Conoce el desarrollo visual y auditivo en los niños

Comparte con tus familiares y amigas

Las desarrollo visual y auditivo se desarrollan a un ritmo variable para los niños. Sin embargo, hay ciertos hitos que la mayoría de los niños alcanzan a edades específicas. La interacción común y cotidiana entre los niños y quienes los rodean es la mejor manera de aumentar y mejorar las habilidades.

La audición es crítica para que los niños aprendan y reaccionen ante el mundo que los rodea. Una pérdida auditiva no identificada puede causar un retraso en el desarrollo del habla y el lenguaje. En consecuencia, es mejor identificar y tratar la pérdida auditiva lo antes posible.

Los padres y otros cuidadores pueden hacer muchas cosas para fomentar el desarrollo del habla y el lenguaje y proporcionar oportunidades de aprendizaje.

  • Escuche y responda a su hijo, reconozca, aliente y elogie los intentos de comunicarse.
  • Hable con su hijo sobre lo que está haciendo, lo que ve, lo que está haciendo y lo que su hijo ve. Utilice un lenguaje apropiado para las habilidades de habla y lenguaje de su hijo.
  • Acepte errores a medida que se desarrolla el habla de su hijo. Simplemente repita o expanda lo que se dijo, usando las palabras o sonidos correctos.
  • Si no entiende lo que dice su hijo, pídale que lo repita o ayúdelo a reformularlo.

El cerebro humano es el único recipiente del que se puede decir que cuanto más se le mete, más cabida tiene. Por eso es importante que los padres hagan del aprender el mejor pasatiempo de la vida de sus pequeños y el mas divertido. Es sabido que el ojo ve, pero no entiendo lo que ve y que el oído oye, pero no entiende lo que oye. Que la función de entender e interpretar lo que se ve y lo que se oye es única y exclusivamente del cerebro.

Cuando el oído percibe o capta una palabra o un mensaje hablado, este mensaje auditivo se descompone en una serie de impulsos electroquímicos y llega como un relámpago al cerebro, el cual entonces recompone el significado de la palabra que se le ha intentado transmitir y la comprende.

Bajo este mismo proceso, es cuando el ojo percibe una palabra o un mensaje escrito. Por eso es posible que los niños muy pequeños, pueden aprender a leer palabras, frases y párrafos, exactamente de la misma manera que aprenden a entender palabras, frases y párrafos hablados.

Tanto la vía visual como la auditiva, pasan por el cerebro, donde ambos mensajes son interpretados por el mismo proceso cerebral y nada tiene que ver con ello, la agudeza visual ni la agudeza auditiva, a no ser que estén dañadas o muy limitadas en las funciones del pequeño.

Para comprender el funcionamiento del cerebro humano, se ha de tener en cuenta más el instante de la concepción que el momento del nacimiento, porque el grandioso e increíble, como poco entendido proceso de desarrollo cerebral del embrión, empieza exactamente en el momento de la concepción del nuevo bebé.

Al inicio de la concepción, el huevo fertilizado es de tamaño microscópico. Doce días después, el embrión es lo bastante grande pa que el cerebro se pueda diferencias. Y todo esto sucede antes de que la madre sepa que está embarazada, mucho antes de que inicien todos los síntomas del embarazo.

Y gracias a las funciones que el cerebro puede desarrollar, es que:

  • Solo el hombre puede entender el lenguaje abstracto, simbólico y personal que oye.
  • Solo el hombre es capaz de identificar un objeto por el mero tacto.
  • Solo el hombre puede ver de tal forma que le capacita para ententer el lenguaje abstracto, cuando se presenta en forma escrita.

Siendo estas las razones por las cuales un niño tan pequeño, es capaz de realizar las funciones de: Hablar, escribir, leer, entender la lengua que se le enseñe e identificar a esa edad, objetos solo por el tacto.

Por eso es que tan importante que en el primer año de vida el niño tenga oportunidades casi ilimitadas de moverse, de explorar el mundo físico y de ir adquiriendo las experiencias y aprendizajes a su propio ritmo. Permitir que pase por todo esto, da como resultado niños física y neurológicamente bien desarrollados, seguros y con una muy buena autoestima y seguridad.

Busque ayuda si sospecha que su hijo tiene un problema de habla, lenguaje o audición. Una evaluación puede determinar si las habilidades de un niño se desarrollan normalmente o no. Los patólogos y audiólogos certificados de habla y lenguaje son educados y capacitados a nivel de maestría o doctorado para evaluar habilidades de comunicación y tratar trastornos.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.