Los celos durante el embarazo

Comparte con tus familiares y amigas

Tema escabroso. Tema poco platicado. Tema que se acrecenta de forma muy marcada durante el periodo de embarazo.

El tema de los celos durante el embarazo es muy común que se oculte o disimule.  Tema que en ocasiones se disfraza como desequilibrio emocional común durante el periodo de gestación. Es un punto que a pocas personas les gusta aceptar y la mayoría de las ocasiones es negado por ambos padres. Veamos algunos sencillos ejemplos sobre lo que estamos hablando:

  • Es común que el hombre llegue a sentir celos del bebé que viene en camino. Y esto puede causarle un gran problema interno, porque no lo cuenta libremente para no dañar a su mujer. El papá llega a pensar que la mamá quiere más al niño que a él. Que todas las atenciones son para el bebé en camino y que el pasa a tener un papel muy relegado en las atenciones y cuidados por parte de la mujer, pero el no quiere aceptar la posibilidad de tener celos de un bebé que aún no nace y se cuestiona así mismo sobre la posibilidad de tener celos a un bebé, de su propio hijo que viene en camino.
  • Por el otro lado, algunas mujeres se sienten menos guapas o atractivas y piensan que su pareja ya no las quiere, que no las acepta así, con ese cuerpo y ese volumen que ahora tienen y comienzan a celar al esposo por su propia inseguridad y la forma en que se ven a ellas mismas. Si no existe una buena comunicación entre la pareja de seguro se generarán algunos pleitos por ese asunto, sin que la mujer llegue a aceptar que está celosa por las ideas que ella misma ha generado en su mente y que está celosa por lo que ella imagina que puede llegar a pasar.
  • El tercer ingrediente de los celos durante el embarazo es la existencia de otros hijos, es decir, si ya tienes hijos, es muy posible que algunos de ellos sienta celos del pequeño que viene en camino. De ese niño que le va a quitar su lugar, sus cosas, la atención y el cariño de sus papás. Es muy normal que los hijos menores o si es un hijo único, cambien su comportamiento por la futura llegada de un hermanito y entren en una etapa de berrinche o mal comportamiento, mientras el proceso de aceptación por la llegada del nuevo miembro a la familia, se lleva a cabo en su cerebro.
  • Muchas de las parejas actuales, están llegando a un segundo matrimonio con hijos de sus otras parejas y la llegada de un hijo que sí sea descendiente de ambos padres, puede llegar a causar una cantidad de celos enormes en los hijos que esa pareja haya tenido con su pareja anterior. Los niños pueden empezar a preguntarse o a cuestionar a los papás sobre a quién van a querer más, si a ellos o al nuevo bebé. O a expresar sentimientos de rechazo al nuevo bebé