La importancia de la familia del recién nacido

Comparte con tus familiares y amigas

De todos los deberes de los padres, ninguno supera en interés y responsabilidad al adecuado cuidado que ha de dispensar al niño que acaba de nacer. Debido a que el crecimiento físico y el desarrollo mental de los niños son procesos que no pueden separarse uno de otro: ambos deben ser tenidos en cuenta por los padres, para intervenir en ellos inteligentemente.

Entre los factores que influyen decisivamente en el desarrollo infantil, sobresalen la familia y el medio ambiente. Los niños se forman mejor física y mentalmente, rodeados de una familia en que reine la armonía y en la que la madre, el padre y los hijos, desenvuelven sus mutuas relaciones en un ambiente de cordialidad. Sin duda, una vida de armonía y felicidad entre los padres es el primer requisito para la mejor crianza del hijo.

Todos los padres deben tener en cuenta la importancia que tiene en la evolución mental y física de su descendencia. La importancia que representa el resto de su vida adulta, el que su vida en el hogar descanse sobre un mutuo afecto, en la compenetración y confianza recíprocas.

El cuidado del pequeño durante los primeros meses de su vida es de especial importancia por dos razones principales: la primera, porque el recién nacido es un ser completamente indefenso, desvalido, y no puede vivir sin una adecuada atención que le brinda el adulto; la segunda, porque de la forma en que estos cuidados se administren depende el desarrollo de los primeros hábitos o costumbre que el niño adquiere. El amor, el cariño, el respeto, el sentimiento de seguridad y de pertenencia, se transmiten día a día con los cuidados que los padres le brindan al bebé. Sin olvidar que son de suma importancia las normas y los métodos que se sigan durante el primer año de vida, aunque estas estén orientadas o dirigida a su salud física exclusivamente.

Con frecuencia, los primeros días durante los cuales, el padre y la madre se sienten con la gran responsabilidad de atender al recién nacido son días de prueba y esfuerzo para ambos. Tales momentos de incertidumbre y de ansiedad pueden ser menores si los padres se preocuparon durante el embarazo de leer, consultar, preguntar, informarse sobre la llegada del nuevo bebe, y alimentarse con conocimientos sencillos e indispensables para atender a las necesidades del recién nacido y la manera de satisfacerlas adecuadamente, sin complicaciones.

La familia cercana, siempre está dispuesta a ayudar a los nuevos padres, las abuelas, los abuelos, los tíos, las tías, las primas, de ambos lados de la familia, comprenden la necesidad de ayuda y apoyo que se requiere durante los primeros meses del bebé. El calor de los brazos es importante para el desarrollo emocional del bebé, tenerlo abrazado es una forma directa de transmitirle AMOR, CARIÑO, TERNURA. Siendo estos momentos los que mas unen a las familias y crean el nacimiento de los lazos que al paso de los años se irán fortaleciendo con el nuevo integrante de la familia.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.