El primer amor de los niños

Comparte con tus familiares y amigas

Muchos niños y niñas experimentan su primer amor alrededor de los 5 o 6 años de edad. Es un amor puro, inocente, al cual solemos restarle importancia los adultos. Sin embargo si yo te preguntara quién fue tu primer amor seguramente aún hoy después de muchos años te acuerdas de su nombre y de los detalles. Cuando el niño comienza a socializar en la escuela suele aparecer esa persona que llama su atención y despierta su interés desde tan temprana edad. A veces solo la mira desde lejos y suspira por ella, en otras ocasiones intercambian palabras, cartitas, regalos y hasta algún beso furtivo. Muchos adultos le preguntan al pequeño, ¿tienes novia? Sabiamente, tu hijo sonríe y no contesta ni una palabra. Por no decir “¿Qué te importa? ¿Acaso yo ando indagando acerca de tu vida privada? Tu le enseñaste a ser educado. Por eso prefiere guardar silencio. Si su carácter es más bien extrovertido dice: Sí, es Julia de primero B. Para muchos niños su primer amor suele ser una maestra. La inmensa admiración que sintió por su madre en sus primeros años de vida se traslada fuera del hogar hacia la maestra. Muchas docentes saben esto y tratan a nuestro hijo con especial cariño y ternura. Las niñas suelen ser más precoces en este sentido. Buscan a los niños, los llaman, juegan el juego incipiente de la seducción con inocencia pero de manera inteligente. Si tu hijo quiere hablar de esto contigo, ¡felicidades! Tienes un canal de comunicación estrecho con él. Trata de mantenerlo y ver lo que te dice con total naturalidad pero no restándole importancia. Para ellos es su primer amor y tu palabra en ese momento de sus vidas tiene una autoridad indiscutible. Esos amores infantiles suelen ser breves. No por ello verás a tu hijo triste el día en que la niña le diga que le gusta otro chico y que eso se acabó. Respeta su tristeza, acompáñalo sin emitir juicios y trata de que se mantenga distraído y que se sienta apoyado. Los corazones infantiles sanan con increíble rapidez y pronto tu príncipe azul saldrá en busca de otra doncella.