Los hijos durante el proceso de divorcio

Comparte con tus familiares y amigas

Existe una realidad que no podemos negar, de un tiempo a la fecha, la cantidad de divorcios está aumentando, cada vez es mayor el número de parejas que se están separando. Estas separaciones, que como en todo, a veces son necesarias a veces no, están criando a una nueva generación de niños que se ven sometidos a demasiado estrés a edades muy tempranas.

Cuando los padres llegan al punto de tener que seguir sus caminos por separado, es importante saber como tratar el tema con los hijos.

Saber como comunicarles a los hijos una decisión de adultos, es un punto clave para lograr que el paso por este evento tan fuerte para todos los integrantes de la familia, lo puedan procesar de una forma menos violenta y comprometedora para su equilibrio emocional.

Los expertos recomiendan que nunca se ponga “en medio” a los hijos”, los problemas de adultos, son de adultos. Los hijos no tienen porque saber de los insultos, las ofensas o los malos entendidos que existan. Las cosas de la pareja, la pareja las tiene que resolver. Y que cuando los papás ya estén separados, evitar utilizar a los hijos como escudo, como motivo para pelear o estarles hablando continuamente mal de su padre o de su madre, según sea el caso.

Si queremos que los hijos aprendan a relacionarse sanamente y crear lazos afectivos fuertes y sanos, se tiene que empezar por lo que ven en casa. Debemos de respetar a la pareja o ex pareja, frente a los hijos. ¡Porque es su papá, porque es su mamá! A si de simple. Solo por el hecho de ser el ser que le dio vida, merece mantener sana la imagen de ambos. Si no hacemos esto, seremos nosotros mismos los causantes del exceso de estrés que pasen nuestros hijos. Estaremos cultivando en sus corazones resentimientos, enseñándoles como se crean las relaciones nocivas y de forma simultánea estaremos afectando nuestro entorno personal, el entorno de la pareja y el entorno de los hijos. Recuerda que el odio se enseña, recuerda que aprender a amar se enseña.

Una de las recomendaciones a las que mas le ponen énfasis los especialistas en estos temas, es que no hagan decidir a los niños asuntos que no les corresponden. Preguntarles con quien se quieren ir a vivir, con quien quieren pasar las fiestas, o a cual de los dos quieren mas. No se debe de hacer. Los niños pequeños no están para tomar estas decisiones. No los pongan en un predicamento. No les dejen la carga completa de las decisiones. Ni los usen como carne de cañón para ver a quien prefirieren. Como adultos, lleguen a un acuerdo. Entre ambos pónganse de acuerdo en las fechas y en los tiempos, expongan sus razones de por que quieren pasar ese tiempo con ellos, respeten la decisión tomada entre los dos y solo comuniquen sus decisiones a los hijos, es lo mas sano.

Distribuir adecuadamente los tiempos que pasaran con uno o con otro progenitor, da un poco de orden y estructura a la nueva situación que los niños tendrán que enfrentarse. Eliminan presiones innecesarias y los ayuda a entender que siguen siendo queridos, que ambos los quieren y desean estar con ellos. Al paso de los niños siempre se agradece que los padres no hayan dejado toda la responsabilidad de las decisiones en sus hijos.


Tenga en cuenta: Tu Maternidad y los materiales y la información que contiene no están destinados a, y no constituyen, asesoramiento o diagnóstico médico u otro tipo de salud y no deben utilizarse como tales. Siempre debe consultar con un médico calificado o profesional de la salud acerca de sus circunstancias específicas.