TuMaternidad.com » Lactancia » Las ventajas de la leche materna

Las ventajas de la leche materna

La forma natural de alimentación y que definitivamente va a contribuir a una mayor efectividad en el desarrollo físico, emocional, psicosocial e intelectual del niño, es la lactancia materna. Los nutrientes que proporciona tanto en cantidad como en calidad son los más óptimos para el desarrollo y crecimiento de sus órganos, en especial los del sistema nervioso, de acuerdo a las necesidades específicas en cada niño o niña.

Y los estudios reconocen que desde los inicios de la humanidad, las madres han tenido la costumbre de amamantar a sus hijos como un acto propio de la naturaleza humana. Y hoy día con los avanzados estudios aseguran los expertos que es un acto de amor que prodigan las madres con sus hijos, viéndose reflejado en el crecimiento de los niños.

Sin embargo, todavía, sigue siendo insuficiente las campañas y la concientización de las madres de hoy por procurar dar la leche materna a sus bebés. Es un cambio generalizado de costumbres que interfiere con la alimentación sana de la leche materna. Entre estos factores culturales que afectan enormemente la práctica de la lactancia es la introducción en la alimentación de leches de fórmula o alimentos diferentes como jugos, sopas, agua y hasta leche de vaca, durante estos primeros seis meses de vida del bebé. O algunos consideran que la cultura del biberón interfiere con el correcto amamantamiento, o en la introducción de otros tipos de alimentos para el momento en que ya no se produzca la leche materna. Y ni que mencionar que algunas madres sienten vergüenza de amamantar a sus bebés en público o de las presiones sociales de poder perder su belleza física.

La leche materna ofrece una infinidad de beneficios biopsicosociales, enriqueciendo la vida familiar entre otros, de allí la existencia de leyes en algunos países del mundo que protegen la lactancia como un entorno de unidad familiar.

Entre la evidencia científica señalan que la leche materna tiene un alto grado de beneficios como los siguientes:

  • Nutrición saludable: Durante el primer año de vida del bebé la leche materna está altamente enriquecida porque contiene nutrientes tales como: vitaminas, minerales, proteínas, grasas, hidratos de carbono y agua; con todo esto es muy superior a las fórmulas derivadas de la leche de vaca y de otras fuentes. Es de conocimiento que la lactosa, que es el hidrato de carbono más abundante en la leche materna, aporta una buena absorción de magnesio, calcio, fierro y oligoelementos en el niño, de ahí que un niño o niña amamantado no requiera de otro alimento (sólido o líquido antes de los 6 meses de vida.
  • El contacto físico: estar en ese apego-contacto durante el amamantamiento es una instancia armónica, privilegiando los patrones sensoriales, gratificando profundamente los sentidos. En estudios al respecto, se ha demostrado como los niños y niñas amamantados van a presentar mayor agudeza sensorial (tacto, olfato, visión, gusto, audición) que los que recibieron en los primeros meses biberón. E igualmente está demostrado que la interacción entre madre e hijo influyen notoriamente en el desarrollo psicomotor y se replica de manera significativa en su desarrollo emocional.

Además, de desarrollar confianza no solo con su progenitora sino que más adelante en poder confiar en los demás.

  • Una mejor digestión: la leche materna tiene un alto contenido en enzimas digestivas, proteínas y factores de crecimiento, que favorecen una mejor digestión para el bebé, debido a que el desarrollo de la mucosa intestinal va a evitar el ingreso de proteínas extrañas que son las que producen reacciones alérgicas y también va a contribuir enormemente al desarrollo del tubo digestivo del niño o niña. La leche materna tampoco provoca microhemorragias que sí han sido demostradas en los bebés que se alimentan con leche de vaca. Siendo así, sigue como mejor opción para tener menos dolor y llanto y menos problemas digestivos, amamantar con leche materna.
  • El beneficio inmunológico: el recién nacido es dependiente de la inmunidad que recibe de la madre a través de la leche materna, la presencia de inmunoglobulinas, lisozima, lactoferrina y células linfocíticas vivas en la leche de la madre es lo que produce un óptimo apoyo inmunológico contra bacterias y virus. Lo protege contra la Salmonella, E.coli, B.Pertussis, virus Polio e infecciones respiratorias. Siendo así, amamantar a tu hijo en los primeros meses, evitas que la enfermedad lo afecte más adelante.

Es así, que salvo excepcionales casos la lactancia es la manera más natural de alimentar a tus hijos, la gran mayoría de mujeres están preparadas para poder amamantar de forma oportuna y adecuada. El bebé es quien demanda la cantidad de leche, así que no le niegues ese alimento natural que le proporcionará más probabilidades de ser un niño sano, una niña sana y construir esa relación sana con la madre y un futuro con menos molestias de enfermedades por todo el aporte maravilloso de la leche materna.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

¿Los senos pequeños producen menos leche materna?

El tamaño de los senos no determina la capacidad de amamantar en ninguna mujer, además …

error: