Como planear una fiesta de cumpleaños para nuestros hijos

Comparte con tus familiares y amigas

Los niños esperan su cumpleaños con ansiedad y alegría con varias semanas de anticipación. Esa ilusión a veces se convierte indirectamente en una presión para los padres. Pensar en el lugar para celebrar el evento, las sorpresas, los invitados, el regalo y el pastel solo son parte de un día que amenaza ser estresante para los padres. Tómalo con calma, más aún si tienes varios hijos. Si estás nerviosa esa fecha especial puede transformarse en un mal día para ti y para tu hijo. Algunas ideas pueden ayudarte: Para ser buena una fiesta infantil no necesariamente debe ser algo complicado. A veces una fiesta de pijamas con seis amigos puede ser un momento genial para tu hijo que se siente orgulloso de organizar su primera “pijama party”. El resto de tu familia puede sentirse feliz de verse implicada en la organización del cumpleaños de su nieto o su sobrino. Hacer el pastel, prestar su casa para la celebración o preparar los bocadillos te aliviará la tarea y servirá para unir a la familia. Puedes llevar al cumpleañero a pasar el día en el club con un grupo de niños. Allí podrán practicar un deporte, organizar juegos al aire libre o nadar al aire libre. ¿Qué tal un picnic? Es algo que nunca falla con los más pequeños. Reduce gastos y aumenta la diversión. Es importante que tu hijo aprenda desde pequeño que lo más importante de su cumpleaños es el amor que le regalan sus seres queridos. Que su familia lo llame y lo visite, que sus amigos recuerden esa fecha importante y que lo hagamos sentir el rey de la casa por 24 horas no falla nunca. Una amiga hizo algo sencillo y original con su pequeña hija de 5 años. Le colocó una corona hecha por ella, le dio un cetro y la vistió con un traje de princesa.  Durante 24 horas la niña comió su comida favorita, vio su película preferida y jugó toda la tarde con su mejor amiga. La pequeña no necesitó nada más para ser feliz en ese día inolvidable.