Los beneficios de la lactancia

Comparte con tus familiares y amigas

Algunos de las preguntas más comunes que se le puede presentar aun madre primeriza son las relacionadas con el tamaño del pecho o con la forma de los pezones. En cuanto al tamaño del pecho aclarar que porque el pecho sea pequeño no quiere decir que tenga o fabrique menos leche, tendrá suficiente para saciar al bebé. Por otro lado tener los pezones planos o invertidos tampoco tiene porque ser un problema ya que el pezón sufre cambios durante el embarazo y el bebe no solo se agarra a  el, sino a parte del pecho. Otra falsa creencia que me ha llamado mucho la atención es que si la madre bebe mucha leche aumenta la producción de leche materna. Muchas madres piensan que si al acabar la toma el niño llora quiere decir que tiene más hambre. El niño puede llorar por cualquier cosa, no porque tenga hambre. Si llora le puedes ofrecer el pecho otra vez, no tienes que darle biberón.  Otras madres relacionan la vuelta de la menstruación con el fin de la lactancia y no tiene nada que ver, mientras que el bebé siga tomando el pecho este va a seguir fabricando leche. También se piensa que si el niño no coge peso rápidamente no está comiendo suficiente, no olvidéis que cada persona tiene un patrón de crecimiento diferente, porque un bebe este gordo no quiere decir que esté sano, no es necesario sobrealimentar a los niños.

Por otra parte tenemos que La lactancia exclusiva sería hasta los seis meses y, a partir de ahí, se irían introduciendo otros alimentos. Existen diferentes pautas a la hora de dar el pecho al bebé. Hay personas que lo dan cada tres horas, aunque estudios han demostrado que la mejor forma de alimentar al bebé es cuando lo pida, es decir, a demanda. Además el cuerpo de la mujer crea la leche necesaria para que el niño se sacie, por lo que si el bebé deja de mamar significa que ya ha comido suficiente no que la leche se haya acabado. Cuando se produzca el destete será más fácil que se adapte a los diferentes tipos de comida,

No todos son beneficios para el niño, también la madre sale ganando con la lactancia. Puede mejorar el pezón plano, ayuda a disminuir el tamaño del útero después del parto gracias a la liberación de oxitocina. Cuando damos el pecho a nuestro bebé quemamos alrededor de 500 calorías al día.

Dar el pecho necesita un poco de dedicación al principio pero es cuestión del tiempo tener éxito ya que el niño sabe qué tiene que hacer. Si tenéis problemas consultar con un profesional que os pueda aconsejar y no os deis por vencidas.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.