Consejos para mamás primerizas

Comparte con tus familiares y amigas

A pesar de lo mucho que pudiste leer antes de empezar a ser mamá, de las experiencias que lograron compartir tus amigas, los consejos que tu mamá te brindo y su madre también, nada de eso es comparable con la realidad que se pueda vivir ya con el bebé en brazos, y puede resultar un poco difícil adaptarte a una nueva situación en tu vida: ser madre.


Es por eso que necesitas unos cuantos consejos que te ayuden a desenvolverte en tu nueva forma de vida, consejos que acá se te brindarán para llevar a cabo una buena tarea:

  • Es necesario que solicites ayuda con el tema, las personas más recomendadas son las de la familia y tu pareja. Ellos con seguridad estarán dispuestos a ayudarte con lo que necesites.
  • Otra de las necesidades que tiene tu cuerpo es poder descansar, por ello debes dormir cuando tu bebé duerma también, es necesario que te recuperes.
  • Durante los primeros días de tu recuperación es necesario que impidas un poco las visitas, pues apenas te estás ajustando a la situación y es un momento en el que necesitas estar a tiempo completo con tu bebé y descansar.
  • Para comer, puedes cocinar cosas sencillas, que no lleven mucho trabajo. Un pequeño sándwich o comida a domicilio, es lo ideal. No te aproveches, porque no se trata de pizza a domicilio, es más bien sobre comida saludable.
  • Deprimirse o entrar en estado de tristeza es normal. Tus hormonas están teniendo bastantes cambios y tu humor podría cambiar de un momento a otro, sobre todo cuando el parto se encuentra reciente. Si aún después de eso, el estado de tristeza continúa, consulta con un médico.
  • Aprovecha al máximo a tu bebé, consiéntelo, siéntelo cerca de ti. Hazle sentir el cariño que le tienes.
  • Que no solo el bebé sea consentido, también tú debes aprovechar esas situaciones. Que tu familia y tu pareja te consientan es beneficio para tu recuperación. A veces es necesario que alguien más se haga cargo de tu bebé por un tiempo breve mientras tú descansas.
  • No tengas los pensamientos deprimentes que te encuentras sola, no es así. No entres en estado de frustración, eso no ayuda al bebé.
  • Deja la preocupación por el peso, prácticamente es algo que no se puede evitar durante los primeros momentos después del parto. El peso se va perdiendo conforme vas realizado alguna rutina de ejercicios.
  • Habla con otras madres, compartan experiencias. La experiencia sabe cómo ayudar a una madre primeriza.

Situaciones más frecuentes de las madres primerizas

El cuidado de un bebe, significa contraer enormes responsabilidades, adquirir compromisos, delegar funciones, ya que se trata de la vida de un ser, nuestro hijo. Nadie nace sabiendo, se trata de experiencias y ensayo – error donde se adquiere el conocimiento, pero al hablar de nuestros hijos no se debe cometer errores, el cuidado de un bebe no cuenta con indicaciones o un manual de instrucciones, no se aprende en las universidades y escuelas; es por esto que las madres más las primerizas se encuentran con un numero de problemas en la llegada de este ser tan especial. Hablando más de las mujeres como rol de madres, las cuales se encargan de la mayor parte del tiempo al cuidado de los bebes, hay ocasiones en que determinadas situaciones le hacen perder el control y cometer errores en ellas.

Entre los errores que más se cometen al cuidar a nuestros hijos están: sobreprotegerlos, dudar de su capacidad como madre, no dejar que toquen a tu hijo, higiene excesiva, abrigarlos demasiado, tener todo en silencio en casa, excederte en la alimentación de tu hijo, esto no se debe hacer ya que puede dar lugar a muchas enfermedades, situaciones sociales y psicológicas a dañinas a nuestros hijos. Hay diversas situaciones en que de igual forma no se encuentra la solución, o no se sabe qué hacer, debemos organizar tiempo, crear un calendario de fechas y horarios, para tener un amplio margen de lo que se va a hacer; organizar trabajo en medida en un gran punto a favor para las madres que son primerizas, esto les dará más confianza, más visión y tiempo para prepararse ante lo que debe hacer y lo que está por hacer.

No cabe duda que si la organización va llevada ante un análisis sirve como herramienta poderosa al tomar las decisiones, al dirigir y a criar a nuestros hijos de una manera efectiva. El hecho de ser madres primerizas, no significa por ninguna razón que lo hará mal o cometerá errores, pero debido a su falta de experiencia puede que se susciten; una de las alternativas o paliativos a esto es enseguida buscar ayuda ante cualquier incontratiempo, si no sabe hacer la tetera del niño, pues pregunte, si no sabe cambiar el pañal, también hágalo, sin ningún tipo de complejo de inferioridad, la salud del niño es primero. Hay que tener presente que la crianza de los niños se da de una manera espontánea y natural.

 

Recuerda que ninguna madre ha nacido siéndolo, pero seguir consejos te ayuda a ser mejor. No hay un pócima secreta para ser mejor madre, lo necesario es seguir tus instintos con un poco de ayuda de otras madres experimentadas.