Como cuidar a un niño luego de una cirugía cardiaca

Comparte con tus familiares y amigas

Dentro los cuidados especiales que un niño debe tener después de una cirugía cardíaca es el control de las heridas, y debe ser todos los días para que no aparezcan signos de alguna infección, tales como: tumefacción que es una hinchazón, enrojecimiento, dolor o drenaje de líquido por la herida. Debido que una cirugía cardiaca, el niño tendrá una incisión, un corte en el medio o en el costado del pecho; siendo así si aparece alguno de los anteriores signos hay que estar alerta y llamar al médico, incluyendo alguna fiebre o por cualquier inquietud que los padres tengan. No será necesario cubrir las heridas del niño con vendas solo si está supurando o expulsando pus.

En caso de que el niño no continúe con los tubos en el pecho, por lo general es dos días después, se deberá retirar el vendaje que cubre el sitio. Y para mantener limpias las heridas no las debe mojar con agua solo hasta que todas las costras se hayan caído y el área se vea sana. Hasta ese punto el niño podrá tomar baños de inmersión o duchas sin mojar las heridas. Las heridas han de limpiarse todos los días con una tela suave humedecida en agua limpia y jabón para el bebé de pH balanceado. Después entre a secar sin frotar.

En cuanto a la caída de las costras puede tomar algún tiempo, por ningún motivo debe arriesgar ni hacer que salgan antes de lo debido, ya que puede causar infección e irritación. Igualmente por ningún motivo debe colocar cremas y una vez que las heridas se encuentren sanas puede dar pequeños masajes a la cicatriz con cremas suaves y ricas en nutrientes y vitamina E. Muchas veces las cicatrices se agrandan y elevan y puede causar impacto en los padres, si por algún motivo le inquieta el aspecto de la cicatriz del pecho del niño, se debe comunicar con el pediatra. Una cicatrización completa puede tomar un año aproximadamente.

Otra de las recomendaciones generales es la protección del sol, es básico que mientras todas las costras se caen y el área se ve sana, hay que cubrir dicha herida con una tela impermeable a la luz. Y colocar en el resto de la piel un protector solar suave.

En el manejo del dolor del niño se notará varias semanas después de la cirugía, pero a medida que pase el tiempo éste va a ir disminuyendo. Y deba estar tomando los medicamentos necesarios. Sin embargo, si existe o continúa el dolor es necesario consultar al médico pediatra para que sea él quien evalúe el dolor. No olvidar entonces que no se debe aplicar ningún tipo de ungüento, crema o aceite en la incisión. Se debe controlar dicha herida todos los días y si observa una hinchazón, enrojecimiento, drenaje o fiebre por encima de los cien grados Fahrenheit es necesario llamar al médico. Los puntos donde estuvieron localizados los tubos el doctor los quitará entre los cinco y los sietes días después. Limpie el lugar donde estuvieron los tubos con jabón neutro y una toalla suave.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.