El Proceso del Destete en el Bebe

Comparte con tus familiares y amigas

Toda exposición acerca del destete debe dividirse en dos partes: Uno, es el destete del pecho y el otro, es el destete de la botella o biberón, existiendo realmente muy pocas diferencias entre uno y otro caso.

El destetar al niño del pecho materno, es ciertamente una de una de las primeras etapas de ir dejando a los hijos, de irles permitiendo su independencia como ser humano. Muchas madres experimenta un alto grado de satisfacción emocional al amamantar a sus bebés e incluso y hasta cierto punto es una experiencia sexual, muy satisfactoria.

Con el ritmo intenso de la vida actual, seis meses de lactancia exclusiva u un destete prolongado hasta los dos años, como recomiendan la OMS y Unicef, tal vez sea difíciles de mantener, pero -en la medida en que las condiciones lo permitan- lo mejor es acercarse lo más posible a esos plazos.

Contra lo que se sostenía hasta no hace mucho, hay buenas razones para evitar un destete precoz. Los mamíferos primates, por ejemplo, no destetan a sus hijos cuando les nacen los primeros dientes sino cuando desarrollan sus molares.

Una parte interna de cada madre que está dando pecho, se mostrará reacia a renunciar a ese placer, aun cuando la otra parte, reaccionará a las ventajas de hacerlo, tomando en cuenta que adquirirá una mayor libertad y capacidad de movimiento.

Qué es el destete? 

La producción de leche materna disminuye considerablemente si el bebé mama menos. Destetar consiste en hacer disminuir la producción de leche para que la lactancia termine. Atención: no sirve la precipitación. El destete lleva su tiempo. Por qué?. Porque no hay nada peor para los senos que parar el amamantamiento de forma brusca. Además porque, haciéndolo de forma gradual evitarás la obstrucción de los pezones y la frustración que puede suponer para el niño.

Entonces un aspecto importante para ambos es que el destete debe ser gradual, no solo por el bien del niño, sino también de la misma madre. La mecánica de vendar los pechos, disminuir la ingestión de líquidos, bombear los pechos, tomar medicamentos para hacer disminuir el flujo de lecho, son temas que muy bien puede tratar con el pediatra.

Aspectos Físicos del Destete

Un argumento viejo, el de que la leche pierde sus nutrientes, ya fue descartado: la composición de la leche materna varía de acuerdo con las necesidades del niño a medida que madura. Por supuesto, desde los seis meses o un poco antes, los bebés ya comenzaron a ingerir otros alimentos, pero la leche materna todavía es nutricia y mantiene sus propiedades inmunológicas.

Varios estudios aparecidos en publicaciones científicas indican que el bebé que sigue mamando es menos proclive a las enfermedades infecciosas y a las alergias, y tiene más probabilidades de desarrollar un cociente intelectual más alto.

Para las madres también hay beneficios: en mujeres que amamantaron más de seis meses se detectó menor incidencia de cáncer de mama y de útero.

Aspectos Psicológicos del Destete

La lactancia es para el bebé un modelo de vínculo que redundará en los que cree cuando llegue a su vida adulta. Si la separación de la teta se logra en forma natural, el niño podrá mantener la confianza en su mamá, lo que a su vez influirá en una mayor independencia futura. Si, por el contrario, se lo separa antes de esté maduro para ese cambio, jamás perderá cierta inseguridad y el temor a ser abandonado. La independencia es importante, pero el niño debe ester "listo" para ella.

Volviendo a los estudios realizados, algunos indican que hay una estrecha relación entre destete prematuro y desórdenes de conducta.

Cuándo iniciar el destete?

Llega un momento en que los chicos no piden la teta para alimentarse sino para dormir, consolarse o incluso como un modo de saludar después o antes de una separación de varias horas. También puede ser una demanda de atención. La Organización Mundial de la Salud estipula que un bebé no necesita otra leche que la materna durante las 6 primeros meses de su vida. La industria de alimentos para bebés intenta hacernos creer lo contrario.

El destete será más fácil si lo haces cuando empiezas la introducción de nuevos alimentos en la dieta del niño.

