Los mensajes del bebe

Comparte con tus familiares y amigas

Los gestos faciales están relacionados con la experiencia emocional, pero también sirven para comunicarse con los demás. Por ello, existen patrones comunes en la expresión facial de diferentes bebés, además de manifestaciones propias debidas a diferencias personales, sexo, edad, temperamento y experiencias cotidianas (como por ejemplo la reacción que tengan los padres ante las expresiones de los bebés). Las dos formas más características que tiene el bebé para expresar las diversas experiencias afectivas y comunicar diferentes necesidades o demandas son reír y llorar. Ambas son manifestaciones de estados de bienestar o malestar, respectivamente. Son la respuesta a las emociones de tono placentero positivo ante situaciones agradables y la respuesta a las emociones de tono placentero negativo ante situaciones peligrosas o desagradables. Cuando el bebé ríe o llora provoca una reacción inmediata y general por parte de los padres o educadores y los bebés aprenden a manejarlas para conseguir comunicar sus emociones o transmitir sus necesidades o demandas. La risa la utiliza el bebé como una forma de manejar la interacción en el proceso de comunicación con los padres o educadores .El llanto es una de las manifestaciones más comunes de las emociones que puede estar relacionado con experiencias emocionales cualitativamente diferentes, principalmente miedo, enfado y dolor. También se utiliza por parte del bebé para llamar la atención o como forma de exigir respuestas inmediatas de los demás. En el llanto en el bebé, la intensidad de la emoción suele estar relacionada con la apertura de la boca, mientras que la cualidad suele estar relacionada con la actividad de la zona ocular. No obstante, el reconocimiento de las emociones o demandas a partir de las expresiones faciales no es infalible. Es preciso atender a las condiciones en las que se presentan gestos y llanto para identificar más correctamente tanto las emociones como las necesidades del bebé. A pesar de que el llanto es un lenguaje universal como método de comunicación, los niños y niñas comienzan a captar elementos de lo que será su primer lenguaje mucho antes de poder empezar a balbucearlo, incluso desde el útero. Los fetos humanos son capaces de memorizar sonidos del mundo exterior en el último trimestre de la gestación, con una sensibilidad especial al perfil melódico tanto de la música como del lenguaje .Los recién nacidos perciben el contenido emocional de los mensajes transmitidos por medio de la entonación y prefieren la voz de su madre.