TuMaternidad.com » Lactancia » La lactancia en niños mayores de un año

La lactancia en niños mayores de un año

La mejor nutrición para su hijo es la leche materna y sí el pequeño ya tiene un año de edad puede estar la madre muy segura de que está recibiendo el doble de nutrición. Cuando se está consumiendo una variedad de alimentos sólidos, su leche materna se vuelve un tanto menos fundamental desde una perspectiva de la nutrición. Algunos niños a partir del año continúan consumiendo una cantidad moderada de leche materna. Pero de acuerdo a las investigaciones no se conoce un puto en el que la leche materna pierda su valor nutritivo. Lo que sí se conoce es que a medida que su hijo pasa de la infancia a la niñez temprana, la lactancia materna sigue actuando como una fuente de confort profundo y seguridad, aportando las bases para un futuro saludable, feliz y seguro.

De ahí que así como los beneficios de la leche materna siguen de forma continua en aspectos nutritivos e inmunológicos, la AAP aconseja a las madres seguir amamantando después del primer año tanto tiempo como lo deseen la madre como el hijo.

Aunque cada vez es más común amamantar a niños pequeños o más de un año, la imagen todavía provoca comentarios ocasionales y las miradas de los adultos no es la más positiva debido a la desinformación.

Lo más importante respecto a decidir cuánto tiempo debe amamantar a su hijo, el criterio más válido antes de la opinión pública es el enfoque de su propio hijo hacia el querer seguir siendo amamantado y sus propios sentimientos al respecto. Y no cabe duda alguna que estos sentimientos se transmiten a su hijo.

Son muchos los interrogantes respecto a que su hijo mayor de un año continúe recibiendo seno materno. Por ejemplo, la preocupación que la continuidad de la lactancia esté causando que otros adultos como el encargado del cuidado infantil, o la maestra de preescolar u otra persona diferente la etiqueten de manera negativa? O se crean sentimientos contradictorios acerca de si amamantar a un niño interfiere en su relación con él, haciéndola una mamá permisiva? Si sus respuestas son negativas, entonces no hay motivo para acelerar el proceso de destete.

Algunas mamás han utilizado estrategias bien creativas para lograr amamantar a su hijo pequeño sobre todo frente a la sorpresa y algunas veces desaprobación desinformada que muchos adultos tienen y todo por la desinformación; es así que establecen con su niño pequeño un código de palabras “secretas” para utilizarla cuando él desea ser recibir su seno para ser amamantado, y así se mantiene en privado tanto su “secreto” como el lugar para recibir su seno.

Pero existe otro grupo de mujeres que dicen que realizar su lactancia en público es conveniente en cuanto se puede tener esperanza de hacer más aceptable la continuidad de la lactancia materna para los niños pequeños.

Al final, la decisión de cuánto tiempo va a amamantar a su hijo es una decisión que solo usted junto a la ayuda de su hijo pequeño debe tomar. Es importante involucrar y pedir el apoyo de su pareja y familia porque la relación o vínculo que se establece es algo único. Así que sea que se termine cuando el bebé tiene seis meses o dos o tres años es en últimas una decisión personal. Prácticamente es un seguir el instinto y lo mejor para usted y su hijo pequeño.

Ahora bien, algunas mamás les interesa preguntar sobre cuánto tiempo es el que se debe amamantar, o muchas veces están pidiendo permiso para destetar y mientras otras piden permiso para continuar, quieren saber si el amamantamiento prolongado puede llegar a perjudicar al bebé. Son numerosos los estudios que están confirmados que hay beneficios para los bebés como para los niños pequeños de más de un año. A nivel nutricional, la leche materna continúa siendo una fuente muy importante de proteínas, calcio, vitaminas y grasas. Y se reconoce también que al mamar menos seguido, los agentes inmunizantes de la leche se concentran y el bebé los sigue recibiendo. Va a disminuir la posibilidad de alergias, ya que al no estar incluida la leche de vaca hay menor posibilidad de reacciones alérgicas. En cuanto a estudios acerca de los aspectos psicológicos de la lactancia son pocos. No se sabe con exactitud si debido a la lactancia en sí misma o al comportamiento de las mamás que están dispuestas a amamantar prolongadamente a sus hijos.

Lo cierto es que la leche materna sigue siendo vital por sus hidratos, proteínas, calorías y grasas así haya pasado meses o años. La leche materna sigue siendo un alimento completo y lo más esencial, sigue siendo una inestimable fuente de células inmunitarias, es decir, de defensas para el bebé y recibirá muchos beneficios en edad de un año, dos o tres.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

¿Los senos pequeños producen menos leche materna?

El tamaño de los senos no determina la capacidad de amamantar en ninguna mujer, además …

error: