Como ayudar a nuestros hijos en el primer día de escuela

Comparte con tus familiares y amigas

Empezar el colegio es uno de los acontecimientos más relevantes en la vida de tu hijo. El secreto para que su debut escolar sea un éxito es prepararlo con ilusión: comprar con él la mochila y el material escolar, visitar antes la escuela, hablar sobre el tema, ten en cuenta que este enorme avance implica para tu hijo unos cambios radicales en sus rutinas habituales, que a partir de ahora van a ser permanentes: tendrá que respetar las normas del centro, deberá obedecer a otros adultos que no sois ni su padre ni tú, se verá obligado a compartir sus cosas con niños a los que no conoce de nada.

En general, los niños hipersensibles, los inseguros, los que acaban de tener un hermano, los sobre-protegidos, los rebeldes y a veces también los que no han ido a la escuela infantil tardan más en adaptarse a la vida escolar. Para ellos puede venir bien comprar, además del material escolar, uno de estos cuentos para ir contentos al colegio. Pero, sin duda, el factor más influyente es la actitud que adopten los padres ante esta novedad. Recuerda: sea cual sea el carácter de tu hijo y su situación, si tú te muestras confiada y serena, él también se sentirá así.

Es conveniente que una semana antes de comenzar el curso le vayas preparando para el gran día:

  • Insiste en que empieza el colegio porque ya es un niño “mayor”
  • Hazle saber que eso es algo natural en los niños y que tu como su padre quieres que el este bien
  • Háblale de cómo será su clase, de sus compañeros, de su profesora. Y asocia el centro con la práctica de esas actividades que tanto le gustan, como pintar, bailar, contar historias
  • Llévale un día a visitar el colegio y, si es posible, preséntale a la que va a ser su profesora. De este modo el centro dejará de ser un lugar desconocido y le dará menos reparo asistir a él.
  • También le hará mucha ilusión que vayáis juntos a comprar la ropa y el material escolar que va a necesitar

Otro aspecto básico para que tu hijo empiece el colegio con ganas es que vayas modificando su horario vacacional: acuéstale antes por la noche y no dejes que se levante tarde por la mañana. Y si aún duerme siesta, pregunta en el colegio si tendrá que prescindir de ella.