Como evitar las estrías en el embarazo

Comparte con tus familiares y amigas

Las estrías en el embarazo se convierten en un dolor de cabeza para muchas mujeres embarazadas, pues su aparición en esta etapa es muy común. Y cuando esto pasa, el desespero y en algunos casos la depresión, no demoran en llegar. Por lo general las estrías se presentan en lo últimos meses de embarazo o después de dar a luz y son causadas por el estiramiento drástico que sufre la piel, acompañado por otros factores como la falta de hidratación cutánea, el metabolismo, las hormonas o predisposición genética. El embarazo es un estado muy delicado para el cuerpo de la mujer debido a los cambios que sufre tanto fisiológica como hormonalmente, estos cambios afectan al cuerpo en su gran parte, la piel no queda atrás.

¿Por que aparecen las estrías en el embarazo?

Durante la gestación la piel del vientre tiende a estirarse hasta al menos unas 10 veces de lo que es normal. Las mujeres están propensas a padecer estrías después de un embarazo. Estrías son cicatrices en la piel de color blanco, rojo, rosado y hasta color nácar. Sabiendo que durante el embarazo también la piel es propensa a sufrir, es necesario cuidar la piel y mantenerla en buen estado de hidratación y elasticidad para evitar el aparecimiento de estrías, estas aparecen cuando la fibra de la piel se rompe lo cual provoca que surjan cicatrices.

Cabe mencionar que al estirarse la piel durante el embarazo y volverse más reseca de lo normal, el area del vientre aumenta de tamaño, provocando la aparición de estrías, indeseables para algunas, motivo de orgullo para otras. Es necesario que, para quienes las estrías sean indeseables, sigan estas recomendaciones para evitar la aparicion de estrías en el embarazo. Estos cuidados deben llevarse a cabo en el momento de la gestación y después del parto.

¿Se pueden evitar las estrías en el embarazo?

Las estrías en el embarazo son más comunes de lo que parecen, y aunque muchas mujeres nunca llegan a tenerlas, ninguna está exenta de padecerlas, pues el crecimiento del feto dentro del vientre materno acaba con el colágeno y la elastina; pero no solo se puede ver afectado el abdomen, ya que pueden presentarse también en brazos, piernas, senos, y glúteos.

Las estrías en el embarazo suelen ser una de las grandes preocupaciones de las mujeres embarazadas en cuanto a su estética, pues esas marcas que suelen aparecer en los senos, glúteos, y sobre todo en el abdomen, no son para nada agradables a la vista, y además son difíciles de combatir, de hecho, los dermatólogos aseguran que no existe un tratamiento capaz de eliminarlas por completo.

Afortunadamente es mucho lo que podemos hacer para evitarlas o mejorar notablemente su aspecto, y no tener que esconder nuestro vientre después del parto, por eso, es importante tomar acciones prontas que eviten la aparición de estas o disminuirlas si ya las hay. Algunas veces la predisposición genética puede ayudar a la aparición de las estrías, es decir, si tu madre las tuvo en su embarazo, es probable que tú también las padezcas.

Si bien en el mercado existen muchos productos como cremas y tecnología, hasta ahora, no existe un método con el cual las estrías en el embarazo puedan ser eliminadas completamente una vez se manifiestan, pero sin duda si hay maneras de reducirlas y en algunos casos se obtienen muy buenos resultados.

Metodos para evitas las estrias en el embarazo

 
Alimentate adecuadamente

Una buena alimentación es la mejor alternativa para evitar cualquier daño en la piel y mantener una piel sana, alimentos ricos en vitamina A, E y C y aquellos ricos en proteínas de origen animal y magnesio pueden ayudar a evitar aparición de estrías mediante la hidratación y el colágeno. Mientras que los alimentos grasos ayudan a la elasticidad de la piel y a regenerar el tejido dañado.   

