TuMaternidad.com » Embarazo » Placenta Baja o Previa : ¿Se debe suprimir completamente nuestra vida sexual?

Placenta Baja o Previa : ¿Se debe suprimir completamente nuestra vida sexual?

La placenta baja o previa es una condición que le ocurre a 1 de cada 200 mujeres, teniendo más incidencia en mujeres con lesiones en las paredes del útero causadas por cesáreas, embarazos anteriores, pérdidas o cirugías. Las fumadoras y las mujeres embarazadas mayores de 45 años pueden tener un mayor riesgo de padecer placenta previa durante el embarazo. Generalmente la placenta previa puede ser detectada a partir del tercer mes del embarazo, a través de la realización de ecografías, pero es más común detectarla al presentarse los síntomas que la revelan, como sangrado vaginal sin presentar dolor. Si has tenido pérdidas de sangre al parecer sin razón alguno, es importante acudir al ginecólogo inmediatamente.

Es normal que durante el embarazo se tomen algunas precauciones para cuidar nuestra salud y la salud del pequeño por venir. Tomar vitaminas, disminuir la actividad física pesada, cuidar la alimentación, restringir la ingesta de alcohol y cigarrillos son algunos de las consideraciones básicas que debemos poner en práctica. Pero, ¿Qué pasa cuando las condiciones médicas de nuestro embarazo nos obligan a restringir aún más nuestro estilo de vida?

De detectar placenta baja o previa, se deben tomar cuidados especiales. Una de las precauciones es evitar el trabajo físico y dependiendo de lo avanzado del embarazo y la condición de la placenta, el descanso y las limitaciones deben ser mayores. Incluso, es recomendado no practicar relaciones sexuales. Este último aspecto puede presentarse como un gran reto, pero es importante seguir las indicaciones para lograr un término feliz al embarazo. Con los cuidados adecuados, la placenta vuelve a su posición normal sin presentar mayor peligro para la madre o el bebé.

Pero no debe tomarse esto como la suspensión de la vida sexual. Es importante para la pareja durante el embarazo, mantener la unión y la cercanía, ya que los niveles de ansiedad suelen ser mayores durante la espera. Detener la vida sexual puede tener un efecto negativo para la pareja. Entonces, si se le es detectada placenta baja o previa, puede valerse de otros recursos para mantener la intimidad.

Compartir masajes, la estimulación oral, y la masturbación pueden ser herramientas aprovechadas por las parejas, que además podrían representar la apertura de una óptica nueva, totalmente placentera y excitante en la vida sexual de la pareja. Al limitar el juego sexual a la no penetración, la imaginación y la creatividad de la pareja se ponen a prueba. Lejos de ser una situación negativa, se puede transformar en una experiencia positiva si es explotada por los dos.

Lo primero debe ser conversar la situación, y entender la naturaleza de la limitación, debe quedar claro que la limitación es médica y no anímica y que el amor y el deseo por la pareja son el mismo. Luego pueden convenir en que métodos usar para mantener activa la vida sexual; tomar el tiempo para dedicarse a complacer al otro. Besos, caricias y estimulación oral no están negadas ni, a menos que conlleven a movimientos bruscos o uso de la fuerza por parte de la mujer, no representan ningún peligro para la salud del bebé.

Recordemos que el bienestar y la felicidad de la madre es parte de los cuidados para el bebé.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Como Planificar un Baby Shower : Paso a Paso

Ser el anfitrión de un baby shower consiste en planificar y organizar. Siguiendo el siguiente …

error: