Los beneficios de las actividades fuera de la escuela en los niños

Comparte con tus familiares y amigas

Con actividades extra escolares no nos referimos a que tus hijos ya hicieron la tarea y pueden salir a jugar el resto del día, tampoco a que ejecuten alguna obligación determinada del hogar. Desafortunadamente la avalancha de la tecnología con la cual ya no podemos vivir ha afectado directamente en las actividades de los niños, fomentando en ellos si tú como madre lo permites el sedentarismo, la falta de atención, de comunicación, de convivencia familiar y en el caso de los amigos, ya no se visitan en sus casas, ahora se comunican por Whattsap o Facebook. Con esta situación están desperdiciando además de un tiempo precioso, la posibilidad que tienen de aprender muchas cosas nuevas y productivas que les beneficiará en su futuro, ya sea inmediato o de su vida adulta. Y si nosotras como mamás caemos en el mismo error que ellos, de estar enajenadas con algún aparato electrónico, desgraciadamente todo será un reflejo. Por lo tanto no debemos permitir que esto pase. Los niños son extraordinarios aprendices, de lo bueno y de lo malo, así que debemos sacar provecho de su capacidad para que ejecuten alguna actividad extra escolar que les de algún beneficio, aprovechar que retienen todo en su mente, y lo que aprendan desde pequeños difícilmente lo olvidarán. El primer paso es sugerirle a tu hijo alguna actividad, qué puede atraerle, qué puede gustarle, algunas opciones pueden ser las siguientes: 1.- Algún deporte. Esta es la más socorrida de las actividades extra escolares. Es sumamente benéfica ya que se mantienen activos haciendo ejercicio, conviven con otros niños de su edad, agiliza su mente y comen mejor. Hay tantos deportes que pueden hacer ya sea sólo como hobby o bien, adentrados en alguna liga infantil. Futbol soccer, futbol americano, beisbol, o natación son los más comunes. Dependiendo del gusto del niño, también puede practicar en la bicicleta, voleibol, basquetbol, karate o algo de gimnasia. No hay que olvidar que los mejores atletas que conocemos actualmente se han formado desde pequeños. 2.- Aprender otro idioma. Desafortunadamente lo que nos enseñan en la clase de inglés de la escuela no es suficiente. Por lo tanto no está de más el inscribir a nuestro hijo para que aprenda algún idioma de manera más seria. El inglés es el idioma universal para aprender por excelencia, pero si se desea algún otro idioma se puede estudiar también. Hay múltiples opciones: francés, italiano, alemán, portugués, etc. Sin duda el hecho de que domine a la perfección otro idioma le retribuirá a tu hijo como no logras imaginarte, preferentemente el inglés. 3.- Alguna otra manualidad. Con esto se pueden englobar más actividades, puede ser aprender a tocar algún instrumento como la guitarra, la batería, el piano; o bien alguna clase de dibujo, pintura o cerámica. De esta manera observamos que podemos tener a nuestro hijo ocupado, quemando energía y calorías en actividades positivas que traerán grandes beneficios. Tendrá su horario bien distribuido entre la escuela, la tarea escolar, la tarea doméstica, la actividad extra escolar y entonces sí, la diversión con algún aparato electrónico. Es necesario que haya un acuerdo para llevar al pequeño y recogerlo de regreso a casa de la actividad. Es un esfuerzo, un pequeño sacrificio en tiempo y dinero que en verdad vale la pena, ya que ayudará a un mejor desarrollo de tu pequeño y con ello a una mejor educación.