Consejos para Adelgazar Después del Embarazo

Comparte con tus familiares y amigas

Como siempre, las mujeres queremos vernos bellas, y no porque ahora seamos madres vamos a pensar diferente, por el contrario, este es uno de los momentos de la vida en los que muchas de nosotras estaremos más pendientes de nuestro aspecto físico, pues es obvio que nuestro cuerpo ha sufrido cambios, y por supuesto haremos todo lo que podamos para  lucir espléndidas.

Uno de los cambios físicos más evidentes en el embarazo es el aumento de la masa corporal, por eso es común que después de dar a luz o incluso desde antes, empieces a preguntarte como perder el peso que ganaste en el embarazo.

Notarás que afortunadamente, inmediatamente después de dar a luz empezarás a liberarte de esos kilos demás. Por lo general este proceso de pérdida de peso se da durante los siguientes seis meses, aunque puede ser en más o en menos tiempo. Una alimentación saludable y actividad física son claves en este proceso.

Es muy importante que desde el embarazo empieces a planear como perderás peso, ya que entre menos peso ganes, más fácil será volver a tu peso habitual, pero recuerda ser muy cuidadosa con este tema y evitar tener un peso muy bajo o pesar mucho, así evitarás que tú o tu bebe puedan tener problemas durante la gestación.

No es aconsejable empezar a adelgazar antes de las seis semanas después de dar a luz, pues tu cuerpo está débil y necesitas tomarte tu tiempo para recuperarte, y un adelgazamiento lo haría más difícil. Si estas amamantando, lo mejor es esperar que tu bebé tenga por lo menos dos meses antes de empezar a perder peso. Tampoco se aconseja una pérdida acelerada de peso, lo ideal es perder alrededor de medio kilo cada semana.

Ten en cuenta:

  • La lactancia ayuda, así que si por alguna razón no te decidías a hacerlo esta es otra de las grandes ventajas, de dar el seno. Al amamantar tu cuerpo quema calorías, así que bajarás de peso casi de forma involuntaria.
  • No te saltes comidas, lo único que conseguirás es tener menos energías, y créeme, en este momento sí que las necesitas, más aún si amamantas.
  • Escoge las comidas bajas en grasa o sin grasa, y la leche es mejor si es deslactosada (esto no afecta la producción de leche) come muchas verduras, frutas, proteína y alimentos saludables en general.
  • Las fajas son un tema con el que hay que tener cuidado, muchos médicos no la recomiendan, pero lo que si es cierto es que funcionan bastante bien, yo personalmente la usé, pero en todo caso, es mejor consultar a un profesional, y si te decides a usarla, no te decidas por una demasiado apretada que en lugar de hacerte un bien, pueda afectarte.
  • Por supuesto haz ejercicio, esto puede sonar difícil o aburrido, pero cuando empiezas a notar los cambios positivos, no lo verás como un sacrificio, ya te irás acostumbrando, pero no te excedas y asesórate antes de empezar.

Por último es muy importante que seas consiente de que tal vez no recuperes tu aspecto físico de antes, todo depende de cómo sea tu cuerpo, de lo que si puedes estar segura es  que hacer o no hacer algo para lograr tu figura deseada hace la diferencia.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.