Alimentación recomendada para niños

Comparte con tus familiares y amigas

Cuando hablamos de alimentación recomendada para niños es indispensable conocer que el desarrollo de un niño es importante, por lo tanto los hábitos alimenticios son más importantes en esa etapa, para evitar un problema de obesidad infantil. Siendo el padre, tutor o encargado del niño debes estar al tanto de muchas cosas, una alimentación adecuada no es la excepción. Velar por una alimentación saludable es un deber de los encargados, a pesar que los padres y los hijos nunca lleguen a ponerse de acuerdo al respecto. Para la cena los padres dicen brócoli, hijos dicen chocolate. Es algo muy difícil. Los hábitos alimenticios se inculcan a muy temprana edad, se debe tener en cuenta que los niños comen tres veces al día y hay dos snacks extra. Estos deben ser acordes a lo señalado en la pirámide nutricional. Disfrutar de los mismos alimentos que estás dando a tus hijos es un buen ejemplo para ellos. Las porciones deben estar adecuadas a la edad de los niños, a los niños pequeños debes darles unas apropiadas pequeñas porciones, si después ellos desean más, las porciones deben ser aún más diminutas. Hay que tener precaución con los alimentos por los cuales los niños sienten preferencia, llega un momento en el cual desean comer solamente un alimento específico hasta que les aburre o la manía se pasa. Si el alimento es saludable es permisible que lo aprovechen; si es alimento no saludable es necesario poner una restricción, evitando que haya problemas de salud. Es necesario que se les guíe acerca de cuáles alimentos son saludables y cuáles no. Una de las cosas que ayuda a evitar problemas de obesidad en los niños es brindarles un desayuno adecuado, equilibrado, saludable. Muchas veces por las prisas del quehacer cotidiano, los padres no les dan un desayuno en casa a sus hijos y mandarlos a desayunar al lugar de estudio, aunque algunos de ellos están regulados por nutricionistas. Pero si se tiene tiempo es necesario que el desayuno incluya lo recomendado por la pirámide alimenticia que tienen los nutrientes requeridos por el organismo para el desarrollo. Cuando el desayuno va con uno de los tres nutrientes que requiere la pirámide alimenticia es más funcional para el desarrollo del niño en sus actividades diarias. Lo importante es inculcarle al niño desde pequeño los buenos hábitos alimenticios y el organismo se encargará que desde temprana edad él desee desayunar saludablemente.