TuMaternidad.com » Familia » Vida como Pareja » Como retomar la vida sexual después de una episiotomía o un desgarro en el parto

Como retomar la vida sexual después de una episiotomía o un desgarro en el parto

A veces es necesario realizar una incisión quirúrgica o corte que permita la ampliación del canal el parto para apresurar la salida del bebé, o evitar desgarros. El corte se hace en el área muscular blanda comprendida entre la vagina y el ano. Este procedimiento es conocido como episiotomía.

Dependiendo de cada caso, es el profesional quien determina si es o no necesario realizar una episiotomía.

Tras el parto, pueden presentarse inconvenientes a la hora de retomar la normalización de la vida sexual de las parejas y más aún cuando hay  episiotomías o desgarros, pues estos provocan en la mayoría de las mujeres una disminución en la frecuencia de la actividad sexual, ya que en la vagina queda una cicatriz, que causa molestias en el momento de hacer el amor,  la vagina está muy sensible, lo que normalmente causa dolor. Estas incomodidades pueden ser solo durante los primeros días después del parto o durar algunos meses después. Todo depende del cuerpo de cada mujer, pero lo más habitual es que este problema acabe desapareciendo.

Los cuidados que hay que tener después de una episiotomía son tan sencillos como una ducha diaria con agua y jabón con la suficiente delicadeza para no lastimarse. Los puntos irán sanando y desintegrándose por sí solos, sin necesidad de quitarlos. Lo normal es que después de unas cuatro o seis semanas de dar a luz, el periné haya sanado por completo, sin embargo es posible que se pueda sentir todavía algo de molestia.

Darte una ducha con agua tibia un momento antes de tener relaciones puede disminuir las molestias, y es mejor si se dedica buen tiempo a la estimulación preliminar para lograr la suficiente lubricación, o usar un lubricante soluble en agua, pues en este periodo, es muy posible que se presente sequedad vaginal; esto pasa porque durante la lactancia los niveles de estrógeno disminuyen. También puede pasar que te encuentres abrumada por los quehaceres y la atención al bebé, y al no sentir deseo, los músculos pélvicos de la vagina se contraen hay falta de lubricación, entonces si el pene es forzado a entrar habrá dolor.

Una alternativa muy útil cuando la mujer se siente incómoda por una episiotomía, y que es utilizada frecuentemente por las parejas, es recurrir al contacto físico sin penetración, realizando actividades que les resulten más cómodas y agradables como acariciarse, estimular manualmente y de forma recíproca la zona genital  hasta conseguir el orgasmo.

Para recuperar la sensibilidad de la zona se pueden realizar masajes diarios con aceites humectantes como el de rosa mosqueta o el de almendras, sobre todo en las zonas más duras.

Los ejercicios del kegel te ayudarán a reforzar el suelo pélvico periné  y tonificar la vagina, y por ende a hacer más placenteras las relaciones sexuales.

En todo caso, es el especialista quien determina cómo va evolucionando la paciente y  cuando es el momento justo para retomar la vida sexual y resolverá todas tus dudas al respecto.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

¡GRACIAS POR VISITARNOS!
Queremos REGALARTE el libro “El Embarazo: Semana a Semana” con la información detallada que necesitas sobre las todas las semanas tu embarazo.



Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Padres : Como sacar tiempo para compartir en pareja

Una de las cosas mas importantes para mantener una familia unida y en armonía, es …

error: Alert: Content is protected !!