Como estimular el habla en un bebé

Comparte con tus familiares y amigas

Ayudar a que el bebé desarrolle el lenguaje solo se consigue con la participación de los padres mediante juegos y gestos….Muchos especialistas coinciden en que la simple voz de los padres es una herramienta más que poderosa para que el bebé empiece a desarrollar el habla. Y sobre todo hay que empezar hacerlo desde una etapa temprana cuando el niño ya empieza e emitir sus primeros sonidos, arrullos y sonrisas. También puede ser muy educativo ofrecerle juguetes que emitan sonidos divertidos como sonajeros. Cuando antes se empiece el aprendizaje antes irá evolucionado. Pocos niños presentan problemas con el habla, no obstante si los padres tienen alguna preocupación al respecto o simplemente una duda deben consultar con un pediatra o logopeda. No obstante existen una serie de recomendaciones muy útiles sobre todo si se trata de padres primerizos con poca experiencia. Escuchar las primeras palabras y ver como su hijo va evolucionando siempre se convierte en una etapa de ilusión para los padres aunque pueden aparecer algunas preocupaciones también si no se llevan a cabo estos consejos básicos. Es importante dirigirse a los niños lo más claro posible y no repetir sus errores de lenguaje salvo que forme parte de momentos de juego. Practicar con ellos para que se acostumbre a una determinada voz y a determinados sonidos le será muy útil. Estimular el habla del bebé desde que nacen. Contándole historia desde su nacimiento, con cuentos adaptados a su edad, dibujos llenos de colores que le llamen la atención….etc. Incluso enseñarle una canción para cantar juntos siempre le estimulará. Existen muchas canciones infantiles que se venden en cd que a los niños les encanta que además suelen ser también juegos para su aprendizaje. Si le acompaña con bailes o movimientos divertidos también estimulará su aprendizaje. Corregir errores desde el principio. Hay determinados sonidos de nuestra lengua que le será más difícil pronunciar por ello es importante repetirle a base de juegos o trabalenguas para que el niño pueda repetirle el sonido. Por ejemplo la “R” suele ser uno de los sonidos que los niños suelen costarle más en pronunciar. También es importante enseñar al bebé a que nos preste atención y nos escuche de forma activa. Puedes empezar imitando los sonidos que su bebé haga cambiándole el tono y el volumen para lograr captar su atención. Crear rutinas y tiempos de comunicación adatados a cada edad será muy buena forma de ir estimulándole en el lenguaje. Existen muchos juegos que a cualquier bebé le entusiasmará como soplar pompas, darle crema, enseñar las primeras palabras, números…etc. Es importante en la comunicación exista de forma progresiva y regular. Por último es importante consultar a un logopeda si fuera necesario. Si el niño presenta alguna dificultad la ayuda de un especialista le ayudará a atajar el problema cuanto antes. Pero sobre todo hay que estar muy pendiente de que el bebé responda de forma activa a los estímulos con atención.