Los antojos en el embarazo, ¿cuan normales son?

Comparte con tus familiares y amigas

La mayoría de mujeres en estado de embarazo presentan antojos y esto es comprobado, al menos más del 80% de las mujeres embarazadas desean comer algo distinto o algo específico durante la gestación y esos antojos a veces no son parte de la alimentación que la embarazada posee, solamente imagínense el antojo de comer sardinas acompañadas de algún tipo de chocolate.

Muchas de las mamás terminan hostigadas de cierto tipo de antojo a tal grado de no querer ni verlo luego del embarazo, otras afirman haber tenido antojos de algo que jamás habían probado o escuchado hablar al respecto.

Lo anterior solamente nos envuelve en una duda ¿De dónde surgen los antojos en el embarazo? Una pregunta a lo cual se cree que el factor importante serían las hormonas, debido a los cambios que se presentan en estas al momento de la gestación, estos cambios pueden influir en el gusto y el sentido olfativo de la mujer, durante la menopausia suele suceder algo parecido.

No todos los doctores piensan que los antojos son a causa de un cambio hormonal, hay quienes piensan que es curioso que todas las embarazadas tengan los mismos síntomas y los antojos varíen. Otros doctores en la rama de nutrición o médicos en general apoyan la teoría en la cual los antojos tienen algo que ver con la falta de valor nutricional en la mujer embarazada y que los antojos surgen para poder subsanar una mala nutrición.

Se cree que la falta de una vitamina en específico provoca la sensación de desear un tipo de alimento, que los antojos desaparecen en cuanto se supla la necesidad nutricional. La creencia de la conexión entre la nutrición y los antojos se refuta al plantearse que si las mujeres consumieran lo que su cuerpo necesita para nutrirse de una forma correcta no comerían chocolate; más bien algún tipo de vegetal.

En resumen los antojos son normales en la etapa de gestación, lo que no es normal es consumir todo aquello que se antoje pues no solamente afectaría a la salud de la madre, sino a la del bebé en un futuro. Existen los antojos saludables y los que no lo son, para los últimos es necesario buscar alternativas y así evitar una dieta dañina para la salud de ambos. El consumo de un antojo equilibra a la madre, pero un consumo moderado es lo que se recomienda.

Si se desea evitar los antojos sería recomendable el hacer los tiempos de comida requeridos, hacer un poco de ejercicio y consumir alimentos saludables para evitar un sobrepeso en madre e hijo, pero lo que no debe faltar es apoyo emocional, debido a que muchas veces la necesidad de comida es un síntoma de necesidad de afecto.