal.
  • Desarrollas contracciones uterinas.
  • Te sientas mareada o que te falta el aliento.
  • Presentar dolor abdominal.
  • Dificultad para respirar.

En cambio durante el tercer trimestre las posibilidades de daños aumentarán para ti y para el bebé, además son más vulnerables a las caídas durante este tiempo debido a la fatiga y torpeza, el daño será suele ser mayor en la placenta que a cualquier otra parte debiéndose al traumatismo abdominal, además es posible presentar un parto prematuro siendo sumamente riesgoso para el bebé.

¿Cuál es el abordaje en estos casos?

  • El médico puede comprobar inicialmente las lesiones y darle un tratamiento adecuado.
  • Luego se monitorea al bebé midiendo los latidos del corazón con la ayuda de una ecografía o Doppler, se usa mayormente al observar signos de sangrado uterino, sensibilidad y las contracciones.
  • Monitorización electrónica fetal además de las charlas con el equipo médico para conocer completamente la condición y posibles complicaciones.
  • También se recomienda realizar pruebas de sangre para comprobar el tipo y recuento de plaquetas, esto se debe a que las mujeres embarazadas que son Rh negativo se encuentran en mayor riesgo de desarrollar hemorragias internas que pueden afectar al feto.

Hay muchas ideas mal concebidas sobre las mujeres que caen durante el embarazo, algunos temores comunes son abortos involuntarios, alteraciones cerebrales, fracturas en el bebé, daños en el útero y trompas de Falopio, la mayoría de estas ideas nacen de cuentos viejos y telenovelas por eso no debes prestar ninguna atención a ellos.

 ¿Cómo evitar caídas y deslizamientos?

  • Apoyarse en algún tipo de apoyo fuerte o sentarse si te sientes mareado.
  • Use calzado con suelas antideslizantes y buen agarre, puede usar zapatos de cuña o de tacón bajo para que el cuerpo no se desplace hacia adelante, evite los tacones altos ya que causa tensión adicional en los músculos de la espalda y la pantorrilla.
  • Tenga cuidado al caminar sobre superficies irregulares y/o agua, intenta caminar sobre superficies niveladas y también evitar las áreas cubiertas de hierba.
  • Debe mantenerse en los carriles de mano durante el uso de una escalera, no temas pedir ayuda si lo necesitas.
  • No transportar cargas pesadas y mantener su atención al caminar.
  • Ten cuidado en el baño con superficies jabonosas, utiliza tapetes antideslizantes para evitar riesgos a caídas si existen pasamanos mejor.

A pesar que existe un índice bajo de sufrir caídas durante el embarazo debes estar atenta y tomar precauciones, cada embarazo es diferente así que toma en cuenta tus síntomas y no tengas miedo de expresar lo que sientes.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Como Planificar un Baby Shower : Paso a Paso

Ser el anfitrión de un baby shower consiste en planificar y organizar. Siguiendo el siguiente …

error: