Las embarazadas que comen pescado evitarían nacimientos prematuros

Comparte con tus familiares y amigas

LONDRES -- El consumo de pescado podría aumentar las probabilidades de que una mujer cumpla los nueve meses de un embarazo normal y tenga un bebé saludable, dijeron el viernes investigadores daneses. Los expertos llegaron a la conclusión en un estudio publicado en el British Medical Journal que las futuras madres que consumían una mayor cantidad de pescado tenían menos partos prematuros y sus bebés nacían con mayor peso que las que no lo comían. Los científicos sospechan que el pescado, un alimento rico en ácidos grasos omega-3, puede aumentar el peso del feto, prolongando el embarazo y evitando nacimientos prematuros. Para realizar su estudio los investigadores compararon las dietas de 8.000 mujeres danesas durante el embarazo para determinar si el consumo de pescados y mariscos influía en los nacimientos tempranos. "El bajo consumo de pescado fue un fuerte factor de riesgo para partos prematuros y niños con poco peso al nacer", expresó Sjurour Frooi Olsen, investigador del Statens Serum Institute, en Copenhague. En la investigación se preguntó a las mujeres la frecuencia con que comían pescado durante el embarazo y si este alimento era parte de un plato fuerte, ensalada, o si tomaban aceite de pescado como suplemento. Los partos prematuros disminuyeron del 7,1 por ciento entre las mujeres que nunca comían pescado al 1,9 por ciento entre las embarazadas que comieron este alimento al menos una vez por semana. Olsen explicó que sus hallazgos concuerdan con estudios previos que revelaron un vínculo entre el consumo de pescado y los embarazos a término. Los pescados oleosos, como el salmón, el arenque y la caballa, son ricos en ácidos grasos omega-3, que también se ha comprobado que son efectivos para combatir la depresión e inhibir el crecimiento de las células del cáncer de próstata. Artículo suministrado por los editores de entubuzon.com