Como cuidar la relación de pareja después que nace el bebé

Comparte con tus familiares y amigas

Cuando llegan los niños a la vida de las parejas, todo suele cambiar, hay nuevas responsabilidades, nuevas preocupaciones y por su puesto nuevas ocupaciones. Ahora hay que hacerse cargo de un nuevo miembro en la familia y es muy posible que te sientas sofocada con los nuevos afanes. Si bien es sumamente importante cuidar y atender al bebé, la relación de pareja no debe verse descuidada. Tristemente, es muy común que en algunas parejas llegue a declinar la relación después del nacimiento del bebé, puesto que no han sabido cómo afrontar esta nueva etapa, ya nada es como antes, la magia se va perdiendo, pero lo ideal es que haya un equilibrio entre estos aspectos, y que  pero entonces, ¿cómo conseguirlo? El no poder salir a divertirse por la falta de tiempo, el agotamiento, la disminución de en la frecuencia de los encuentros íntimos con tu pareja (que puede darse porque duermes en la misma cama del bebé o bien por los factores mencionados anteriormente)  son a menudo inconvenientes que afectan la relación. Lo importante cuando pasas por esta etapa de la vida, es no dejarte agobiar por las dificultades que se puedan presentar, ten en cuenta estos consejos: Ten paciencia: indiscutiblemente, es el primer paso que debemos dar. Ser conscientes de que es un proceso que puede presentar dificultades, pero que no son imposibles de superar. De esta forma podrás pensar de una manera sensata y relajada, evitando al máximo llegar a la desesperación, o a puntos extremos, pues esto podría desencadenar conductas que lleven al conflicto. Dialoga: cuéntale a tu pareja cómo te sientes, qué quieres, dile si algo te aflige, y dale la oportunidad de que haga lo mismo, e incítale a tener una conversación abierta y sincera  para evitar futuros inconvenientes. En caso de que ya estén presentando dificultades en la relación, seguro que el dialogo también resultará de mucha utilidad para resolverlas. Mantente bella: muchas mujeres caen en el error de desmejorar o desentenderse de su aspecto físico tras dar a luz. El embarazo es lo más bonito que puede sucederle a una mujer, y tener un hijo no debe ser motivo para estar desarreglada. En medio de las tantas ocupaciones sacar un pequeño espacio para vernos bien es posible, haz que se note que la llegada del bebé ha traído alegría a tu vida y refléjalo en tu aspecto físico. Esto además mantendrá a traída a tu pareja, y lo más importante, te sentirás bien contigo misma, lo que mejorará tu autoestima. Procura sacar un espacio Pese a las múltiples ocupaciones que ahora tienes, y dependiendo de tu agenda, busca el mejor momento para compartir con tu pareja, así sean solo unos minutos, él apreciará tu intención. Si es posible salgan de vez en cuando, si no se puede, invéntate un plan para hacer en casa como una velada romántica, ver películas juntos, cocinar algo especial juntos, jugar juegos de mesa, etc. la cosa está en ser creativos y en querer compartir, seguramente podrás idearte otros planes. Si quieres salir a divertirte con tu pareja, dependiendo de tus posibilidades puedes pedir el favor a un familiar o alguien de confianza que cuide de tu hijo. El sacaleches resultaría una buena opción, sacar la leche y dejarla congelando uno o dos días antes podría ser una solución.

Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.