Estimulando la inteligencia de tu bebé

Comparte con tus familiares y amigas

La ciencia nos enseña que el ser humano llega a este mundo con casi la totalidad de células nerviosas que va a requerir en su vida, pero el mapa de conexiones entre ellas al momento del nacimiento está aún empezando a dibujarse. Con las primeras experiencias, cuando el bebé escucha a su mamá cantándole una nana, percibe el olor del biberón, gatea por el pasillo tras la pelota, etc… se van despertando una cascada de conexiones nerviosas en su cerebro. Por eso una experiencia rica, una estimulación adecuada, favorece el desarrollo de su inteligencia.

Precisamente en el periodo comprendido entre los 0 y los 6 años de edad se produce un gran desarrollo en el cerebro humano, por ello se han realizado en los últimos tiempos, numerosas investigaciones para encontrar la mejor forma de potenciar las capacidades motrices e intelectuales del niño durante esa época de su vida.

A continuación te enseñamos paso a paso, las formas más adecuadas para estimular la inteligencia de tu bebé. Pero debes tener en cuenta que nunca se ha de forzar al niño, ni tampoco tratar de adelantar ninguna función cognitiva. Uno de los riesgos que corremos al tratar de ser unos educadores modélicos para nuestros hijos es precisamente el de sobreestimular a los pequeños, pudiendo provocar entonces su irritabilidad y hasta el insomnio.

Lo importante es que el niño disfrute y los adultos debemos estar atentos para observar los primeros síntomas de cansancio, distracción o aburrimiento, porque será justo el momento de parar el juego.

Recomendaciones para la estimulación temprana:

De 0 a 3 meses: Billones de conexiones neuronales están esperando a ser activadas. Se recomienda:
  • Estímulos visuales con juguetes de colores.
  • Acariciar con frecuencia al bebé.
  • Dejarle escuchar música con la precaución de no sobresaltarle.
  • Aprovecha los momentos en que le cambias los pañales, por ejemplo, para realizar ejercicios de movilidad.
  • Y no olvides que el momento del baño, además de una forma de asearle significa también poder familiarizar al bebé con los movimientos dentro del agua.
De 3 a 6 meses: En esta época, las sinápsis o conexiones neuronales, alcanzan una mayor densidad en las áreas visuales. Se recomienda:
  • Como el niño ya distingue los colores y sigue objetos con la mirada, puedes estimularle con objetos móviles.
  • Paseos.
  • Sencillos entrenamientos con juegos de esconder y hacer aparecer objetos.
  • Hay que hablarle con mucha frecuencia.
  • Puede empezar a nadar.
De 6 a 12 meses. El desarrollo del área cerebral relacionada con el lenguaje está en su momento clave. Se recomienda:
  • Puedes ayudar al desarrollo de tu bebe jugando a reconocer sonidos, olores y sensaciones al tacto.
  • En esta época comienza a gatear y eso le acercará a muchas y nuevas sensaciones que puedes poner a su alcance.
  • El comienzo de una alimentación variada te permitirá convertir las comidas en toda una aventura de descubrimiento para tu hijo.
De 12 a 18 meses. Se empieza a habilitar la facultad de anticipar acontecimientos y realizar razonamientos sencillos. Se recomienda:
  • Aprovechando que comenzará a caminar puedes potenciar su motricidad con juegos y sencillos ejercicios físicos.
  • También será la época de sus primeras palabras y ahora será el momento adecuado para incentivar su participación en la conversación, animándole con preguntas, repeticiones, estribillos, etc … que le permitan consolidar y ampliar su vocabulario.
De 18 a 36 meses. Últimos años de la primera etapa de efervescencia neuronal. Se recomienda:
  • Utilización de cartulinas con palabras o números para que se familiaricen con sus formas a través del juego.
  • Alrededor de los dos años pueden entender las bases de juegos como dominós, y tener el primer contacto con el ajedrez.
De 3 a 6 años. Aproximadamente a los seis años se termina este primer periodo de desarrollo. Se recomienda:
  • Seguir fomentando el reconocimiento de objetos con el tacto.
  • Comenzar a introducirles en la práctica de algún instrumento musical.
  • También se puede iniciar la enseñanza de idiomas.

Artículo suministrado por los editores de entubuzon.com


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.