 

Cuidar de tu peso

Por supuesto que vas a subir de peso en el embarazo, pero debes tener cuidado y no permitir un aumento exagerado. Planéate una meta y con hábitos saludables lo lograrás. No deberías de aumentar más de 12 kilos en el embarazo, además entre menos kilos subas, menos tendrá que estirarse la piel y será menos probable que aparezcan las temidas estrías. Cuando el peso durante el embarazo es demasiado o excesivo es peligroso para el bebé y para la madre, pero no solo eso, la piel corre el riesgo de resultar afectada de la misma forma. Por ello el aumentar o perder peso de una manera drástica podría ser perjudicial para la piel y favorable para las estrías.

 
Aplícate cremas y productos hidratantes

Es recomendable el uso de cremas anti estrías desde los primeros meses de embarazo. No cualquier crema es recomendable para el uso contra las estrías, es necesario que la crema contenga hidratante, revitalizante y restaurador de piel. Componentes tales como: centella asiática, vitamina E y algunos tipos de aceites (yoyoba y rosa de mosqueta). El aceite de rosa mosqueta tiene muy buena fama para lograr una notable disminución o evitar la aparición de las estrías, debido a sus propiedades humectantes y regeneradoras.

Para mantener tu piel hidratadautilizando cremas hidratantes, hazlo por lo menos dos veces al día con una crema humectante, y si lo prefieres puede utilizar alguna de las muchas que existen en el mercado hechas especialmente para combatir o prevenir las estrías en el embarazo,  fíjate que no contengan Retinol-A, ya que está contraindicado en el embarazo y la lactancia. Su aplicación debe ser de 2 veces por día, al aplicarla durante la mañana y la anoche, haciendo masajes circulares en la zona afectada. El momento ideal para aplicar este tipo de tratamientos es después de una ducha.

 
Practica actividad física

El ejercicio físico además de mantener tu piel hidratada, le da tonicidad a los músculos y fortalece la piel. Los ejercicios deben realizarse bajo aprobación médica y con las precauciones necesarias. La natación es una excelente opción. Existen ejercicios que se pueden hacer durante el embarazo, y que entre otros beneficios, ayudan a mantener el tono muscular, disminuyendo el riesgo de que las estrías aparezcan.

 
Toma suficiente agua

Una piel hidratada es una piel sana, el consumo de agua ayuda en gran manera a este factor, al igual que consumir alimentos que contengan nutrientes y lo necesario para una buena formación del bebé y que ayude a la piel, así mejorará la elasticidad de tu piel y el funcionamiento de tu organismo. Ahora más que nunca debes mantener tu piel bien hidratada, para eso necesitarás tomar al menos ocho vasos de diarios de agua, de esta manera la piel estará más elástica y sana.  

 
Dile no al tabaco

Aunque la razon principal para no fumar es la salud de tu bebe, fumar puede aumentar el riesgo de que se formen las estrías, por eso debes evitar el tabaco antes, durante y después del embarazo, además ten en cuenta que el cigarrillo no solamente afecta tu piel, si no otros órganos del cuerpo.

 
Utiliza un rodillo dermatológico

Si después del embarazo han quedado estrías, puedes usar este aparato que al parecer no tiene efectos secundarios. El dermaroller, como es conocido en inglés, consta de unas micro agujas que si bien causan un poco de irritación momentánea en la piel, son poco molestas y perfectamente soportables. Este aparato cada vez gana más popularidad y buena reputación entre sus usuarios.

 

La aparición de las estrías en el embarazo en ocasiones causa problemas de autoestima a las mujeres, pero no tienes porqué sentirte acomplejada, no te dejes afligir por ellas, es mejor pensar en la bendición que has recibido al ser madre, y verlas como una marca de ese hermoso suceso que valió la pena. Tampoco dejes que esto afecte tu intimidad, en la gran mayoría de los casos, los hombres no les dan mucha importancia al tema, y aceptan la nueva apariencia de su mujer sin tanto misterio, y somos las mismas mujeres quienes nos castigamos sin razón.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.