TuMaternidad.com » Lactancia » Pechos hinchados durante la lactancia

Pechos hinchados durante la lactancia

Unos pocos días después del parto ocurre que los pechos se vuelven un tanto más pesados y sensibles a causa de la misma leche. Lo duro de los pechos es causado por la misma sangre que está en los senos, pero es sangre que es extra. Esto al cabo de un par de semanas desaparece y es cuando experimentas una suavidad en tus pechos.

En algunos casos los pechos podrían presentar un dolor e inflamación, sensibilidad incluso dolor, quizá sean señales que la hinchazón en tus pechos es más fuerte, presentándose una fiebre y el dolor podría abarcar hasta la zona de las axilas.

Estos síntomas perjudican en un tanto la lactancia, un pezón duro impide un apropiado prendimiento del bebé.

Los pechos inflamados o hinchados pueden aparecer a pesar que los bebés no se alimenten del pecho con frecuencia, aunque en la mayoría de ocasiones es porque el bebé no ha sido amamantado en el tiempo que debería, en la cantidad adecuada, por lo tanto es recomendado que se la madre vacíe sus pechos, exactamente después de haber dado a luz.

Otro de los inconvenientes por los que se presenta esta anomalía es porque a veces se podría presentar conductos de leche obstruidos, ocurre cuando la madre tiene implantes mamarios o por usar brasier demasiado encogido.

Prevenir los pechos hinchados es fácil, esta anomalía no sucede a todas las mujeres, aun así es necesario que se sigan una serie de recomendaciones:

  • Es necesario que la hora de amamantar al bebé en el momento indicado y no fallar a ese horario, y justo después de dar a luz, inmediatamente al pasar 2 horas es mejor amamantarlo.
  • La frecuencia de amamantamiento también es importante, esta debe ser al menos de 8 veces al día y no más de 12. Para que esto suceda es recomendable saber en qué momento el bebé tiene hambre.
  • Al momento de amamantar al bebé, el bebé debe aprovechar y vaciar el pecho para poder cambiar de pecho.
  • Es necesario que no se le dé biberón al bebé durante el primer mes de vida, exceptuando alguna condición médica que lo requiera.
Si estás padeciendo de inflamación en los pechos debes aplicar compresas tibias para hacer fluir la leche, aumenta la frecuencia de amamantar al bebé, al momento de amamantar aplica un masaje suave en el pecho, desde la axila hasta la aureola. Cuando el dolor se haya ido tus pechos estarán más suaves, recuerda que esta condición puede afectar al alimento del bebé y si los dolores persisten es necesario consultar con un médico, el alimento del bebé puede estar en peligro.

Déjanos saber tus comentarios y compártelo con tus amistades

comentarios

Acerca Grupo Editor

Grupo Editor
Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

¿Los senos pequeños producen menos leche materna?

El tamaño de los senos no determina la capacidad de amamantar en ninguna mujer, además …

error: