Cómo evitar las alergias alimentarias en bebés

Comparte con tus familiares y amigas

Sobre todo cuando un bebé empieza a pasar a alimentarse con alimentos sólidos, sus padres empiezan a tener muchas dudas y preocupaciones sobre todo relacionados con las alergias alimentarias. Por ello es fundamental recurrir a los consejos del pediatra y aprender a identificar los Alimentos más propensos a crear alergias. Pero sobre todo es necesario seguir una serie de consejos en esta etapa tan especial como esta. Es muy importante que una vez que hemos decidido que ha llegado el momento de introducir al pequeño en la dieta sólida, los alimentos se deberán ofrecer gradualmente teniendo muy presente las posibles alergias. Ahora es el momento de observar la reacción de cada alimento a nuestro bebé para en el caso de que existiera alguna reacción alérgica saber que alimento lo produce. No existe un orden determinado para ir introduciendo los alimentos nuevos aunque existen algunos que por sus características es mejor dejar para lo último. No olvide que aunque estamos en una etapa nueva se debe seguir dando los alimentos que hasta ahora estaba tomando. Existen 160 alimentos que pueden producir alergias aunque existen ciertos alimentos como hemos mencionado son más propensas a producir alergias. Aquí le dejamos una lista de los alimentos que más producen alergia. 1. Leche 2. Huevo 3. Cacahuates 4. Los frutos secos (como nueces o almendras) 5. Mariscos 6. Soya 7. Pescado 8. Trigo No obstante también se debe mencionar que en la mayoría de casos las alergias alimentarias en esta edad se terminan superando cuando los niños crecen. Sin embargo según cifras contrastadas solo el 20% de los niños alérgicos al cacahuete no logran superarlo nunca. En cuanto a las alergias producida por el marisco y el pescado suelen aparecer más tarde y no en la infancia. Pero… ¿Cómo detectar si existe un síntoma de alergia en esta primera etapa de la introducción de alimentos sólidos? Seguramente no sepas que las alergias alimentarias están ligadas al sistema inmunitario. De hecho ocurre cuando nuestro cuerpo por error considera por error que un alimento es nocivo para su cuerpo y en un intento de protegerse reacciona liberando determinadas sustancias químicas. Una de las sustancias químicas más activa es la histamina que actúa directamente en los ojos, nariz, piel y tubo digestivo provocando lo que se denomina literalmente reacciones alérgicas. Una de esas sustancias químicas es la histamina, que actúa en los ojos, la nariz, la piel y/o el tubo digestivo, provocando los síntomas propios de las reacciones alérgicas. Por ello si introduce un alimento nuevo en la dieta de su bebé tiene que estar pendiente sobre hasta las dos horas después de tomar el alimento que no se produzca ningún síntoma como urticaria, verdugones, piel enrojecida, erupción tanto en la cara o lengua, hinchazón de labios, tos, sibilancias, respiración dificultosa o incluso en caso más severos se puede producir perdida de conciencia. Si alguno de estos síntomas ocurre no dude en retírale el alimento y acudir a su pediatra lo antes posible.

Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.