TuMaternidad.com » Lactancia » Conoce las mejores posiciones para lactar a tu bebe

Conoce las mejores posiciones para lactar a tu bebe

Con frecuencia pensamos que amamantar es algo instintivo y que, por tanto, no vamos a tener ningún problema en la instauración del proceso de lactancia. Sin embargo, hay circunstancias en las que parimos y cuando intentamos ponernos al pecho a nuestro bebé, no sabemos cómo hacerlo y/o este no se engancha de ninguna manera, entonces nos preguntamos: ¿y dónde estará mi instinto?.

Amamantar es un acto natural para nosotros los humanos y para otros primates. Amamantar es un acto sociocultural, una conducta que se aprende por observación/imitación al ver a otras mujeres amamantando, y desde hace más de medio siglo en nuestro contexto social muy pocas mujeres amamantan a sus bebés en público. Para el bebé sin embargo el agarre al pecho de su madre sí es un acto instintivo durante sus dos primeras horas de vida, sobre todo la primera, no así una vez pasado este tiempo. Por eso, la primera hora de vida de un ser humano es tan importante para un inicio e instauración correctos de la lactancia y del vínculo materno-filial.

Una mala posición, refiriéndonos con ello tanto a la postura como al agarre del bebé, puede dar lugar a problemas importantes, aunque solucionables, como: grietas, ingurgitación, obstrucción y/o mastitis, baja producción de leche (hipogalactia), enlentecimiento ponderal del peso, irritabilidad y llanto continuo, vómitos y diarreas, etc., que pongan en peligro el amamantamiento y nos hagan padecer mucho física y psicológicamente, tanto a nosotras como a nuestro bebé.

Es importante que sepamos que para que nuestro bebé extraiga una cantidad de leche suficiente y equilibrada, ha de agarrar no sólo el pezón sino también parte de nuestra areola. De este modo puede presionar los senos lactíferos que se encuentran bajo la areola, haciendo un movimiento activo con su lengua y su mandíbula hacia fuera, hacia arriba y hacia sí. Lo que el bebé provoca con estos movimientos, es la salida de la leche y la producción continua de la misma.

Para colocarnos a nuestro bebé al pecho es primordial que en primer lugar nos pongamos cómodas, haciendo uso de almohadas, cojines, etc., en función de la posición que en cada momento escojamos. Además, para el correcto vaciado del pecho lo ideal es que cambiemos la postura para amamantar con frecuencia. Checa estos dos opciones, te podrían ser de mucha ayuda.

Posición de “Cuna tradicional” o Posición “Clásica”.

Coloca a tu bebé con la cabeza en tu antebrazo, sujetando su espalda con tu mano, observando que su cuerpo mira hacia ti y no hacia el techo (barriga con barriga). Para facilitar la comodidad de ambos, sobre todo las primeras semanas, es recomendable que uses almohadas, cojines, etc., que te facilitarán mucho el trabajo. En esta posición sus nalgas y piernas reposan en tu regazo o en la almohada.

Posición de “Cuna invertida” o Posición “Cruzada”.

Sujeta la cabeza y la espalda de tu bebé con la mano opuesta al pecho que vas a ofrecerle. Esta postura es ideal para prematuros y bebés de tamaño pequeño; también para dar de mamar de pie o mientras caminas.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

¡GRACIAS POR VISITARNOS!
Queremos REGALARTE el libro “El Embarazo: Semana a Semana” con la información detallada que necesitas sobre las todas las semanas tu embarazo.



Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

¿Los senos pequeños producen menos leche materna?

El tamaño de los senos no determina la capacidad de amamantar en ninguna mujer, además …

error: Alert: Content is protected !!