Debes saber que cuanto más tiempo le des el pecho (5 meses), más bonitos estarán los contornos de tus senos después.

No pienses que la vuelta al trabajo supone la finalización de la lactancia. En Estados Unidos, por ejemplo, el 50% de las madres que tienen un hijo de 6 meses, siguen dándole el pecho. Es posible darle el pecho por la mañana, por la tarde cuando vuelves del trabajo y justo antes de acostarle (además, si el bebé se despierta por la noche, es mucho más práctico darle el pecho).

Durante el fin de semana, deberás intentar darle el pecho en todas las tomas. Si, en regla general, la producción de leche es un poco más baja durante el fin de semana, el lunes estará de nuevo en niveles óptimos.

Como Destetar a un Bebe

En el caso que necesites comenzar el proceso de destete durante la lactancia es importante seguir un procedimiento que no cree un gran impacto en tu cuerpo ni en tu bebe. Si tu bebé es menor de un año, necesitarás reemplazar las tomas de leche materna por tomas de fórmula o leche tuya congelada. Sin embargo, no puedes quitarle el pecho de golpe a tu hijo, ya que te extrañará a ti y tu cuerpo no comprenderá lo que sucede. Por eso te sugerimos lo siguiente: reemplaza una toma cada 3 ó 4 días. Es decir, si tu bebé come cada 4 horas, puedes iniciar el destete dándole en biberón la segunda toma de la mañana. Continuar así por 3 días y al cuarto día reemplazar la tercera toma del día por fórmula o leche materna en biberón. Si tus pechos están muy llenos de leche todavía y estás muy incómoda, espera un día más antes de quitar otra toma. Si al revés, ya tu producción de leche estaba disminuyendo (cosa que puede suceder si das de lactar a tu bebé y complementas con fórmula) y no sientes los pechos llenos, puedes acelerar el destete y quitar una toma de pecho cada 2 días.

Se recomienda reemplazar progresivamente las tomas dejando para el final la de la mañana y la de la noche. ¿La razón? Primero que nada, generalmente produces más leche en la mañana y cuesta que el cuerpo se vaya acostumbrando a que no se requiere más leche en ese horario. Por otra parte, la toma de la noche a veces es la más difícil de dejar por temas sicológicos. Por ejemplo, el bebé muchas veces está acostumbrado a dormirse tomando el pecho de mamá. O incluso la madre siente que es un momento muy especial y le cuesta inventar una nueva rutina a la hora de dormir al bebé. Lo más importante es tomarse las cosas con calma y no angustiarse si no se sigue un calendario establecido para el destete; hay muchas mamás que siguen amamantando a sus hijos sólo en la noche hasta que se sienten listas para abandonar la lactancia completamente... o sus cuerpos ya no producen suficiente leche.

Cuando la lactancia está bien en marcha, puedes ausentarte unos día y seguir teniendo leche, ayudándote de un saca leche.

Lo importante es tomar en cuenta que la lactancia no es sólo alimentación sino un vínculo único. El destete no debe ser sinónimo de destrucción: no hay que ofrecer la teta, pero tampoco rehusarla.

Cuánto tiempo se necesita para completar el proceso de destete?

Cuando hayas tomado la decisión, antes de empezar, asegúrate de que tu bebé está en buena forma (que no tenga catarro o problemas intestinales). Servirá con que reemplaces una toma de leche materna por una de leche artificial por biberón (preferentemente no evites el de por la mañana y el de por la noche). Al cabo de algunos días tu producción de leche se reducirá.

El destete que sucede a una lactancia prolongada, cuando el bebé no mama más que 4 veces al día, será más rápido (una semana o diez días para un destete completo) que el destete después de una lactancia corta cuando el bebé mama de 6 a 8 veces al día. Si desde el principio has optado por la alimentación mixta (alternancia entre lactancia materna y biberón) el destete será mucho más rápido. En este caso, la producción de leche no habrá comenzado del todo (la lactancia materna nunca habrá sido realmente suficiente). Si tienes la intención de parar totalmente o parcialmente la lactancia por un viaje o por la vuelta al trabajo, piensa en comenzar el destete bien a tiempo.

