TuMaternidad.com » Lactancia » Consejos para la lactancia materna

Consejos para la lactancia materna

Dar algún tipo de alimentación adicional porque su bebé tiene poco peso es algo que sólo puede decirlo un médico, él recomendará si le da leche materna adicional o un poco de fórmula, además de leche que recibe de la madre. Si un recién nacido pesa menos al peso ideal, no podrá estimular una mayor producción de leche con sesiones largas de lactancia. Para este caso puede utilizar una bomba extractora de leche eléctrica automática de uso regular, ellas después de amamantar va a servir para aumentar la producción de leche mientras se recupera el peso del bebé. En cuanto a la alimentación adicional pueden ser útiles mientras está tratando de aumentar la producción de leche. De seguro el bebé va a alimentarse mejor cuando él alcancé su peso saludable.

Un dato alentador es que la manera más práctica de dar leche adicional es utilizando el biberón.  Y así una vez alcancé el peso saludable, puede probar un dispositivo llamado Sistema de Lactancia Suplementaria (SNS, sus siglas en inglés). El SNS puede dar leche adicional a su bebé mientras está amamantando. El bebé lo que hace es chupar tanto del seno como también un pequeño tubo conectado al biberón de leche materna o fórmula. Este sistema de SNS puede ayudar a su bebé a que se amamante más efectivamente suministrando un flujo constante de leche desde el seno. Es recomendable solicitar a un consultor de lactancia como puede obtener uno y como se usa éste correctamente.  Esto debido que un SNS de uso incorrecto puede obstaculizar que su bebé reciba la leche en cantidad suficiente.

Es igualmente importante proteger a tu bebé del alcohol, la cafeína y la nicotina, sobretodo mientras se está amamantando o en estado de embarazo. Es probable que no pase a mayores si se toma uno o dos vasos de vino o cerveza por semana. Los estudios indican que aunque el alcohol pasa a la leche materna, la cantidad que llega al bebé es mucho menor que la cantidad que ingieres, los niveles de alcohol llegan a su punto máximo unos 30 a 90 minutos después de que hayas consumido las bebidas alcohólicas. Si es cafeína tu bebida favorita, el bebé podría colocarse irritable y querer comer mucho más a menudo. Es preferible evitar la cafeína o al menos reducir su consumo mientras se amamanta. No se olvide que el organismo del bebé no es muy eficiente cuando se trata de eliminar la cafeína y ésta puede acumularse en su sistema. Prueba con café descafeinado y evita las sodas de cola y otros refrescos que contengan cafeína. La cafeína está presente en el chocolate, algunos tés de hierbas, las sodas y algunas medicinas. Si se consume mucho café va a intervenir en el sueño del bebé y lo va a colocar nervioso.

En cuanto a la nicotina se ha comprobado que fumar en grandes cantidades, un paquete o más al día, va a disminuir la producción de leche y provocará en el bebé, diarrea, vómitos, pulso rápido y agitación. Lo más recomendable es dejar de fumar al menos mientras amamantas a tu bebé, y no hacerlo dentro de la casa o en ambientes cerrados.

En cuanto a la producción de leche materna, algunas veces son casos excepcionales como por ejemplo, lactancias inducidas de madres de bebés adoptados o, relactaciones vuelta a la lactancia después de un periodo sin lactar o separaciones forzosas de madre y el bebé o tal vez enfermedades de la madre. Para estas circunstancias se pueden obtener buenos resultados con medicamentos que ayuden a estimular la producción de leche, denominados galactagogos, entre los más empleados está la domperidona. Sin embargo, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) advierte que estos medicamentos no deben utilizarse demasiado tiempo y por ningún motivo sin supervisión médica, debido que puede tener efectos secundarios. Existe para la producción de leche una bomba sacaleches eléctrica completamente automática con un sistema colector doble para extraer la leche adicional después de alimentar a su bebé cada 2 0 3 horas. Es importante sacar leche inmediatamente después de amamantar a su bebé. Puede dejar que pasen 5 horas sin bombear leche de noche, pero intente bombear leche 8 veces por cada 24 horas. Es importante ir tomando nota así va ayudar a ver cómo aumenta la producción de leche cada día. La bomba saca leches eléctrica al usarla puede estimular y vaciar los senos es especialmente vital si su bebé necesita alimentación adicional de leche materna. Lo importante es beber líquidos en abundancia, alimentarse nutritivamente y realizar descanso adicional. Piense positivo y obtenga apoyo de sus amigos y familiares.

Para el momento en qué se necesita calentar la leche que has tenido en el refrigerador lo importante es entibiar la leche bajo un chorro de agua caliente. No se puede dejar hervir, ni colocarla en el horno microondas, debido a que las altas temperaturas destruyen los anticuerpos presentes en la leche materna. Y por ningún motivo se puede volver a congelar.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

¿Los senos pequeños producen menos leche materna?

El tamaño de los senos no determina la capacidad de amamantar en ninguna mujer, además …

error: