7 alimentos que tienes que evitar para perder peso luego del embarazo

Comparte con tus familiares y amigas

A la hora de perder peso, son varios factores los que se deben poner en práctica para conseguir los resultados deseados, pues una buena rutina de ejercicios, por más rigurosa que sea, no es suficiente para deshacerse de esos kilos que quedan después del parto, por lo que debe ser combinada con una dieta que incluya todos los nutrientes que el cuerpo necesita y que al mismo tiempo cuide la figura. Especialmente para las mujeres que acaban de pasar por un embarazo, este tema suele ser complicado por los nuevos afanes, las preocupaciones y la falta de tiempo, que hacen que se descuide la calidad de la alimentación y que optemos por comidas que poco nutren, y que además favorecen el aumento de peso afectando no solo la apariencia física sino también la salud. Comidas como refrescos azucarados, enlatados, paqueticos, alimentos procesados, sopas instantáneas, congelados, entre otras van “envenenando” lentamente nuestro cuerpo. Este tipo de alimentos se encuentran en gran demanda en el mercado y parecen ser tan accesibles y tentadores que nos hacen dejar de lado las comidas de origen natural que es la que más beneficios aportan al organismo. Ciertamente unos alimentos engordan más que otros por la cantidad de calorías que contienen, esos alimentos son: Comidas rápidas como papas fritas, hamburguesas, pizza, postres y fritos demasiado grasosos. Salsas, aderezos, y condimentos que sirven como acompañante y dan buen sabor a algunos platos que por sí solos no engordan, pero al agregarle estos ingredientes en muchas cantidades dejan de ser saludables. Las carnes rojas los embutidos, carnes procesadas y fiambres. Contienen calorías, sodio y grasas saturadas. Las frituras Absorben mucha grasa y aumentan las calorías, es mejor hornear, tostar, o cocinar al vapor. Las gaseosas y jugos azucarados. Por sus grandes cantidades de azúcar contienen muchas calorías. el chocolate blanco. Es el que más engorda porque tiene más cantidad de azúcar. el sodio la sal es ingrediente indispensable ya que da gusto a las comidas, pero debido a que se usa casi todos los días hay que moderar su consumo al máximo. La sal hincha y además es perjudicial para pacientes de hipertensión. Aunque los alimentos que se mencionan anteriormente no sean los más saludables, no significa que tengas que eliminarlos por completo de tu dieta o que no te les puedas ni acercar, lo ideal es moderar el consumo. Darse un gustico de vez en cuando, (ojo, solo “de vez en cuando") no está mal, pero es importante que hagas buenas elecciones, por ejemplo, beber jugos con bajo contenido de azúcar, ir reduciendo gradualmente la cantidad de sal que agregamos a nuestros platos, o comer una hamburguesa sin o con poca salsa son formas de hacer la dieta más saludable. Por más difícil que parezca privarse de ciertos gustos y resistir la tentación, piensa que si quieres bajar de peso, tienes que esforzarte, con el tiempo te acostumbrarás y ya no lo verás como un sacrificio.