Si de la noche a la mañana dejas de lactar a tu bebé, tu cuerpo seguirá produciendo la misma cantidad de leche que estaba acostumbrado. Esto no es bueno porque se pueden tapar los conductos de leche en tus pechos, inflamarse e incluso infectarse. Cuando se produce una infección, la zona se enrojece, duele mucho y la madre tiene fiebre. Hay que llamar al médico cuanto antes para que confirme el diagnóstico de mastitis (infección al pecho) y recomiende el remedio adecuado (usualmente antibióticos).

Algunas veces, debido a que le es imposible producir leche o bien porque no está interesada en ello, o porque le parece desagradable, o prefiere tener mas libertad de movimiento y acción, la madre que ha empezado a criar al niño al pecho puede optar por cambiar el pecho por botella (biberón), antes de pasar a la etapa de la taza. Esto ciertamente puede hacerse mas o menos a los dos meses, incluso al primer mes, pero es preferible esperar a los tres meses para evitar la posibilidad de cólico en el bebé.

Algunos remedios para facilitar el destete

Pocas mamás primerizas están preparadas para las incomodidades que pueden sufrir al dejar de amamantar a sus bebés. Las molestias se producen porque la leche se acumula y se inflaman los pechos. Para aliviarte, puedes colocarte hojas de repollo (col) frescas y ojalá frías. También puedes alternar entre compresas frías y calientes. Otras mamás dicen que los baños de tina o duchas calientes calmaban el dolor para ellas. Si notas enrojecimiento en tus pechos, fiebre, dolor de cabeza o tienes síntomas de una gripe, por favor llama a tu médico pues es posible que hayas desarrollado una mastitis.

  • Homeopatía Calcarea Carbonica
    • 5 CH: 3 gránulos por la mañana y por la noche hasta el final de la lactancia.
    • Lac Caninum 5 CH: 3 gránulos por la noche antes de acostarte hasta la finalización de la lactancia.
  • Fitoterapia
    • Algunas mujeres encuentran muy útil consumir mucho perejil.
    • Preparar una infusión con 5 gr de producto por taza que beberás durante todo el día.
  • Aromaterapia
    • 2 gotas de aceite de menta en un trozo de azúcar o una cuchara de miel tres veces al día.
  • Si los senos continúan llenándose
    • Extrae una cantidad suficiente de leche para aliviarte, pero no dejes que el bebé mame: tu cerebro recibirá la señal para continuar la producción de leche.
    • Algunas mujeres conservan un poco de leche en los senos durante unas cuantas semanas. Esto no representa ningún peligro.
    • Puede suceder que durante las semanas que siguen el destete, sientas pequeños quistes en los senos que aparecen cuando la leche todavía no ha sido evacuada de los canales galactóforos. La mayoría desaparecerá espontáneamente pasados algunos meses. Si te molestan demasiado, consulta con tu ginecólogo.

La readaptación psicológica después del destete

Para algunas mujeres, el destete es el momento más difícil del período postnatal ya que lo asocian con la ruptura total del cordón umbilical. Es el final de la sensación como de vivir en una "burbuja" con el bebé.

Es muy importante tanto para la mamá como para el bebé remplazar los momentos de intimidad que eran las tomas por caricias y otros instantes de ternura.

El destete puede ser muy difícil para el bebé si no te preocupas de reemplazar esos momentos de conexión tan íntima que compartías con él, por muchos abrazos, cariño y atención. Cárgalo en brazos (no te sorprendas si busca tu pecho), dale un masaje para bebés, llévatelo a pasear... la idea es dedicarle mucha atención hasta que se vaya acostumbrando a que mamá ahora le da de comer de manera diferente pero con el mismo amor de antes. Si el bebé rehúsa el biberón y ya tiene más de 6 meses, intenta alimentarlo con vaso entrenador.

Si conoces a alguna comadrona, ésta podrá aportarte valiosos consejos para el momento del destete. Además existen otras asociaciones, como LA LIGA DE LA LECHE, presente en numerosos países, ALBA LACTANCIA… que podrán informarte. No dudes en contactarlos.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.