Como evitar las caries en los niños

Comparte con tus familiares y amigas

El asunto de las caries dentales en los infantes y niños es uno por el cual los pediatras y los dentistas pediátricos están particularmente preocupados. Cuando se discute el tema de las caries dentales en los niños existe una clara asociación entre la alimentación con botella (el uso prolongado de la botella en la boca todo el día y acostar a los niños con ella en las noches), y la incidencia alta de caries en los incisores superiores que comienzan a salir en las superficies blandas de las encías.

Basados en la creencia de que el amamantamiento aumenta el riesgo de caries, algunos investigadores y profesionales de la salud han recomendado que los infantes se desteten cuando los primeros dientes deciduales salgan. Nuevas investigaciones, sin embargo, indican que el amamantamiento no aumenta el riesgo de caries dentales. Se ha encontrado que la leche humana no es más cariogénica y que son algunas de las fórmulas para infantes las que pueden disolver el esmalte del diente, reduciendo significativamente el pH y causando caries dentales y el envolvimiento de la pulpa.

En otro estudio realizado en Grecia se encontró que amamantar a un niño por más de 40 días puede inhibir el desarrollo de caries. Varios componentes de la leche humana pueden proteger contra el desarrollo de caries. Las inmunoglobulinas (anticuerpos) IgA y la IgG retardan el crecimiento de la bacteria estreptococo; por otro lado la lactoferrina tiene una acción bactericida contra streptococcus mutans, una bacteria implicada de la formación de caries. Además, las bacterias cariogénicas no pueden usar la lactosa, la azúcar que se encuentra en la leche materna, tan fácilmente como la sucrosa.

Algunos asumen que la leche materna es más cariogénica que las fórmulas porque contiene lactosa, la cual puede ser tan cariogénica como cualquier otra solución de azúcar en una botella; sin embargo, la lactosa está protegida por las propiedades antibacteriales y antienzimáticas de la leche materna. Además, la lactasa convierte la lactosa en glucosa y galactosa en los intestinos del bebé en vez de en la boca. etc

Los humanos somos la única especie de mamíferos que tienen pérdida significativa de los dientes deciduales. Los antropólogos han evaluado cerca de 600 cráneos de nuestros ancestros prehistóricos, los cuales por supuesto fueron amamantados (no había fórmula en aquel entonces), y no encontraron evidencia de problemas de caries dentales o pérdida de los dientes debido a éstas.

El problema de la caída o pérdida de los dientes no ha sido un problema significativo hasta hace 8,000 a 10,000 años atrás. Los antropólogos creen que el aumento en la pérdida de los dientes se debió principalmente a la llegada del cultivo de cosechas. Algunos antropólogos piensan que hubiese sido un suicidio evolucionario si la leche materna produjera caries y que la evolución hubiera seleccionado en contra de ella.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.