Consejos para tener una crianza de tus hijos eficaz

Comparte con tus familiares y amigas

Todo buen padre de familia está preocupado por como criar a sus hijos. La verdad no existen recetas de cómo ser buen padre y como tener buenos hijos, peros si existen algunos tips que podrían ayudar para ir sembrando buenas semillas y por ende tener muy buenos frutos.

Primero es tratar de desarrollar lo más que se pueda un ambiente de amor, crear y fortalecer los vínculos familiares en el hogar. Darles a los bebés la sensación de encontrarse en un lugar cálido y seguro, lleno de amor. Esto ayudará para que los bebés construyan esos lazos que los unen a cada miembro de la familia, esto solo se logra si todos los integrantes de la familia comparten mucho tiempo juntos, en actividades que bien pueden ser dentro de la casa o afuera, al aire le libre. Un buen clima familiar es aquel en el que no existen gritos, malos tratos en donde nunca se respiran aires hostiles.

Un segundo paso podría ser el cultivar el autoestima de nuestros peques. Pero ¿Cómo se logra esto? Bueno, la respuesta es sencilla, un elogio que venga de cualquiera de los progenitores o de los dos, le dará al bebé ese sentimiento de estar haciendo las cosas bien. Reconocer cuando el niño o la niña ha hecho algo bueno, también va a contribuir para que se auto asuma como una pequeña persona de bien. Los elogios en los comentos correctos harán que quiera repetir esa buena acción una y otra vez.

Si por alguna razón nuestros niños merecen ser corregidos, se debe hacer con mucho tacto, pues una palabra mal usada, un tono de voz muy fuerte o comparaciones innecesarias podrían afectar los patrones de conducta. Nunca tratarlos de malos, al contrario hablar con ellos y explicarles las razones del porque aquello que hicieron está mal. Hacerles conciencia en que los seres humanos nos equivocamos, que no somos perfectos que cometemos errores. De nada servirían los regaños, maltratos físicos; lo niños tienden a recordar estos episodios pero no recuerdan por qué ocurrieron.

Sin embargo, no hay mejor enseñanza que aquella que va acompañada del ejemplo. No podemos ir corrigiendo todo lo malo que nuestros hijos hagan, nosotros como padres tenemos que poner el ejemplo. Sería tonto enseñarles a los niños que no se debe robar, cuando nosotros estamos robando la señal de cable del vecino.

Por último, es de tener siempre presente que los niños son unas espongas grandes que absorben todo lo que ven. Lo buenas o malas personas que nuestros hijos sean en el futuro, será  solo el reflejo de lo bueno o malo que nosotros hayamos sido como padres.