Episiotomía: ¿un mal necesario?

Comparte con tus familiares y amigas

La Episiotomia en el Parto

Supongo que estaría promediando la carrera de medicina cuando tuve la primera referencia acerca de la episiotomía como un "corte" que parecía imprescindible para que se produzca el parto y del que aparentemente ninguna mujer estaba exenta.

El comentario surgió de una compañera de la facultad y lo hacía con cierta resignación y a la vez temor por lo que parecía su inexorable destino. En ese entonces aún no había visto un parto y me sorprendió que fuese necesario realizar un corte para que se produzca un proceso fisiológico. ¿Sería que la Humanidad había padecido en sus partos hasta la adopción de la episiotomía o había alguna otra alternativa?. Claro que la controversia sobre el uso o no uso de la episiotomía antecede por mucho a mi interrogante, ya que se remonta realmente al momento de su "invención" a mediados del siglo XVIII.

Fue Ould quien primero describió esta operación recomendando su utilización en aquellos partos "extremadamente dificultosos." El que le dio el nombre de episiotomía fue Braun a mediados del siglo pasado y precisamente desaconsejó su uso.

¿Qué es realmente la episiotomía?

Sin duda, es la operación más frecuentemente realizada en Argentina. Se trata de un corte en el sector que va desde la vulva al ano, en la zona llamada periné. Se efectúa con tijera poco antes de la salida de la cabeza del bebé, y en teoría "protegería" de desgarros así como del prolapso genital.

Sin embargo al realizarse sin respetar las líneas de tensión de los tejidos del lugar la cicatrización ocurre con mayor dificultad, traduciéndose en una mayor tasa de infección y hemorragia, así como también provoca un postoperatorio más doloroso que en los desgarros que se producen espontáneamente. Dicho de otra manera sería algo así como efectuar un "desgarro quirúrgico" en vez del posible desgarro fisiológico que ocurre en los partos normales. Digo "posible" porque no en todos los partos se produce este desgarro, y siempre implica una cicatrización más rápida y más "anatómica".

La episiotomía comenzó a realizarse en forma frecuente a mediado de la década del 20 en EEUU coincidiendo con el cambio de escenario de la realización del parto del domicilio al hospital. De esta forma pasó a institucionalizarse hasta alcanzar a casi la totalidad de los partos de los EEUU y otros países como el nuestro. Esta situación no fue la misma en todo el mundo, ya que por ejemplo en Francia y los países Bajos no alcanzó nunca al 30% de los partos normales.

La Episiotomía en la Actualidad

Estudios efectuados en los últimos años han demostrado que en realidad la episiotomía, lejos de proteger de desgarros, es probablemente hoy por hoy la principal causa de los mismos, específicamente de aquellos considerados graves, o sea los que en la jerga médica se denominan de 3er o 4to grado.

Se sabe también que suele dificultar el reinicio de las relaciones sexuales en el período post-parto, ya que su postoperatorio es más doloroso (el famoso salvavidas para sentarse); en cambio cuando el desgarro es espontáneo la recuperación es más rápida e indolora. Indudablemente este cúmulo de evidencia inspiró a la Organización Mundial de la Salud para que emitiera su comunicado donde expresa que de "de acuerdo con los últimos descubrimientos no debe efectuarse episiotomía de rutina en los partos " (1997).

Reafirma este concepto la publicación de junio de 1999 de "The Lancet", probablemente una de las revistas más respetadas por la comunidad médica donde se refiere a la episiotomía, en su uso indiscriminado, como una forma de mutilación genital femenina. De todas formas existen teóricamente situaciones donde el uso de esta intervención podría estar aceptada. Serían aquellos partos donde debe acortarse la duración del período expulsivo, por ejemplo por sufrimiento fetal, o en los partos por fórceps. Años atrás se le otorgaba un papel preventivo de lesiones en la cabeza de los bebés en los partos prematuros, cosa que quedó desterrada por los hallazgos obtenidos en las investigaciones sobre el tema.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.