Consejos para lograr una lactancia materna exitosa

Comparte con tus familiares y amigas

Se sabe que la leche materna es la mejor opción de alimento para un bebé recién nacido. La leche materna proporciona al bebé lactante las vitaminas y nutrientes que el bebé necesita para su desarrollo y crecimiento saludable. La leche materna es bastante saludable para el bebé pues previene y reduce el riesgo a muchas enfermedades referentes a los riñones, estómago, pulmones, en fin contra varias enfermedades que podrían perjudicar la salud del bebé y hasta causarle la muerte. El hecho de dar de mamar al bebé no solamente ayuda al bebé, el más grande beneficio de una lactancia materna es que una madre disminuye el riesgo de padecer algún tipo de hemorragia después del parto, otra de ellas es un beneficio para el útero y las contracciones generadas en éste, la madre está menos expuesta a padecer cáncer de mama. Para dar pecho al bebé no es necesario ir a ninguna universidad, es algo para lo cual se capacita, ya sea a través de instinto materno o unos breves consejos. No se puede negar que al principio de la lactancia todo es nuevo y complicado, sobre todo si se es madre primeriza, pero nada es imposible, se resuelve con leer un poco al respecto o compartir experiencias con madres experimentadas, los excelentes consejos son de buena ayuda para amamantar sin ningún problema. Es necesario tomar en cuenta que la alimentación que la madre tenga al momento de amamantar también es importante, debe ser saludable para que no afecte de forma negativa al bebé, el consumo de líquido debe de ser el adecuado, específicamente consumo de agua natural. Para saber si la lactancia está dando buenos resultados, se debe notar que la apariencia del bebé es totalmente saludable, el brillo en sus ojos y su nivel de reacción está en buenas condiciones. Su peso puede variar, una semana aumenta cierta cantidad, en otra semana tal vez no aumente, algo totalmente normal. ¡Importante! Es necesario no ofrecer biberón inmediatamente después de amamantar al bebé, para comprobar si tiene necesidad de comida, pues podría generar que el bebé aún sin tener necesidad haga uso del biberón. Debes visitar al  pediatra si el bebé tiene pérdida de peso o no aumenta de peso, mientras está lactando, si la cantidad de pañales usados no asciende de 5 o 6 diarios, si defeca poco (una vez al día o menos) Como madre se sabe cuándo algo va mal, por ello cuando se note algo irregular pues es necesario visitar al médico pediatra.