Como alimentar al bebé durante su primer año

Comparte con tus familiares y amigas

El primer año de vida del bebé es fundamental para sentar la base de una buena salud y en muchas ocasiones puede resultar la etapa más convulsa teniendo en cuanta que en ella se sucederán muchos cambios a un ritmo vertiginoso desde la alimentación exclusivamente con leche materna hasta el cambio a sólido.  

Existen determinados nutrientes que no deben faltar como el hierro que le ayuda a la producción de la hemoglobina, el zinc para una buena producción de glóbulos blancos, calcio y vitamina d para el desarrollo de los huesos, omega-3 para la salud del corazón, las vitaminas A,B,C y E para el buen desarrollo del cerebro….etc.

Aunque quizás lo realmente primordial en esta base de la vida de tu hijo es conocer bien como ir introduciéndole los nuevos alimentos sin que para él sea un desbarajuste. Para hecho es necesario seguir los siguientes consejos.

  • Durante los 4 a los 6 meses. Introducir los cereales puede ser clave para esta base ya que se sabe que aproximadamente alrededor de los 6 meses el bebé ya habrá agotado la reserva natural de hierro con la que nace. Se debe mezclar la lecha materna con alguna mezcla infantil de con cereales de la marca de confianza.
  • Desde los 6 meses a los 8 meses. Es hora de empezar a introducir puré de verduras y licuar frutas como plátanos, peras, manzanas, albaricoques o ciruelas pasas. También se puede ir introduciendo en la mezcla proteínas en alimentos como el pollo cocido, pavo, pescado, lentejas o incluso los frijoles.  Al mismo tiempo que se pude introducir también el yogur tanto de leche entera como de soja. Es importante comprar los alimentos más frescos posibles. Recuerda que puedes mezclarlos también con un poco de líquido de leche materna. Llegando a los últimos meses de esta fase intenta realizar los puré o jugos con menos líquidos para que se vaya acostumbrando a comer alimentos sólidos. No olvide que también se puede mezclar cereales de arroz si se quiere conseguir mejor textura.
  • De los ocho a los diez meses. Se puede ir introduciendo alimentos sólidos como las zanahorias o batatas hervidas o alimentos blandos de por si como los plátanos o aguacates. Se le puede ofrecer que empiece a comer cereales con los dedos, galletas o pequeños trozos de pasta cocida. En esta fase es importante cortar los alimentos en piezas pequeñas para que el bebé no se atragante. También puede ir comiendo pequeñas cantidades y en trozos pequeños de queso pasteurizado.
  • De los 10 a los 12 meses. Aunque ya se puede ir introduciendo todos los alimentos existen algunos con los que hay que tener especialmente cuidado debido a las alergias. Los expertos aconsejan que en este aspecto hay que ser cauteloso y evitar ofrecer alimentos como huevos, el maní, los maricos en general…ya que son grandes fuentes de alimentos asociados a las alergias. Es importante evitar la leche entera y la miel. Poco a poco y debido a que el bebé tiene más diente podrá ir comiendo trozos de comidas algo más grandes.

Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.