El embarazo y los medicamentos

Comparte con tus familiares y amigas

Se conoce que el consumir medicamentos o algún tipo de fármaco en la etapa de embarazo es de gran daño para la criatura y para su desarrollo.

No es recomendable consumir algún tipo de medicamento sin alguna prescripción médica, eso incluye los medicamentos naturales. Debido a que la dosis suministrada es la de un adulto, el feto podría sufrir ciertas anomalías y perjudicar al desarrollo de este. Debemos recalcar que algunos medicamentos son necesarios para la embarazada, por ello debe consumirlos, el bienestar de ella es el bienestar del bebé. Por lo tanto se define que hay medicamentos seguros tanto como para el bienestar del bebé como el de la madre.

Hay una etapa en la cual el futuro bebé es más delicado con respecto a los fármacos, el primer trimestre, pues es ahí cuando se da el desarrollo de su cuerpo y órganos y los medicamentos podrían afectar este proceso. Se tiene conocimientos sobre algunos fármacos que podrían causar anomalías de nacimiento, las cuales son graves cuando se toman durante la etapa del embarazo.

Toda mujer embarazada debe evitar sobre cualquier cosa ingerir medicamentos que contengan Talidomida, se conoce también otro producto con el nombre de Accutane®; sin embargo el daño de los medicamentos o la seguridad de ellos es algo difícil de comprobar pues hay otros factores que afectan como la cantidad consumida, el momento del embarazo en el que se tomó, algún tipo de enfermedad que padezca la mujer y los otros fármacos que pueda consumir.

Hay unas categorías de fármacos que van desde los que puedes consumir, los que debes intentar no consumir y los que no debes consumir: Categoría A, B, C, D y X, siendo el C y el D los cuales debes intentar evitar consumir y la categoría X los que no debes consumir, nada seguros para el bienestar del bebé. Es necesario consultar con el médico correspondiente si se encuentra en estado de embarazo y ha tomado medicamentos o requiere usar alguno, entre estos debemos incluir los naturales, receta libre, algún tipo de suplemento.

Es necesario recordar que las mujeres embarazadas deben empezar un tratamiento o iniciarlo, siempre en supervisión de su médico. Algunas mujeres padecen de asma, depresión o cualquier tipo de enfermedad que necesita la toma de medicamento, de lo contrario podría afectar a la madre y al bebé. Es necesario realizar una consulta de los medicamentos o fármacos más seguros para el bebé.