Cómo Perder Peso Después Del Embarazo

Comparte con tus familiares y amigas

Después de tener un bebé, es difícil para muchas mujeres regresar al peso que tenían antes del embarazo. A pesar de querer perder peso después del embarazo y ponerse en forma, el asistir a un gimnasio puede ser algo intimidante. Existen formas de perder peso despues del emabrazo sin ir al gimnasio, y este artículo te explicará algunas de ellas.

Asistir al gimnasio es una opción ideal para las madres, que como tú, quieren perder peso después del embarazo, ya que un gimnasio tiene muchos equipos para ayudarte a poner en forma. No hay una razón por la que no puedas comprar equipos y convertir ese cuarto adicional de tu casa en tu propio gimnasio. Esto hará posible que hagas ejercicio a tu conveniencia sin tener que abandonar tu casa.

No todo el mundo tiene el espacio para un gimnasio en casa, así que se hace imposible comprar equipos grandes para hacer ejercicio. Otra buena solución para hacer ejercicio en casa es comprar videos de ejercicios. Existen miles de videos de ejercicios a la venta, así que nada te impide que compres uno o varios de ellos.

El trabajo de jardinería es algo que la mayoría de personas les aterra, pero deberías verlo como una oportunidad para bajar un poco de peso. Cosas como arrancar maleza, sembrar un jardín y rastrillas las hojas secas te ayudara a quemar muchas calorías. Si vives en un clima que es muy calido, tendrás una ventaja más grande ya que el calor te permitirá quemas aun más calorías.

Si decides ir al gimnasio, deberías tratar de encontrar un gimnasio que atiende a personas con peso excesivo. Existen varios disponibles, y te sentirás más cómodo asistiendo a uno de estos. En caso de que no haya uno cerca de tu casa, intenta ir al gimnasio en las horas en las que no se encuentra muy lleno.

El ejercicio es mucho más fácil cuando formas parte de un equipo. Tal vez no quieras que te vean en un gimnasio, pero si consigues una amiga que te acompañe te puedes beneficiar. Otra madre nueva seria una opción ideal, así que deberías considerar tratar de conocer a alguien que al igual que tu, sea una nueva mama.

Ten presente que tienes una muy buena razón para haber subido de peso, y no te permitas deprimir a ti misma. Aumentar de peso es algo muy natural cuando se tiene un bebé, así que no te sientas avergonzada porque ya no eres tan delgada como lo fuiste alguna vez. Concéntrate en ser una gran madre y criar un bebé saludable, y concéntrate en tu peso en tu tiempo libre.

En conclusión, no permitas que unas libras de mas te hagan sentir mal. Acepta tu nuevo cuerpo, y trata de encontrar formas de perder peso sin crearte mas stress o tension. Las sugerencias mencionadas anteriormente te pueden ayudar a alcanzar tu objetivo. Una vez que logres obtener tu peso ideal, te darás cuenta de que no requiere de tanto esfuerzo como te lo imaginaste. Ten presentes estos consejos que acabas de leer para perder el peso que subiste durante tu embarazo.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.