TuMaternidad.com » Lactancia » Conoce los nutrientes esenciales de la leche materna

Conoce los nutrientes esenciales de la leche materna

Definitivamente la leche materna es considerada como el mejor alimento para los recién nacidos. Ahora bien, el proceso de la lactancia ocurre con la ayuda de dos hormonas: la oxitocina y la prolactina. Esta última promueve la producción de la leche materna mientras que la oxitocina estimula la secreción de la misma. Existen unos receptores localizados alrededor de la areola y el pezón y cada vez que el bebé comienza a succionar se estimulan estos. Dichas sensaciones táctiles van a crear impulsos que llegan al cerebro (la oxitocina se produce en la hipotálamo y la hipófisis la secreta) esta secreción de la oxitocina produce la contracción de los conductos mamarios resultando en la eyección de la leche.

La leche materna varía con la hora del día y con el paso de los días también en una misma madre; la leche materna es una suspensión acuosa de células, hormonas, nutrientes, inmunoglobulinas, factores de crecimiento, enzimas, etc, que posee una compleja interrelación entre la madre y su bebé, no es uniforme esta suspensión sino que tiene una composición variable. Todas éstas son funcionales y la leche materna se adapta a las necesidades individuales de cada lactante, así por ejemplo, si se alimentan mellizos, estos tienen preferencia por un pecho determinado y lo más sorprendente es que cada pecho produce un tipo de leche diferente adaptada a la necesidad del pequeño.

Ahora bien, los componentes de la leche materna y la función de los mismos se encuentran:

  • Agua: contiene 88% de agua cuyo aporte es la cantidad necesaria para el bebé durante el periodo de los primeros seis meses, de ahí que no necesiten beber agua en forma adicional, incluso si el país es de temperatura alta. Si se opta por darle agua se puede correr el riesgo que el bebé contraiga diarrea u otra enfermedad.
  • Proteínas: contiene el 0.9% de la leche materna, ésta produce lacto suero (proteínas del suero), caseína, nitrógeno no proteico y mucinas. Estás se producen en la glándula mamaria, excepto la seroalbúmina que llega a través de la circulación materna. La caseína constituye el 30-40% de las proteínas mientras que el lacto suero el 60-70% de la misma. La función más esencial de la caseína es el aporte de aminoácidos, fósforo y calcio al bebé. Además que digerirla es mucho más fácil esto debido que los coágulos que se forman son blandos en comparación con la leche de vaca. Se destaca también la beta caseína por ser la más abundante de las caseínas. De igual manera la leche materna contiene gran cantidad de inmunoglobulinas (anticuerpo) se destaca principalmente la IG A. El calostro precisamente es rico en IG A, especialmente al segundo día del parto. La IG A representa el 90% de todas las IG presentes en la leche materna. Los anticuerpos IG A se unen a bacterias y virus e impiden que penetren la mucosa intestinal inhibiendo la colonización de estos patógenos en el intestino del bebé.
  • Las Grasas: estás llamadas también lípidos, forman el 3 a 5% de la misma son el componente con mayor variación de la leche materna. La grasa es el vehículo de vitaminas liposolubles favoreciendo así, la absorción  y es además fuente de ácidos grasos esenciales. El total de calorías de la leche materna se representa entre un 40 a 50% y el bebé es capaz de absorber fácilmente, casi más del 90%. Los principales lípidos que se encuentran son los fosfolípidos, triglicéridos, ácidos grasos y esteroles. Entre los ácidos grasos más abundantes se encuentra el ácido oleico (mono insaturado), el palmítico (saturado) y el ácido linoleico (poliinsaturado – ácido graso esencial). Se sabe que los ácidos grasos de la leche provienen de los lípidos circulantes de la madre de la dieta, de los depósitos maternos y en una menor medida por la nueva producción de los mismos por parte de las glándulas mamarias. La leche humana es rica en omega 3, a su vez del ácido docosahexanoico (DHA) y el eicosapentanoico (EPA), importante para el desarrollo del sistema nervioso central y en la agudeza visual. Los ácidos grasos omega 3 y 6 son esenciales porque no pueden ser producidos por el organismo. Igualmente la leche materna contiene lipasa que es una enzima que facilita la digestión de los lípidos. Esta se encuentra inactiva en la glándula mamaria y en el estómago del bebé pero se activa al llegar al intestino por la presencia de sales biliares. El rol más importante de la lipasa es la producción de lípidos antimicrobianos.  Igualmente a lipasa es responsable de la inactivación del parásito Giardia Lamblia.
  • Minerales: contiene todos los minerales necesarios para el bebé. Ahora bien, es menor que los que contiene la leche de vaca, sin embargo, la absorción de los mismos es muy alto. El contenido bajo de minerales como: potasio, sodio y cloruro promueve para el bebé el buen funcionamiento renal favoreciendo la  capacidad metabólica del infante.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

¿Los senos pequeños producen menos leche materna?

El tamaño de los senos no determina la capacidad de amamantar en ninguna mujer, además …

error: