Las primeras enfermedades de nuestros hijos

Comparte con tus familiares y amigas

Hoy nuestro hijo está desganado. No quiso comer bien y duerme más de lo habitual. Cuando tocamos su frente notamos que tiene temperatura. Antes de sacar el botiquín y darle algún medicamento esperemos y tomemos las medidas más acertadas. Si tenemos a mano el teléfono del pediatra podemos llamarlo si la fiebre y el desgano sigue durante horas. No es bueno medicar a nuestros hijos de manera indiscriminada y sin consultar al médico previamente. Antes de pensar en alguna enfermedades importante saber si nuestro niño tienen al día todas sus vacunas. Si visitamos al pediatra regularmente lo más normal es que sí. Las enfermedades más comunes de la primera infancia son las eruptivas como la varicela. También es común que los niños tengan resfriados, infecciones de oídos, diarreas o broncoespasmos. Los cuidados como evitar el frío y los cambios bruscos de temperatura son de gran ayuda. También es positivo que los niños se alimenten bien y lleven una vida saludable. Los buenos hábitos alimenticios ayudan a criar niños sanos. Para que estés más tranquila, si consultas a tu médico puedes pedirle que te muestre el calendario de vacunación establecidos por el Ministerio de Salud y la OPS y la OMS que indican qué vacunas le corresponden a nuestros hijos según su edad y el país donde vivimos. Nunca dejes que el cuadro evolucione por muchas horas. Los niños pueden empeorar en horas así como mejoran de manera sumamente rápida. Sin embargo para que se recupere es indispensable que atiendas la situación a tiempo y manteniendo la calma.