Conoce como funcionan las glándulas mamarias

Comparte con tus familiares y amigas

Sabemos que te debes estar preguntando: ¿como funcionan las glandulas mamarias?

Muchas mujeres tienen esta pregunta y en pocas ocasiones se les explica con claridad como funcionan sus glándulas mamarias.

Para empezar esta sencilla explicación comenzaremos diciendo que la forma y tamaño de las mamas depende fundamentalmente de la cantidad de tejido graso que contienen, y no de su capacidad para producir leche. De igual manera, la forma y tamaño del pezón pueden influir en el establecimiento de una succión más o menos correcta pero no es condicionante de la posibilidad de lactar.

Tan sólo un mínimo porcentaje de mujeres (alrededor de solo un 5%) pueden tener verdaderos impedimentos físicos para poder establecer una lactancia exitosa.

Independientemente de la forma y el tamaño del pecho o el pezón, lo que verdaderamente asegura la correcta succión es el acoplamiento entre la boca del bebé y la mama. La succión, que es la “aspiración” de la leche, es todo un conjunto de movimientos: ordeñan el pecho, desencadena unos reflejos en la madre y la producción y la salida de la leche. El pecho es una fábrica de leche, con un pequeño depósito de almacenaje.

¿Como estan compuestas las glandulas mamarias?

El tejido glandular (la fábrica) está compuesto por multitud de alveolos que elaboran la leche de forma continua. Estos alveolos se comunican y convergen en una serie de conductos cuya función es almacenar y conducir la leche hacia el exterior. Los conductos son de muy pequeño calibre en su inicio, y conforme va avanzando el embarazo, se van haciendo cada vez más gruesos a medida que se acercan el momento de la salida. Detrás que la areola alcanzan su mayor tamaño. Aquí se acumula una pequeña cantidad de leche, y es el lugar que debe presionar la lengua del bebé para poder sacar el contenido. Los senos se estrechan nuevamente al atravesar el pezón.

¿Desde cuando las glandulas mamarias estan listas para la lactancia?

Desde las primeras semanas del embarazo las glandulas mamarias se preparan para lactar. Tras el parto se ponen en marcha una serie de mecanismos hormonales con el fin de favorecer la lactancia. Siendo las principales hormonas que participan en la regulación de la producción y eyección de la leche la prolactina y la oxitocina. La prolactina es la hormona más importante de la lactancia, tanto para el desarrollo de la mama en los primeros meses del embarazo, como durante la lactogénesis. Durante la lactancia, el nivel de prolactina está elevado, y aumenta aún más durante la toma del bebé. Estos niveles de prolactina tienen un ritmo natural de producción, que es mayor durante la noche que durante el día.

Por tanto, las tomas nocturnas son importantes para el mantenimiento de la lactancia. La hormona oxitocina se segrega en respuesta a un estímulo del pezón, y ante diversos estímulos emocionales que llega a tener la madre. Estos estímulos pueden ser: visuales, auditivos o de origen olfativo, siendo la mayoría de ellos casi siempre relacionados con el bebé. Uno de los más conocido y que toda madre llega a experimentar es cuando siente la salida de leche con sólo oir llorar a su bebé. Así que no te preocupes por hacer funcionar las glándulas mamarias, ellas saben perfectamente como prepararse para alimentar al bebe que viene en camino.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.